Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Libro de poesía] Jardín de acracia

El que se dispone a hacer el prólogo de una obra, esta obligado a decir la verdad sobre el tema que trata. Eso es precisamente lo que me propongo hacer en este prólogo que abre la puerta por donde el querido lector habrá de pasar al parnaso, al que pertenece Solano Palacio.

Los versos que escribe Solano en este libro que edita, en colaboración con el poeta yanqui. Astru Astur, son, como todos los suyos, poseedores de una chispa de sabiduría y de sinceridad, cuando no de genio. No hay duda de que el talento campea sereno y fecundo al través de toda la obra de este inspirado compañero. Así también en Jardín de Acracia, escrito en dos partes, la primera de él y la segunda del mencionado poeta norteamericano, inspirado en las luchas sociales.

Si la generalidad de los llamados productores y el público lector de sus pamplinas, no lo ha reconocido todavía, ello se debe solo y exclusivamente a que la mayoría de los lectores viven del engaño y la mentita propagada en los medio ambientes que soportamos.

Los sabihondos que manejas la llamada cultura, lectores bíblicos y palaciegos, no es posible que conozcan las obras de Solano Palacio, más conocido en los países extranjeros que en su propio país; España. Como prueba de ello tenemos el valor de sus obras sociales y novelescas. Una de ellas, Entre dos Fascismos, editada primeramente en París y después en Chile, además de otras ediciones, en el año de 1949, desde Chengtu Sze, china, el compañero Lu Chien Bo, le escribió pidiéndole autorización para traducir al chino esta obra famosa.

Por eso es que impone una vez más dejar bien aclarada esta cuestión del talento de Solano Palacio, combatido permanentemente por muchos de los que se creen príncipes de las letras internacionales, protegidos por los partidos políticos o sectas religiosas.

En esto hemos de decir también, para ser sinceros, que son muchos los compatriotas suyos que con mayor tesón han pretendido apagar este faro del arte, revelado tanto en sus acciones como en sus trabajos literarios, que alumbra el corazón de los seres humanos desde hace cuarenta años, y al que odian con un rencor ancestral, porque nunca se quiso someter a sus mandatos arbitrales e injustos. Tal es el odio que engendró en ellos la verdad, la valentía y el sentimiento de avanzada de la producción del autor que les estamos presentando.

Uno de los hechos que han demostrado la capacidad y el valor de Solano Palacio, fue la publicación de dos sonetos, en la revista Cenit de Toulouse (Francia), contra el tirano opresor y criminal que oprime a los españoles, protegido por el clero. El dictador comprendió que entre los diferentes ataques que al través de más de veinte años, los republicanos le había dirigido, nada le hicieron tanto daño como los sonetos titulados: Un criminal arrepentido. Su temor y su odio lo demostró Franco en el acto, ordenando en forma diplomática, abrir un juicio contra el autor y la revista que los publicara.

La poesía de Solano se parece en muchos casos a la de Bécquer, y además de superar al autor de las Ritmas, en profundidad y sabiduría, no pierde ello nada de la belleza de la poesía bequeriana. ¿Acaso no será suficiente para demostrar nuestras opiniones, realizar una concienzuda lectura de las poesías que van en el presente libro? Creemos que sí, y en esto, como en la mayoría de las cosas, el lector tiene la palabra.

Pero si esto fuera poco, para nosotros, la actividad, la obra y otros detalles de la biografía de Solano, nos dice mucho; pues tiene una cualidad ética que lo coloca muy por encima de muchos escritores, a quienes la sociedad, por sus prejuicios y errores da fama. El es distinto a ellos: sus escritos, tanto en prosa como en verso, tienen un sentido perfectamente humanitario, revelador de su lucha contra las injusticias sociales.

Además de las obras ya publicadas por este autor, conocemos muchas inéditas, de una producción extraordinaria, que algún día verán la luz para beneficio de la humanidad,

El es uno de los que a pesar de todo, no ha recibido ningún premio, ni alicientes por su esfuerzo; al contrario de esto, ha sido, al través de su vida, martirizado cruelmente. En Madrid, fue dejado por muerto por la policía de la República, que lo apaleó ferozmente, y como resultado de su obra enjundiosa y famosa: La tragedia del Norte, fue varias veces perseguido por los traidores al derecho humano, para matarlo.

No lo lograron por causas verdaderamente sorprendentes: Una vez, porque el Comité Regional de la FAI de Cataluña salió en su defensa de una manera honrosa e inolvidable; otra porque los esbirros comisionados para darle el “paseo”, mandados por los traidores incrustados en el seno de la CNT, para destruirla, se negaron a hacerlo, por estimar que era imposible que Solano fuese un traidor a la causa del antifascismo, según aseguraban los instigadores en su contra; en otra ocasión fue un comandante asturiano, paisano suyo, apellidado Rozas, de la Felguera, el cual había combatido a su lado en los frentes de Asturias, contra el franquismo, el que se presentó en un ministerio, durante la guerra, el año de 1938, para decirles dignidad:

- El día que por su causa a Solano le suceda algún daño, vendré con una compañía de mi batallón para vengarlo…

Para que seguir. Creemos que con lo dicho es bastante para hacer una presentación del autor de una parte de este libro, quien, unido a otro buen poeta Astru Astur, ofrecen sus producciones poéticas.

Para finalizar, los que gustan exclusivamente del arte por el arte, no sigan adelante y dejen el libro a un lado; porque solamente aquellos que buscan en el arte la expresión de una voluntad puesta al servicio de sus semejantes, leyendo Jardín de Acracia encontraran la satisfacción del deber cumplido, para actuar en consecuencia.

Cosme Paules

Descargar Libro [PDF]

Fuente: http://www.kclibertaria.comyr.com/

Tags: libropoesíaanarquismojardínacracia
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios