Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

La comodidad: un sofocador de la revolución

La comodidad en los individuxs, que las industrias han trabajado tanto en producir, y que, lo que busca es "facilitarnos la vida" nos hace cada día seres más insensibles. Cada vez perdemos más la percepción de nuestro entorno. No tomamos conciencia del uso de energía que se nesecita para una acción. Cómo ver televisión, cambiar un canal, prender un ventilador, aire acondicionado, etc. Dónde todas estas acciones llevan un gasto de energía de trasfondo, que a nosotrxs, en ese momento no nos cuesta nada. Pero otra persona ya lo ha hecho por ti, o un conjunto de personas ya trabajó por ese producto para que vos tengas esas comodidades. Por que cuando usamos ese producto no pensamos en las personas que lo fabricaron, menos si se usaron animales como materia prima. Ahí es cuando perdemos la percepción del entorno. Nos fabrican un mundo de comodidades donde cada vez más nos alejamos de nuestro alrededor, de la naturaleza. Esa idea de que a tu esfuerzo lo haga otro sin importar como se hizo, es la que nos aleja de nuestros instintos más animales. "No lo hagas vos", "no muevas un dedo", "deja que otras personas lo hagan por vos", "nosotros tomamos decisiones por vos para que vos no pierdas tus comodidades". Nos aterroriza la idea de que tengamos que reclamar nuestros propios derechos. No hagamos nada si los hace otro, o ya lo hicieron en el pasado. 

Cómo podemos estallar una revolución si no sentimos empatía? La televisión muestras casos como la violación y/o muerte a una menor de 15 años y después pasan a la brevedad a la separación de una estrella televisiva o a los resultados del fútbol. Haciéndonos olvidar de la nena te pasan a otro tema sin escrúpulos. También te muestra un niño llorando por hambre, en ese momento nos sensibilizamos, pero no te sensibila más que verlo y vivirlo en carne propia.  Ahí donde se pierde la sensibilización. Destruyen la empatía.

Pongamos un ejemplo de dos personas que trabajan en el mismo lugar y viven la misma distancia desde sus hogares y hasta su trabajo. La persona A se transporta en su automóvil hasta su trabajo. La persona B se transporta en su bicicleta hasta su trabajo. La persona A tiene la comodidad de no sentir el estado del clima en el ambiente, por que si hace frío prende la calefacción, si hace calor prende el aire acondicionado, y si llueve no lo moja, tampoco el viento lo afecta. La persona B siente todos los estados del clima ambiental; siente el frió, el calor, la lluvia y el viento. La persona A sufre el estado de pavimentación de los baches en las calles pero no tanto como la persona B que lo tiene que ir esquivando por que si no se pega un trompezón. La persona A no siente el esfuerzo que conlleva transportarse, en cambio, la persona B si lo siente; siente el cansancio, la agitación, la transpiración. A lo que voy es que el sujeto que no tiene tantas comodidades, es mas conciente de lo que pasa en su entorno. Dopan a los trabajadores con comodidades para que no sientan empatía con los que no pueden acceder a esas comodidades y no veamos la destrucción de la naturaleza que hacen. La razón es obviar el trabajo que hace otro y no sentir empatía por que para el movimento de un automovil se necesitó mucha mano de obra que no la vez. La intención es destruir la empatia. 

Cuáles el precio de esas comodidades? El precio son nuestras vidas y nuestra libertad pagamos esos lujos con horas de nuestras vidas que es, ni nada menos que, el trabajo.

No alcanzo con un mundo de comodidades fabricados que han creado a un mundo virtual donde nada existe pero si tiene mucho valor para las personas, que entra solamente por dos sentidos; la vista y la audición. En ese mundo virtual donde todo es exageradamente más fácil, la información está al alcance de un click, las personas se relacionan con la comodidad de no salir, de no sentir, y nuestros sentimientos son chupados por el ordenador, hasta nos enseña y nos juzga como vivir, todo esto en un corto lazo de tiempo. Cómo que cada vez más nos acercamos a la matrix; donde las personas estaban conectadxs por cable y vivían en un mundo de imaginación producida por los ordenadores. Dónde que te sirve ir a un recital, o ir a buscar un libro en una biblioteca, o encontrarte con amigos o familiares, o salir a reclamar tus derechos a la calle, si los tenés todo a tu alcance a través de una pantalla. Lo único que te preocupe es trabajar para conseguir esos lujos.

La conciencia del esfuerzo y el sufrimiento de lxs demas son impulsadores de la revolución. La revolución la hacen lxs que están cansados de las injusticias.

Jony

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar