Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

La religión de La Izquierda

Algunas personas de izquierdas van a las manifestaciones o asambleas como los católicos a misa. “Porque hay que ir” y ya. Sin plantearse nada, sin cuestionarse nada, y mucho menos haciendo autocrítica. “¿Que los católicos van a misa los domingos? Pues yo soy de Izquierda y tengo que ir a la mani igualmente, porque toca”. Esto es así cuando son manifestaciones habituales, la mayoria, el 99,9% de ellas. Cuando son multitudinarias, o marcadas en el calendario por alguna cuestión histórica,…pues el “porque es lo que toca, sin pensar” se incrementa, pero además se le añade una actitud “carnavalesca”. Es decir, además del porqué hay que ir, pues voy para abajo a saludar a viejxs amigxs que solo veo en este tipo de eventos, hay un ambiente festivo, carnavalesco, incluso a veces música, batucadas, gente disfrazada, olor a canuto, litronas o latas de cerveza en mano,…darse una vueltita, ver a la gente, echarse algo, y para casa, a seguir con la habitualidad de la vida, hasta la próxima. Encima estos actos sirven de “lavadora de conciencias”, es decir, de limpiar conciencia y creer que se está haciendo algo. Pero, ¿que pasa con el objetivo que se busca, con la reivindicación, con el trasfondo, con lo realmente importante? Osea, tu en tu día a día puede ser la persona mas machista del mundo, en tu casa, con tu pareja, madre, familia, amigas o desconocidas, pero ¡cuidado! no me pierdo un 8 de marzo, y mi chapita feminista la llevo siempre conmigo. Y lo mismo con el resto de actos y discriminaciones, ya que al fin y al cabo, todas las discriminaciones, opresiones y autoridad son ramas indivisibles de un mismo arbol.

Como buenos religiosos, piensan que estos actos y liturgias semi religiosas, les limpia y redime de sus pecados, les deja la conciencia tranquila, y la sensación de que están haciendo todo lo que pueden, aunque luego, en su día a día sean parte del problema del que dicen combatir. Como esxs cristianxs que van a misa a rogar por lxs mas necesitadxs, pero a la misma vez son unos fachas conservadores que apoyan que todo siga igual o peor contra lxs mas discriminadxs. Dandole mas valor a la liturgia, o a la organización religiosa en sí, que al objetivo, a la idea.

Circos, folclorismos, actitudes entre carnavalescas y religiosas, limpieza de conciencias, y muy poca coherencia o interés real en el cambio. Porque para cambiar las cosas, hace tiempo que todos sabemos, no se hace solo en las manifestaciones cuando en tu día a día puede que seas parte del problema, pero eso mejor no lo planteamos, es mejor vivir sin pensar y dejarse arrastrar por la corriente del río, como los peces muertos, por muy de “izquierdas” que diga ser esa corriente y esos peces muertos. Y es que la izquierda se ha instaurdado ya no solo en un pensamiento unico incuestionable, sino que tambien, en un modelo organizativo y estrategia unica incuestionable y religiosa, aunque en algunos casos puedan parecer incluso diferentes, en el fondo no. ¿No se habran convertido en exactamente eso mismo que dicen combatir?

¿Cuando se han cambiado las cosas a través SOLO de manis o asambleas, por muy multitudinarias que estas digan ser? difererentes leyes que oprimen, ley mordaza, 15M (las siguientes elecciones después del 15M el número de participantes es similar al anterior, pero esta vez gana la extrema derecha del PP… ¡Ah, sí! y se crea un nuevo partido socialdemócrata, que dice nacer al calor del 15M, “Podemos”, que viene a apoyar a los de siempre, el PSOE. ¿donde quedo el “Que no nos representan”),…Y podríamos seguir y seguir. Que quede claro que remarque el “SOLO” , en lo de manifas y asambleas. Asamblea tras asamblea, tras asamblea, tras… hasta la derrota final. Y es que hay gente que es “asambleinomanos” y “manifestoimanos”, o en sus ansias de protagonismo quieren que lo vean en todo como si vivieran de las palmaditas en la espalda de los demás, o tienen la conciencia muy sucia de su dia a dia y necesita tanta redención, o simplemente se toman esto como un hobbie, como un entretenimiento de su tiempo libre. Hay quien le gusta el fútbol, hay quien le gustan los videojuegos, y hay quien le gusta estos entornos para pasar el rato. o simplemente son religiosxs de la izquierda. No se quieren dar cuenta que hay más lucha, que hay mas reivindicación y rebeldía, que hay más política y voluntad de cambio, en su lista de la compra, en lo que comen, donde botan la basura, como se comportan con el entorno en el que viven, el Medio Ambiente, su barrio o zona, cómo se relacionan con las personas que le rodean, familiares, vecinxs, compañerxs, parejas, amigxs, desconocidxs, en qué gastan su dinero, en que invierten su tiempo libre y el “no libre”, que leen, que escuchan, de que hablan, como son sus 24 horas, su cotidianidad,…que todas las manis y asambleas juntas a las que vayan, fuera, que dentro de su endogamica organización. Esto es lo básico, lo importante, lo principal. Lo del “folclorismo del  buen activista o religiosx de la izquierda” es algo secundario, si acaso, o no llega ni a eso. A lo que no esta mal acudir si te apetece, pero no es lo realmente importante ni mucho menos, no sirve para alcanzar los objetivos que se reclaman, y no pasa de ser un mero circo si no hay una actitud y practica rebelde, de verdad, sin miedo a perder los privilegios, en lo diario.

¿Pero hay realmente interés en cambiar algo, en ser parte de la solución, en hacer todo lo que este en nuestras manos, o simplemente nos gusta la fiesta y queremos tener la conciencia tranquila sin tocar ninguno de nuestros privilegios como esos religiosxs que entregan una misera parte de su dinero a alguna ONG caritativa?

Esta claro que lo más cómodo es seguir con nuestra vida, sin cambiar un apice de nuestras costumbres, comodidades y privilegios,… protestar y quejarnos en la barra del bar, de botellón o en nuestro pequeño círculo de super revolucionarios, esperando que en algún momento llegue, por arte de magia, o por golpe de asamblea o manifa, el dia D, así, como caido del cielo, aunque nosotrxs mismxs seamos parte del problema todo este tiempo (eso si, sin perdernos una manifa o una asamblea, como buen fiel religiosx). Esperar el cambio. Mientras alguien, quizás desde partidos políticos que falsamente dicen ser aliados pero que su verdadero labor consiste en que nada se salga de lo marcado, de lo organizado, de lo estrictamente controlado, nos marcan la agenda. Cuando no, en organizaciones igual de autoritarias, dogmaticas, verticales, que rinden culto al control igual que cualquier partido o secta. Esto es lo realmente cómodo y te hace tener la conciencia tranquila y pensar que estamos haciendo algo.

Pero, ¿y si realmente empezaramos hacer algo? Dejen de esperar que algún día estalle la revolución, de que llegue el redentor, de esperar no se sabe muy bien que como caido del cielo, y participen ya de manera directa, en ese cambio y conviértanse en un ejemplo en miniatura de lo que decimos querer. Porque la insurreción esta ahí. En lo diario. Como he dicho anteriormente lo realmente importante es lo que hacemos nosotrxs en nuestra vida. En la lista de la compra, en lo que comemos y lo que no, donde tiramos la basura, como nos comportamos con el entorno en el que vivimos, el Medio Ambiente, nuestro barrio o zona, como nos relacionamos con las personas que nos rodean, familiares, vecinxs, compañerxs, parejas, amigxs, desconocidxs, en que gastamos nuestro dinero, en que invertimos nuestro tiempo libre y el “no libre”, que leemos, que escuchamos, de que hablamos, como son nuestras 24 horas, nuestra cotidianidad, lo que hacemos cuando no necesitamos que este nadie mirándonos, buscando la palmadita en la espalda o la medallita del “militante del año”, si renunciamos o no a nuestros privilegios y relaciones de poder y autoridad en nuestra vida. Que ya no somos niñxs para necesitar este tipo de cosas.

¿De que nos vale una manifestación de miles de personas, igual que hay miles de personas yendo a carnavales, por ejemplo? Una manifestación de miles de machistas, u homofobos, o especistas, o xenófobos,… Que son responsables de primera mano de lo que esta sucediendo. ¿de que se quejan y porque?  Como decía la banda Justice Departament, “Acudid a manifestaciones en apoyo de los indefensos siempre y cuando estos no sean los que asesinais a diario. Vuestro viaje por la vida es a través de un sendero que siempre se aleja de lo que cuestiona vuestros habitos cotidianos, de vuestra cultura y costumbres (…) Una revolución en la que no quereis participar.” Y lo mismo pasa con asambleas y demás.  

¿Te has preguntado que es lo que haces cuando nadie te esta mirando? ¿Cuándo fue la última vez que te cuestionastes tus propios habitos, hiciste autocritica y luchaste contra tu enemigo interior?¿Te has parado a pensar que quizás no solo no eres un ejemplo en miniatura del cambio que dices querer, sino que además eres un ejemplo de lo que dices combatir? Supremacismo, egocentrismo, delirios de grandeza, postureo y falsedad, discriminación a lxs diferentes, insolidaridad, falta de empatía, apoyar y participar en abusos, en el genocidio contra los más inocentes, en violaciones, en esclavitud, abusos de poder, cosificación de cuerpos y personas, convertir la vida de otrxs en nuestra propiedad, no querer renunciar a nuestros privilegios, destrucción del Planeta, totalitarismo, dogmatismo,… Porque si que es cierto que viviendo en un Régimen machista, heteropatriarcal, especista y antropocentrista como el que domina el mundo y la humanidad, es cierto que nadie puede escapar al 100% de su dominio, pero una cosa es eso y hacer todo lo que esta en nuestras manos para enfrentarlo, y otra es ser parte del Régimen, del problema, gustosamente. Pero eso si, las manis y las asambleas no nos perdemos una, no vaya a ser que la vanguardia de las elites super revolucionarias nos vayan a quitar su bendición y el titulo de activista. Porque aquí lo que importa es eso, el circo, el postureo, el “The Walking Dead”, pero no posicionarse y actuar YA, AQUÍ Y AHORA contra lo que decimos combatir, y a favor de nuestros principios.

Porque es en eso, en nuestra vida diaria, donde podemos convertirnos cada unx de nosotrxs en una célula de inconformidad, resistencia y lucha, sin esperar por nada ni nadie.

…¿Y despues de la última mani que? ¿que toca hacer? ¿esperar a que los de arriba nos dicten cual es la próxima, mientras seguimos siendo parte directamente del problema?

¿Realmente todxs estamos en el mismo barco?

Las religiones siempre han sido una farsa. Un nido de hipocritas que quieren limpiar sus conciencias solo con liturgias y ceremonias, pero sin renunciar a sus privilegios ni hacer realmente nada. Se autongañan y engañan a lxs demás. Quieren controlarlo todo. Aunque realmente sean igual que sus demonios particulares.

https://elrebenke.wordpress.com/2017/09/12/la-religion-de-la-izquierda/

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.88 (4 Votes)

Comentarios (1)

  • Estoy de acuerdo con cuanto se expone en este artículo, pero el problema, a mi entender, es la falta de organización de la clase trabajadora. Ciertamente, es necesario "actuar YA, AQUÍ Y AHORA", pero es necesario hacerlo COLECTIVAMENTE, organizándose y fijando objetivos concretos. La acción individual, desde luego necesaria, es insuficiente y no basta para contrarrestar la planificada acción del enemigo y sus cuantiosos medios. Si el compromiso personal no se suma y se organiza en el colectivo, también será como asistir a "misa", pero solo/a. Sin una organización potente, concienciada y comprometida, la lucha será estéril. Dime en qué inviertes tu tiempo y tus energías, y te diré quién eres y dónde estás.

    Salud!

Añadir comentarios