Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

El Proceso Revolucionario de Cambio de Sistema - La Revolución Posible

El Proceso Revolucionario es la secuencia de eventos que nos llevan a un momento revolucionario, que si es exitoso producen una Revolución. Para que se produzca la revolución y no un mero cambio de régimen es necesario que se proponga un nuevo sistema, y que funcione.

Tipos de Cambio de Régimen

El sistema actual se mantiene estable por una serie de mecanismos de coerción, represión y recompensas de entre individuos, de uno a uno estableciéndose una jerarquía cada vez más polarizada basada en la posesión, y la acumulación de riqueza como objetivo social. Los individuos, aunque no lo compartan lo aceptan como inevitable, para eso están las armas y el miedo. Reproducen los valores del amo y si no lo hacen se les castiga.

El cambio de régimen es el cambio de dirección en el gobierno de un sistema. El Sistema es la forma de hacer las cosas, y atiende a la política, economía y sociedad. Es definitivamente un cambio conceptual profundo.

Golpes de Estado - Son cambios de Regímenes, de gestores, de jefaturas, no cambios de estructuras, de Sistemas. Los líderes militares y políticos se enfocan en el cambio de gobierno y purgas de Estado para eliminar rivales y emplazar aliados en los cargos destinadas a mantener los mecanismos de control social y arrogarse el poder; y con él el dinero y privilegios. Tal es el punto de desafección a la política actual que los cambios antidemocráticos se siguen sin que la población se vea como parte perjudicada, caso de Brasil [1]. Solo cuando comienzan con políticas impopulares el pueblo reacciona.

El proceso de Cambio de Sistema propuesto por distintos autores [2] es un proceso más largo, intervienen multitud de actores y factores [3]. Al cambiar el sistema cambian las reglas del juego, y con ellas la forma de pensar, la ideología. Los cerebros se tienen que acostumbrar a la nueva situación. Para ello debe haber una confrontación entre las ideas prestablecidas y las nuevas ideas. Si esta confrontación no se produce antes de la crisis del sistema regente es posible que el nuevo sistema sea tan inestable que no se pueda establecer. Parte de las quejas de los revolucionarios bolcheviques durante la revolución era que los campesinos no entendían el nuevo sistema y seguían operando con la viejas reglas.

Transformación social es la acumulación de pequeños cambios en las organizaciones, instituciones e individuos que componen una población. Lucha de Clases.

La subversión es un proceso de oposición a la ideología imperante. Para el poder establecido cualquier idea distinta a lo existente, en cualquier dirección supone subversión. La autosubversión que lleva el Estado y lo poderes capitalistas en su propia contra por medio de la marginalización de millones de personas es una forma de crear las condiciones necesarias para un cambio. Es nuestro billete a la apertura de un proceso revolucionario [4].

Revolución es un cambio total y repentino del Sistema.

No podemos competir en materiales, tampoco violentamente sin cuestionar nuestros principios. Así que tenemos desarrollar otro tipo de estrategias.

Proceso del Cambio de Sistema

La oportunidad se crea. Lenin

El mecanismo de Cambio de Sistema no es anarquista, es derivado de la lógica de los procesos sociales. Lo que si que es anarquistas es el Método de cambio elegido: la Revolución Social, una forma de organización masiva, popular y horizontal. En concreto emplearemos la Estrategia de los Tres Frentes [5] [6], que desarrollaremos en sucesivos artículos.
 
1 Crisis del sistema imperante
2 Auge del Contrapoder
3 Instalación del nuevo sistema
 
El Cambio de Régimen: Desmoralización social> Desestabilización> Crisis> Normalización

4- La Normalización es el periodo de plena funcionalidad y desarrollo de las actividades del Estado y la sociedad, del sistema regente. Mientras que la normalidad promovida por las élites durante la Guerra Fría fue la del "Estados del Bienestar", tras la caída de la URSS ya no fue necesaria como estrategia.

1 - La sociedad capitalista postindustrial vive una fase de desmoralización constante. Tiene que ver con las expectativas personales y necesidades insatisfechas. El sistema funciona, pero no provee plenamente. Comienza a cuestionarse y empiezan a surgir las alternativas. 

2 - La sociedad desmoralizada tiende a desestabilización, en que sus servicios, empresas e instituciones dejan de funcionar. Lo cual es abrir una puerta a los cambios de régimen. Pero este es el reflejo de un gobierno que no cumple con las expectativas, un problema interno. Son las puertas de los cambios de Sistema, y con ellos nuestra oportunidad.

3 - La Crisis es un momento de perdida de poder que impide la operatividad y el ejercicio del poder por el régimen. Surge después de un periodo de deterioro. Puede ser producido internamente por sus propias dinámicas y problemas o inducidas. Son una oportunidad de cambio de régimen y de sistema.

Proceso Revolucionario del Individuo

En los sistemas fascistas o monárquicos basta con que la marioneta de turno llegue al poder y se haga con la jefatura del estado para desde ahí cambiarlo, por ejemplo disolviendo poderes al instaurar cortes marciales en vez de civiles o cambiar el régimen de propiedad de los medios de producción. Esta tarea puede realizarla un relativamente pequeño cuerpo del ejército.

Pero en la revolución social requiere ser  voluntaria y por lo tanto masiva. Sin sujeto que desee el cambio, sin grupos que lo realicen, sin sociedad que lo acepte, no hay revolución. Si se necesita construir una mayoría. Independientemente de la sociedad a la que enfoquemos el cambio:
1 -  primero tiene que llegar el mensaje,
2 -  después debe ser aceptado, asimilado y
3 -  el individuo debe obrar en consecuencia.

Individuo: Mensaje> Asimilación> Participación> Realización

El Proceso de Asimilación de nuevas ideas es tal vez el proceso individual más importante, ya que primero se debe dar una confrontación entre las ideas preestablecidas y las nuevas ideas que a veces llega a ser doloroso o rechazado. Empieza con la negación, por medio del debate y el estudio, a veces el humor y la burla. Le sigue la ira al reconocer la disonancia entre las dos ideas en múltiples circunstancias. Llega la tristeza o desesperanza y reinterpretación situaciones conforme a las nuevas ideas. Finalmente se acepta la nueva idea. En este proceso no solo entra en juego las capacidades propagandísticas y sofísticas del emisor, también las pedagógicas. Tenemos en la Propaganda por los Hechos y la Asamblea unas potentes herramientas.

Este cambio de ideología afecta a la voluntad, y se evidencia en un cambio de actitud, de no cooperación con el sistema establecido y de operación con su grupo. El esfuerzo debe ser entonces masivo, lo cual implica que llevará más tiempo conviviendo con el sistema y más esfuerzos en competir con otras alternativas menos masivas. Esto solo lo puede hacer una organización con visión estratégica, con personas capaces de interpretar los acontecimientos y de saber transmitirlos de forma que se llegue a un consenso.

Proceso Revolucionario del Grupo

El objetivo revolucionario de los grupos, no importa su color, es crear un doble poder que suplante el poder fáctico en el Cambio Revolucionario. Este "doble poder" o "poder Dual" Leninista es mejor entendido en el anarquismo como "Contrapoder". Cuando se acerca este momento el conjunto de grupos en liza crean un doble poder, generalmente triple, cuadruple o más, en competencia o alianza con otros grupos ideológicos, hasta que vencen al régimen establecido.

Llegar al punto de Doble Sistema el grupo se consigue mediante dos formas: crecimiento y alianzas, y se cristaliza cuando el grupo es capaz de tomar decisiones y cumplir su objetivos.

Crecimiento - En afiliados y en número. Esta tarea es atemporal y permanente. Sin crecimiento no hay Revolución. Las prácticas anarquistas pasan por ser masivas y por lo tanto pueden no estar preparadas para el momento revolucionario propiciado. En tal caso no nos quedará otro remedio que pactar y aliarnos [5].

Adaptación - Las prácticas del grupo deben cambiar según su tamaño y la situación.

Alianzas - Las Alianzas son fundamentales en el proceso revolucionario. Es un arte que nos ha traído muchos disgustos. ¿Cuántas veces nos ha tocado escoger el aliado menos malo? Cuando el régimen se debilita y se acerca a un punto de ruptura es olfateado por distintos grupos. Algunos autodenominados revolucionarios simplemente desearán un cambio de régimen. Otros desearán un cambio a otro sistema. Otros simplemente querrán dinero. En muchas prácticas una vanguardia o un ejército relativamente pequeño puede hacerse con el control del territorio. Al no renunciar a la violencia ni a la coerción son capaces de actuar con extrema efectividad. Si no se juegan bien las cartas no habrá servido de nada el esfuerzo de deponer a una caterva de tiranos para aguantar a otros con cara amable. ¿No suena a Guerra Civil Española?

Grupo: funcionalidad> crecimiento y alianzas> contrapoder> cambio de sistema> normalización

¿Puede un grupo pequeño no puede tomar el poder y reclamarse anarquista? ¿Podría darse un golpe de estado anarquista? No tenemos respuesta. Podemos entender que un grupo sea capaz de cambiar el régimen de propiedad y de producción por la fuerza.

Proceso Revolucionario de la Sociedad

La sociedad sufre tanto el régimen de dominio como el proceso revolucionario. Hablamos de término de estababilidad. No hablamos de periodos concretos, sino de hechos concretos. Su naturaleza es la normalidad, mientras el gobierno sea fuerte, mantenga sus sistemas represivos y logre satisfacer las necesidades de la mayoría de sus miembros podrá seguir adelante con sus planes y proyectos. Como sabemos el Capitalismo es una bomba de relojería que azota a la sociedad por medio de crisis constantes y sustrayendo.

Sociedad: Desmoralización Social> Desestabilización> Crisis> Normalización

1 - Una sociedad coartada, reprimida y con necesidades es fácil que este Desmoralizada. Los valores imperantes se ponen en duda, la propaganda deja de tener su efecto. Comienza la organización de base y la agitación popular en forma de incremento de manifestaciones. Las estructuras y el funcionamiento de la sociedad no se ven entorpecidas más que por su propio desarrollo.

2 - En tal caso solo hay que dar un empujón para que se Desestabilice, que las personas pierdan el miedo y el poder vigente se desestabilice. Comienzan a dejar de ofrecerse servicios, aumentan los precios y las necesidades, hay un cambio de valores intrínseco. Disminuye el beneficio empresarial y el retorno fiscal. Un efecto muy importante es que se cortan los lazos más débiles del sistema clientelista Estado-Empresa. Una sociedad desestabilizada es el caldo de cultivo del cambio.

En la medida que el poder juega sus cartas puede volver a recuperar su estabilidad, a costa de pérdida de poder o dinero, lo cual la sociedad percibe como ganancia de derechos, servicios o poder adquisitivo. El estado puede seguir funcionando adaptándose a la Nueva Normalidad, que es la situación de desmoralización, como vemos en Europa, o como estado fallido, hecho que sucede en las zonas de conflicto.

Lo que vimos en 2008 durante la Gran Recesión fue una crisis económica que en términos de estabilidad hizo que la sociedad occidental pasase de la normalidad a la desestabilización en a penas 2 años, focalizada en el paro, impuestos y desahucios. Esto llevó a la pérdida de espacio político de las formaciones políticas principales, una pérdida de poder que les llevó a luchas internas, luchas externas, pérdida de impunidad y muchas a su disolución. 

3 - Es la Crisis! Crisis de estabilidad. El Estado pierde el control de por lo menos una infrastructura crítica. El momento álgido llega cuando el sistema deja de funcionar, no paga sus servicios, no cumple con su programas. Política, económica o social. La policía ha fallado, es el momento de intervención de las FSE. En concreto el ejército intentará recuperar su control. Si la situación se mantiene todo se desmorona; será el momento en que se vea llegar la ayuda internacional y los nuevos amos. Veremos tanques. Si en el momento de crisis la comunidad dispone de estructuras paralelas y populares y logra suplantar y desplazar al poder regente el cambio de régimen podrá devenir en Cambio de Sistema, si no habrá que empezar de nuevo el proceso partiendo de la Nueva Normalidad.

Esta fue la situación vivida en Egipto en 2011. El ejército tomó el control y no lo soltó. Esta es ahora la nueva normalidad.

4 - Normalidad. En la medida que se recupere el suministro y disminuyan las necesidades volverá la calma. Se produce el proceso contrario. El nuevo Sistema es inestable al intentar apaciguar las aspiraciones de reconquista de los partidarios del viejo régimen. Si se han roto suficientes redes, establecido un sistema sólido, creado un clima de entusiasmo entorno al nuevo sistema, creado alianzas fuertes y apaciguado la injerencia externa es posible que la transición sea rápida.

Rivales - Crisis y Guerra de Cuarta Generación

 
La lucha ha cambiado. Este no es el SXX. La guerra de cuarta generación se basa en la guerra asimétrica entre una población desarmada e impotente ante un ejército abrumadoramente fuerte. La desestabilización social es comparable a un estado de ocupación bélica.

- Si a un ejército, nacional o extranjero, bien organizado y pertrechado, se le opone resistencia destruirán el territorio, asesinarán a la población, nos llevarán a todos a campos de concentración y saquearán lo que quede. No hay resistencia posible, si vienen arrasando es mejor huir sin duda. Perseguirán a las milicias, bombardearán ciudades enteras por alcanzar un solo objetivo. La normalización se asentará en cenizas. Esto es lo que vimos en Yugoslavia o ahora en muchas regiones de África. También en Asturias en 1934.

- Si a un ejército superior se le permite el paso y se le permite que se asienten en falso impondrán sus normas, comenzarán a tejer sus redes clientelares y continuarán los abusos. Volveremos a la situación de desestabilización, es decir, habremos cambiado de amo pero no de sistema, teniendo que volver a iniciar el proceso. Pero por lo menos estaremos vivos! Esta fue la situación vivida durante la Guerra de Irak en que el ejército prácticamente se desintegró y se armó al Partido Baaz, plantando la semilla de la insurgencia. Ahora se ve en áreas ocupadas de Siria 2012  [7], en que el ejército mercenarios se mezclan con la población siendo imposible distinguirlos. A su vez los propios ejércitos imperialistas desisten de introducir sus tropas, prefiriendo controlar la situación por medio del apoyo de aliados sobre el terreno, que a su vez viven integrados en él [8]. Un caso clásico de infiltración que demuestra que los imperios son proclives a esta estrategia son los Cascos Blancos [9].

Del lado revolucionario no es necesario, posible, ni deseable utilizar la violencia para conseguir las metas, sino simplemente aunar fuerzas y cumplir objetivos. Ante un doble poder el Estado solo entiende dos posibilidades políticas:
- la represión,
- ceder a las peticiones, lo cual es perder poder.
Esta represión, unida a la impunidad y la situación de necesidad, es lo que mueve a una población a no colaborar y transformar a un estado en ingobernable. Es el propio estado el que se autolesiona y finalmente se da la puntilla con actos horrendos [10] que acaban por restarle el poder popular.

¿Cómo se comportaría la oposición libertaria en situación de ocupación? 

Eso es lo más increíble, no hay que variar la estrategia general - crecer, adaptarse y aliarse conforme a Los Tres Frentes-, sino los métodos concretos [11]. Nosotros ya sufrimos una ocupación por una élite infame que atenta cada día contra nuestros derecho. La meta del ejército, mafia o la policía en la fase de desestabilización es localizar y neutralizar a los líderes opositores, incautar materiales y romper las redes solidarias. Como vemos, la estrategia anarquista carece de líderes, no requiere de grandes materiales ni equipos y es parte integrante de la sociedad sin posibilidad de disociación, de modo que atacar a las redes solidarias es atacar a sus propias empresas e instituciones! Los lugares más peligrosos serían los lugares de encuentro y espacios liberados. Como se ha mencionado, si la nueva situación de ocupación no lograse suplir las necesidades no pasaría de ser el mismo sistema Desestabilizado con distintos dirigentes, como sucede en Libia 2011 [12].

Tareas del Momento Revolucionario

El Momento Revolucionario se identifica con el momento en que el sistema establecido entra en crisis ejecutiva y sus órdenes no son obedecidas. Pero no es suficiente, ya que solo lo convertiría en un sistema fallido en el que se crearían nuevas redes clientelares basadas en el abuso de poder. Si queremos una revolución el contrapoder debe instalar el nuevo sistema, si no solo se producirá un cambio de régimen. Es el momento en que se produce la instalación del nuevo sistema. Este cambio de régimen sin cambio de sistema es lo que hemos visto una y otra vez prácticamente desde el S.XIX.

En los Golpes de Estado los grupos tienen que adaptarse a las situaciones del momento. Si intentan suplantar el poder sin una base social serán incapaces. Si intentan interferír sin movilizarse se encontrarán con resistencias incluso dentro del propio pueblo:

Movilización y propaganda:
Lenta transformación. La guerra de clases. Es la estrategia a llevar en un entorno normalizado en ql que funcionan las instituciones. La presión del Estado y sus agentes es efectiva. Se aguantan los golpes y se generas campañas de concienciación dirigidas a crecer y recabar alianzas. Es posible que una vez desarticulados los mecanismos básicos de alienamiento una sociedad siga deseando mantener el régimen.

Interferencia:
Es el proceso de destrucción de las redes clientelares que sostienen el poder regente. Cuando los grupos revolucionarios son capaces de interferir con el desarrollo institucional de modo que se frena, se para o se revierte la actuación de un medio de producción, empresa o institución. Se tiene que derogar leyes, retirar cargos, deshacer contratos y programas, y en definitiva asumir una serie de reivindicaciones. Sería el caso de las remunicipalizaciones. Puede ser realizada por la iniciativa social.

Competencia:
Es la competencia con un medio de producción, empresa o institución. Los grupos revolucionarios son capaces de asumir ciertas funciones, bien sea por nueva creación de servicios, expropiación o simple incapacidad del estado. Llevaría a la ingobernabilidad por parte del gobierno. Un ejemplo serían las cooperativas.

Sustitución:
Es la toma de control o destrucción de un medio de producción, empresa o institución de modo que ya no existe competencia. Comienza con la infiltración y la creación de una mayoría. Sería el caso de las Expropiaciones.

Un ejemplo visible hoy en día lo tenemos en las autonomías mexicanas [13], comunidades vejadas y maltratadas que al no aguantar más la presión toman del poder político sin que medie la fuerza. Ni si quiera el ejército, puede impedirlo. Lo que subyace siempre es una organización popular previa capaz y decidida a hacerse con el control.

En términos de Estado la fase final tendría por objeto forzar la renuncia y exilio del presidente, el control de las instituciones, el control de los medios de producción y la defensa de la Revolución.

Normalización:
Dicen que lo difícil de llegar a un lugar es mantenerse. Consiste en la protección de la Revolución y el Ejercicio del nuevo sistema, en este caso la Federación Libre, en forma que se satisfagan las necesidades y deseos de la sociedad. La forma que tome esta o estas dependerá de los acuerdos tomados y las alianzas forjadas.

Si comparamos los grados de desarrollo de nuestro proceso interno con el externo tendremos una idea aproximada del punto revolucionario en el que nos encontramos.

Desmoralización social> Desestabilización> Crisis> Normalización
Movilización> interferencia> Competencia+ Sustitución> Normalización

Todo pasa por el Grupo como motor del cambio

 

Salud! PHkl/tctca
Publicado 11.5.2015, última edición 13.5.2017
_______

 

En la misma serie:

 
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios