Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

La Privatización de la Sanidad Pública, el negocio perfecto. A un paciente del Hospital Privado de Manises se le intenta echar del hospital

Los centros sanitarios privados integrados en la red pública son un negocio seguro y rentable, ya que tienen la demanda asegurada y controlada (los pacientes son atendidos con cargo a fondos públicos), las Administraciones Públicas pagan las facturas sin rechistar y cobran aparte toda la actividad que no esté dentro del contrato.

Hay dos modelos de gestión privada de la asistencia sanitaria: Hospitales PPP (Pago Per Cápita, se les asigna una zona y por cada persona asignada a ese hospital cobra una cantidad fija al año, si atiende pacientes de otras zonas se le pagan aparte) y los Hospitales PFI (una empresa privada construye un hospital y se le paga una canon cada año por la utilización del hospital y los servicios no sanitarios, cualquier cosa que no entre dentro del contrato hay que pagarla separadamente).

En los dos casos l@s enferm@s dejan de ser pacientes y se convierten en mercancía con la que hacer negocio. Y el objetivo de esos hospitales es obtener beneficios económicos.

La pasada semana hemos visto un hecho lamentable: en el Hospital de Privado de Manises (hospital PPP de la Conselleria de Sanitat Universal i Salud Públida de la Generalitat Valenciana) ingresa un paciente con una patología compleja que hace prever que su estancia será larga, por lo que decidieron darle de alta. En términos económicos un paciente que va a ocupar una cama hospitalaria durante un tiempo prolongado deja de ser rentable, porque no la pueden ocupar otros pacientes (se produce menos beneficio, se vende menos).

Como el paciente pesa mucho y no disponen de una camilla para llevarle a su casa en una ambulancia, deciden hacerlo en una cama hospitalaria dentro de un camión de mudanzas; tanto el alta como su traslado se hace con la negativa de la familia ante su delicado estado de salud.

Como no pueden acceder a su domicilio, intentan "descargarle" en un polideportivo y al final lo hacen en un centro de salud, en donde su estado de salud empeoró y lo volvieron a ingresar en el Hospital de Privado de Manises.

Este trato tan inhumano y vejatorio es producto de la mercantilización de los Servicios Públicos, en que los pacientes pasan a ser "mercancía" y en función de su rentabilidad son tratados.

Los responsables políticos de lo sucedido son tanto los que en su día decidieron que en Manises se construyera un hospital privado (Partido Popular de la Comunidad Valenciana), como el actual gobierno de "izquierda" de la Generalitat Valenciana (PSPV-PSOE, Compromís y Podemos) que a día de hoy mantiene la privatización que ejecutó el PP en éste y otros centros. Hay que recordar que los partidos integrantes del tripartito de izquierdas” firmaron el Acuerdo del Botánico en junio de 2015, que dice entre otras cosas:

- " Priorizar en el gasto del gobierno el sistema público de sanidad....".

- " Recuperación del sistema sanitario público. Auditoría de los concesiones administrativas sanitarias y estudio de las vías adecuadas que permitirían la reversión completa".

Unas muy buenas intenciones que se han concretado en que, a día de hoy, solo el Hospital de Alzira ha dejado de ser privado porque finalizó el contrato, no porque haya sido rescatado. Mientras, el gobierno valenciano informa de que ha abierto una negociación con los propietarios del hospital PPP de Denia (DKV 65%, Ribera Salud 35%). El resto de hospitales de modelo PPP continúan en manos privadas, y en contra de lo firmado en el Pacto de Botánico; parece que se esperará a la “finalización de los contratos en vigor siempre que no haya una circunstancia especial": Elche-Crevillente 2025, Manises 2024, y Torrevieja2021. Ver siguiente artículo.

Lo ocurrido en el Hospital Privado de Manises es la constatación de que estos centros privados no tienen como objetivo principal el garantizar una adecuada asistencia sanitaria, sino garantizar el reparto de dividendos entre sus accionistas.

Los firmantes del Acuerdo del Botánico tienen en su mano que casos como el sucedido esta semana no se vuelvan a repetir, rescatando sin dilación los 4 hospitales que aún continúan en manos privadas.

PARA QUE NUESTRA SALUD DEJE DE SER SU NEGOCIO.

POR LA DEROGACIÓN DEL LA LEY 15/97.

LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO.

Comunicado completo.

Enlace CAS Madrid.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar