Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Lo que no voy a decir (SubVerso + Portavoz)

Letra:

No voy a repetir una vez más en este tema

Las causas más antiguas que originan el problema

No voy a mencionar que hace casi dos siglos atrás

Chile firmó un papel legal que estableció la paz y la frontera

 

Será que ya me parece obvio

Pero no voy a indicar que aquí nadie puede robar lo que le es propio

No voy a insistir que fueron nuestras estas tierras

Desde antes que existiera su nación y su bandera

 

Peras no voy a pedirle al olmo

Por eso yo no voy a dirigirme a los que hoy levantan polvo

Todo lo que dije hasta ahora callaré

Y en silencio guardaré todo lo que toque fondo

 

Son dos décadas desde que desperté

Muchos dicen que muchos de mi se parecen a Ud.

No le voy a recordar que hubo masacres

Tampoco inculpar a sus abuelos porque mi pueblo pasó hambre

 

Sangre no vengo a mostrarle

Yo no pretendo convencerlo de portarse un poco más amable

Lo intentamos antes, ya durante mucho tiempo

Pero yo no vengo a reclamarle ningún Parlamento

 

Siento que todo argumento queda corto

Ante siglo y medio de violento y sistemático despojo

No hablaré de genocidio

Tampoco del zoológico que allá en Paris esclavizó a los “indios”

 

No le contaré mi sueño, donde mis hijos

Estrecharon la mano del que mataron en un crucifijo

Y que al bajarlo pa’ que no sufriera más,

Él dijo: “¡Inche Kilapán, Amulepe Taiñ Weichan!”

(CORO)

Cuando la palabra ha sido traicionada

Es tiempo de callar y escuchar en silencio

Sólo obedezco la verdad que me regalan

El río, el viento, y todos mis ancestros

Cuando el atropello marca mi destino

Asumo mi camino ya que no queda otro modo

Y con el compromiso de este paso decidido

Lo que no voy a decir ya lo dice todo

 

No voy a defender mi integridad ni mi inocencia

Ud. ya decidió que soy culpable mucho antes de mi audiencia

No vengo a mostrar evidencia

Tampoco a aclarar que hablar mi propia lengua no es señal de ninguna demencia

 

Me juzgan por la prensa, y no es sorpresa

Que apenas me apresan pesan sobre mí las más pesa’as sentencias

Pese a esta realidad, no voy a reiterar

Que en territorio ancestral su tribunal no tiene competencia

 

No explicaré mi resistencia

Y no diré quién fue que echó a correr el ciclo de violencia

Yo estoy acá si Ud. quisiera conversar

Pero no vine a suplicar migajas de sobrevivencia

 

Llévese su paz de motosierra

Y quédese con su antifaz de honestidad y tu arsenal de guerra

Cierre sus ojos ante la historia:

Mi ruca en llamas, mi tío quema’o, graba’os en mi memoria

 

No lloraré por mis reclamos ignora’os

Cuando el Esta’o se hizo a un la’o

Por ese homicidio, no hubo juicio ni hubo condena’os

Porque llamarse Luchsinger no es lo mismo que llamarse Coñonao

 

No le contaré de los temores acumula’os

De helicópteros, balines, amenazas y sueños frustra’os

Y aunque en mi piuke los llevo graba’os

Hoy no pronunciaré los nombres de mis peñi asesina’os

(CORO)

 

El Estado de Chile me reprime, me sigue la pista

Y está a la vista ya que su propia naturaleza es racista

Yo no soy terrorista

Me tienen odio sólo porque yo me opongo a vivir de un modo capitalista

 

Porque no creo que los ríos son nuestros “recursos”

Sino que seres vivos que deben seguir su curso

Porque no saco de la tierra sin pedir

Y siempre trato de retribuirle todo lo que uso

 

Por eso es que yo asusto al empresariado

Porque mi Dios no es el dinero y no obedezco a su mercado

Me ofenden cuando dejo descansar la tierra

No ven que en este gesto muestro respeto y no flojera

 

Las grandes forestales no lo entienden

No les importa destruirlo todo por los troncos que ellos venden

No ven que la vida es un ciclo

Que el daño que ellos siembran hoy, mañana lo cosecharán sus propios hijos

 

Lo mismo pasa con el trato entre personas

La comunidad se apoya y to’a la zona es una sola voz

Lo que le afecta a uno, afecta a los demás del lof

Por eso es los defiendo aunque los pacos digan “mátenlos”

 

Los niños viven el presente

Y su futuro crece con su conocimiento de su ambiente

Y esto es parte de un kimun profundo

Donde ayudar a los demás es siempre lo más natural del mundo

 

Donde la palabra tiene valor y peso

Porque no se compra ni con millones de pesos

¿Por decir todo esto y no ponerme un precio,

Quieren meterme preso?  ¡Háganlo ya, yo estoy confeso!

(CORO)

Devuelvan la tierra…

Rayen Kvyeh:

Cuando nosotros luchamos por cuidar los bosques,

por cuidar los ríos, por cuidar la Madre Tierra,

es la lucha de Uds., y es la lucha nuestra…

 

Es la lucha de todo hombre, de toda mujer,

de todo niño que tenga un espíritu, un espíritu libre,

y un espíritu amante con los seres vivos de la naturaleza…

Tags: músicaletracanciónsubVersoPortavoz
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios