Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Jornadas] Un mar de posibilidades en el desierto de hormigón. Territorio, ciudad e insurrección

Programa

Viernes 14.

La Emboscada C/Azucenas, 67

18H. Charla: La ciudada como instrumento de dominación.

Sábado 15. 

Local Anarquista Motín C/Matilde Hernández 47

18H Presentación y experiencias de la Comunidad de okupas de Koukaki, Atenas

20H Charla: Okupación y conflicto social.

22H Cenador

Domingo 16

La Emboscada. C/Azucenas 67

18H Presentación y experiencias del proyecto Rigger 94, Berlín.

20H Mesa redonda: proyectualidad y propuestas de lucha en la ciudad, con distintos proyectos de Madrid

22H Cenador

Presentación

El territorio es el lugar donde el poder despliega sus mecanismos y, con ello, el conflicto.

El Estado necesita un territorio en el que desarrollar y hacer efectivo su dominio. En él, los grupos sociales se disputan el poder, la realidad. Incluso, la construcción política del Estado-nación necesita de un territorio determinado que funcione como marco: hablamos así de un territorio nacional defendido por fronteras, muros, alambradas, policías, militares, campos de internamiento y checkpoints.

En un nivel más concreto, fuera de las asquerosas escalas nacionales nos encontramos con que el territorio es el tablero sobre el cual planteamos las normas del juego. El poder necesita ocupar el territorio para asegurar la hegemonía de su realidad, el funcionamiento de sus normas. La disputa dentro del territorio por el espacio, el cuestionamiento de los dictámenes de la autoridad en un marco dado, es la base misma del conflicto con el Poder.

Nuestro objetivo aquí es analizar el territorio en el que nos encontramos y cómo el poder se despliega sobre nosotras a través del mismo. El espacio nos condiciona. La manera de habitar el territorio puede resignificarlo, alterar las normas que lo dominan y generar espacios de autodeterminación y libertad para las personas que los viven. Sin embargo, las ciudades han sido organizadas y cada vez más, se transforman y construyen en base a unos intereses completamente ajenos a los nuestros. Es necesario analizar los procesos históricos de transformaciones de las ciudades, entendiendo que estas son centros de acumulación de poder y capital. La revolución urbana que construye un mundo lleno de gigantescas e insalubres metrópolis no es un plan de futuro, es una realidad. El capitalismo efectúa así diversas transformaciones a nivel urbano, impulsado por una lógica mercantilista y funcionalista según intereses creados. La gentrificación o la turistificación son solo algunos de estos procesos, donde lo que se trata de evolucionar las fórmulas de explotación y dominio sobre lxs explotadxs. El constante traslado forzado y la expulsión al que estos cambios nos someten son una expresión más de esa disputa por el territorio.

Lejos de percibir una reforma democrática de la ciudad, como propone el izquierdismo –otras fórmulas de gestión de la miseria- entendemos que la tensión permanente con el poder es la única vía, que se manifiesta en las luchas como la okupación o la oposición y traba a los planes de reordenación urbana desde la acción directa y la autonomía.

La dominación atraviesa nuestras vidas bajo la forma del hormigón armado y los circuitos de datos. Un territorio creado para el control no puede dar lugar a espacios de libertad. Nuestro análisis solo puede apuntar, entonces, hacia la destrucción de las ciudades y la forma de vida que albergan. Nuestra praxis; el conflicto social. Si la ciudad es nuestra cárcel, nuestra manera de vivirla ha de ser el amotinamiento.

Queremos analizar el territorio para entender cómo este nos domina, comprender su funcionamiento y encontrar sus vulnerabilidades. Entendemos esta como la manera de tomar capacidad para sobreponernos a esta dominación, haciendo nuestras elecciones. La ciudad determina cómo nos relacionamos, cómo nos movemos, incluso cómo luchamos y en definitiva, vivimos. Entender estos mecanismos nos ayuda a decidir más allá de esta imposición. Por otro lado, la ciudad es un hervidero de conflicto social. En él, el sistema amontona a la mayor parte de la población y también concentra los centros neurálgicos de sus infraestructuras. Proponemos mirar a nuestro alrededor para encontrar las oportunidades que la ciudad nos presenta para atacar y plantear conflictos. Apostamos por una proyectualidad anárquica en la lucha desde la ciudad, contra la ciudad.

Organizamos este encuentro con el objetivo de generar un discurso frente a la ciudad y los conflictos que nos plantea desde una óptica anarquista. Nos interesa preguntarnos si acaso hemos elegido conscientemente este medio que es la ciudad como lugar en el que desarrollar nuestra vida y lucha. Qué conflictos nos plantea, qué posibilidades abre y cómo afecta a nuestras relaciones y proyectos. Buscamos generar este espacio para poder compartir análisis a través de nuestras distintas experiencias. ¿Qué entendemos por lucha en/desde los barrios? ¿Corremos el riesgo de generar nuevas políticas identitarias hacia un nuevo patriotismo barrionalista? ¿Qué pasa con el interclasismo entorno a la figura del “vecino”, buscamos delegar en un nuevo sujeto revolucionario como hace el obrerismo? ¿Cómo sorteamos los discuros ciudadanistas y su consiguiente recuperación de los conflictos que surgen en los barrios? ¿Cómo analizamos los cambios urbanísticos, gentrificación, la problemática de la vivienda y diversos conflictos que la ciudad nos plantea? ¿Cómo podemos potenciar una conflictividad en los barrios a través de estas problemáticas? ¿Cómo puede generar conflicto nuestra manera de ocupar el territorio en las ciudades, cómo se materializa nuestra presencia en ellas? ¿Cómo se materializa la ocupación del territorio por parte del Estado y cómo podemos ganar terreno frente a su dominio? ¿A través de qué objetivos planteamos nuestra lucha y con qué proyección, en este sentido? ¿En qué medida nuestras dinámicas se ven afectadas por el espacio en el que vivimos y luchamos? ¿Es posible cambiar esto? Estas son algunas de las cuestiones que queremos abordar en las jornadas. Por un lado, invitando a proyectos anarquistas de la ciudad para exponer su análisis y experiencias en torno al tema; por otro, trayendo a compañerxs de diferentes latitudes para aportar sus experiencias, que son muy diversas, para aprender de otros contextos.

Creemos que se acercan momentos en los que se pueden acentuar determinados conflictos en torno a este inhábitat que llamamos ciudad, por lo que es importante profundizar en un discurso propio al respecto, para decidir tomar parte en diferentes luchas, o tal vez intentar emprenderlas.

Os invitamos a venir y participar en este encuentro, para el cuál contaremos con espacio de alojamiento para facilitar a lxs compañerxs de otras ciudades que puedan hacerlo. Tendrán lugar en Madrid, en el fin de semana del 14, 15 y 16 de junio.

Para contactar con nosotras, escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar