Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

"De aquellos barros, esta memoria" Comunicado nº3 de Pensamiento Libertario Anónimo

Comunicado Nª 3 Pensamiento Libertario Anónimo 

18 JULIO 2018

"DE AQUELLOS BARROS, ESTA MEMORIA"

Recordar la historia de lo que pasó en España con el fascismo es recordar un preámbulo de lo que después le sucedió al mundo. 

De aquellos barros, éstos lodos.

Los hechos reales del pasado, hasta ahora constatados; nos hablan de la existencia de al menos 2300 fosas comunes y 188 campos de concentración en el Estado Español donde sabemos que muchos de ellos, hombres, mujeres, niños y niñas vivían sin ideas políticas o religiosas. Otro hecho real es que el gobierno parlamentario y la monarquía española ha mirado siempre hacia otro lado. 

Persistimos en mantener vivo el recuerdo de aquellos hechos que irremediablemente nos empujan a  luchar. A veces parece historia de algo que no fue pero en todo el mundo se reconoce el "no pasarán"… Una parte de la historia podrida cuenta que fuimos reaccionarios, y cualquier historia decente contaría que un  país expulsó mediante votación a un rey. Fue así. Podría ser un argumento emocionante de cualquier producción cinematográfica. Sin embargo la película cuenta que fueron reaccionarios y radicales porque sus ojos podían ver que la libertad estaba en juego.

De aquellos barros, éstos lodos.

La incertidumbre por el detrimento de la calidad de vida por la que tantos murieron nos contamina. Nadie lo hubiera imaginado teniendo en cuenta que en el 36 recién teníamos firmado un convenio para albañiles de 36 horas semanales o que de hubiesen construido más escuelas que nunca. Ahora la música suena bastante diferente. El marco impuesto por los Estados Unidos de Europa, la deuda constante, los exilios laborales, del régimen parlamentario, del abuso de las corporaciones privadas y entidades públicas, de los incesantes casos de corrupción sin consecuencias, la privatización de todo recurso valioso para un pueblo, del agotamiento de dichos recursos, la colonización económica, la imposición de un sistema mercantil totalitario, etc. Es imprescindible recordar nuestra historia a los que no ven con claridad los verdaderos motivos históricos, sociales y culturales de la problemática actual que castiga a nuestro pueblo y a otros tantos. E, igual que debemos recordar a los que permanecen  sin nombre, debemos recordar por lo que perecieron. Porque fuimos capaces, antes del golpe de estado, de decidir lo que no queríamos. Hasta que, después de 40 años de dictadura, nos dijeron que debíamos creer y agradecer al hijo de un rey que expulsamos. Hay que recuperar la República pero más aún hay que recuperar la Revolución Social.

De aquellos barros, éstos lodos.

Hay que recordar que la reacción y represión ejercidas por las bestias reaccionarias no solo fue una cuestión ideológica; si no que también impusieron violentamente un frenazo a la reforma del orden jerárquico económico dominante. Hablamos de verdugos que, movidos por ideas supersticiosas; ejecutaron a sangre fría a miles de personas tras una guerra cruel y que sirvió para acallar toda alternativa a la explotación y a la injusticia económica. Los fascistas siempre han servido al lucro del negocio por encima de toda vida. Y a día de hoy empresas como acciona, ohl o dragados (engordadas durante el franquismo) mantienen vivo el recuerdo de como la fuerza bruta sirve para someter bajo un orden económico-social dominante todo el potencial de todo tipo de mano de obra sea del color que sea.

Cierto es que hoy día el uso de fusiles, granadas y descargas de aviación los han cambiado para someternos a la deuda, los desahucios, los suicidios, las coherciones en la libertad de expresión y la criminalización de la acción directa. Usen el instrumento que usen para someter a los pueblos, la idea de los señores que poseen la tierra y lo que en ella habita es la misma. "Los intereses propios valen mas que cualquier vida". Solo una conciencia colectiva, que anule la competición constante en la que vivimos; puede frenar esos planes de subyugación y las fosas y los campos de concentración del Estado Español nos recuerdan hasta donde son capaces de llegar. Por eso seguimos honrando a éstos muertos. Para recordar que la vida no se negocia, que la vida vale vida.   

Salgamos del lodo del pasado, para resistir a las posibles reacciones futuras y lograr que el lema "no pasarán" deje de evocar a miles de muertos en fosas comunes y se convierta en una verdad venerable de nuestra historia por la que muchos y muchas españoles y personas extranjeras dieron sus vidas para defender el interés común. Solo así podrá quitársele la máscara a los conspiradores que traicionaron a su propia gente, pues en las fosas no solo hay "rojos".

La memoria es fundamental para ésta humanidad que más pronto que tarde se levantará del lodo para caminar erguida y orgullosa en busca de un mundo mejor. Decían las que vivieron la utopía: "Sabíamos que existía un mundo que no era nuestro, puesto que era el que detenía a nuestros padres, el que nos dejaba sin trabajo, que era el mundo capitalista, de una burguesía, sabíamos que existía puesto que eramos victimas de ello".

Vivamos la utopía de nuevo. Por la revolución social.
¡Gloria a los caídos y larga vida en nuestro recuerdo a los valientes!

Pensamiento Libertario Anónimo
Dos Hermanas

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar