Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Crónica de la concentración solidaria con Nais contra a Impunidade en los juzgados de A Coruña (6 de junio)

El pasado lunes 6 de junio tuvo lugar a las puertas de los juzgados de A Coruña una concentración de solidaridad con las compañeras de Nais contra a Impunidade, colectivo de madres y familiares de personas que murieron estando bajo custodia debido a los abusos y negligencias de policías y carceleros, o que sufren todavía en vida los malos tratos y las torturas cuyos autores gozan de la más vergonzosa de las impunidades. En esta ocasión, la causa de la solidaridad tenía que ver con el caso de Diego Viña, un joven que fue hallado muerto en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad de Arteixo, A Coruña, al día siguiente de su detención (completamente ilegal y sin sentido pero auspiciada por el bastardo de su padre, un ex-guardia civil alcóholico con el que Diego presuntamente habría discutido y que mintió para que su hijo acabase encerrado) en una tragedia llena de misteriosas irregularidades y contradicciones de la que Guardia Civil, jueces y policía nacional no quieren dar detalles, ocultándolo todo y criminalizando a cualquiera que se atreva a remover el pasado para no permitir que el silencio y el olvido sean las lápidas que entierren a las personas asesinadas con total impunidad por los guardianes de la Democracia. Para más información del caso de Diego y de la represión que vino después, recomiendo la lectura en este mismo blog de esta otra noticia al respecto.

A la madre de Diego Viña, así como a otrxs familiares y a otras personas solidarias, formando un total de 15 imputadxs, se les pide ahora, tras un largo recorrido de denuncias falsas, multas y causas archivadas, una pena-multa cuyo cómputo total entre todas las personas acusadas asciende a más de 50.000 euros, por un delito de injurias contra la Guardia Civil que se produjo cuando un año más, en 2010 solidarixs y familiares de Diego Viña realizaron un escrache a los agentes de este cuerpo represor armado cuando abandonaban la iglesia acompañados de sus familias, tras la misa de su patrona, gritando que la Guardia Civil tortura y asesina y que en esta Democracia se tortura como en la dictadura, verdades éstas que por lo visto ofendieron a los “venerables” defensores de la Ley, el Orden y la Patria, cuyo honor y dignidad, por gracia de Dios, resultan intocables.

Durante la concentración, a la que acudieron alrededor de un centenar de personas solidarias llegadas desde distintos puntos de Galicia y hasta de otras ciudades lejanas de distintos puntos del Estado español, además de repartir panfletos y desplegar varias pancartas, volvieron a gritarse las mismas consignas, demostrando que su represión no nos intimida y que no vamos a dejar de plantear las preguntas incómodas que tanto temen contestar, ni de gritar las verdades que tanto les duelen, esas que hablan de cuerpos de mercenarios torturando a sueldo en calabozos y celdas oscuras como los casos de Diego Viña, de Noelia Cotelo, de Unai Romano, de Beatriz Etxebarría o de tantas y tantos otrxs cuyos casos no salieron a la luz pero que también sufrieron palizas, vejaciones, abusos sexuales y demás, o asesinando en fronteras y calles como el caso de lxs migrantes que murieron a manos de la Guardia Civil en Melilla cuando intentaban alcanzar la orilla a nado en febrero de 2014 o como el caso de Juan Andrés Benítez, vecino de Barcelona asesinado de una paliza por los Mossos d’ Esquadra en plena calle, y que manchan su ya de por sí sucio orgullo recordando esos nombres y esas historias que tanto se esfuerzan por esconder.

El juicio finalmente se pospuso hasta el 2 de noviembre debido a un presunto error de notificación por el cual una persona no habría sido citada a tiempo.

Tras la concentración, en el Ateneo Libertario Xosé Tarrío se produjo una agradable jornada de confraternización, amistad y solidaridad degustando la paella vegana que varixs compañerxs prepararon.

Por supuesto, el aplazamiento del juicio no cambia nada. En noviembre volveremos a estar ahí porque para nosotrxs no hay nada más vil y cobarde que tocar a las madres y a lxs familiares de las personas que esos mismos cuerpos han asesinado, maltratado y humillado, intentando silenciarlas y sembrando el miedo con multas y amenazas. Porque no es sólo Diego, son Xosé, David, Miguel, Antonio… Las listas de lxs presxs muertxs no se publican en Forbes pero tienen nombres y apellidos y nos aseguraremos de que no los olvidéis. Que como dijeron lxs compañerxs de Nais contra a Impunidade, este juicio sirva para poner nosotrxs en tela de juicio la supuesta impecabilidad de los asesinos a sueldo del Estado.

Porque queremos saber cómo murió Diego, porque queremos sacar a la luz todos vuestros abusos y que el miedo no vuelva a vencernos, y porque sólo compartiendo el llanto y la rabia y encontrándonos para dar la cara juntxs asumiendo todas las consecuencias podemos hablar realmente de solidaridad, apoyo mutuo y rebeldía.

Lo volvemos a repetir… ¡La Guardia Civil tortura y asesina!

Vídeo-crónica de la concentración a cargo de Galiza ContraInfo:

Fuente: La Rebelión de las Palabras

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios