Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Terrorismo y guerra de clases

Desde la moralidad liberal, argüirán que si nosotros, los obreros, podemos asociarnos, ¿por qué se lo impedimos a ellos? Y nosotros responderemos, con serenidad y ánimo que lo hagan, pero que no se precipiten ni cambien la moralidad. Cuando existan enfrentamientos entre ambos bandos (proletarios y burgueses) en la forma que sea, por ejemplo, de sindicato contra la patronal, no hagan mella de sus herramientas propagandísticas. Con ello estáis asumiendo vuestro rol de clase dominante y la existencia de un conflicto, que puede llamarse guerra de clases. Pero, entiéndannos, es una guerra asimétrica: vosotros tenéis todo, desde las armas hasta a los soldados, y nosotros, los desheredados, nada. Cuando, fruto de esa guerra asimétrica cometamos lo que habitualmente vuestros estados (las democracias burguesas occidentales) han denominado delito, no es tal. Es fruto de una guerra desenfrenada, y como bien se conoce, toda guerra marca estados de excepción, que suele traducirse en ausencia de estado. Y cuando el estado se ausenta, entonces no hay ley que valga, juez que juzgue ni a quién someterse; pero ustedes seguirán llamando a lo suyo guerra y a lo nuestro terrorismo, sin embargo, ¿bajo qué sofisma han montado su moralidad?

Cuando ustedes emplean sus armas, o mejor dicho, usan vidas ajenas con necesidades potenciales de salario y subsistencia, para defender sus intereses (policía, ejército, seguridad privada…), lo hacen bajo la ley, sin cuestionarse ni tan siquiera que pueda ser justa o no. Y, bajo un mismo prisma, podemos distinguir una óptica un tanto desviada en cuanto a vuestro criterio y la realidad. Por ello, un mismo hecho (una bomba), cuando es enviada por un estado, o estados, o incluso por mercenarios que actúan en nombre de un estado, ustedes han decidido llamar, a ese acto, un acto de guerra (abanderado del patriotismo unas veces, otras del capital…), aun cuando no ha contado con el aval ni con la aprobación de la población. Sin embargo, ese mismo hecho, si es realizado por un grupo de clases más bajas, sencillamente se limitan a intentar defender los derechos con que vinieron al mundo, y tan pronto como vinieron, se los arrebatasteis, lo llamáis terrorismo. Entonces, ¿hace el motivo de clase, o es el terror, como tanto decís, el que algo sea denominado terrorismo?

Jorge (@CosacoLiber)

http://www.elcosaco.org/

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar