Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Preparan resistencia en Cacahuatepec ante la presencia de grupos paramilitares y despojo del territorio

 
"EL OTRO ACAPULCO": POBLADORES Y POLICÍA COMUNITARIA DE CACAHUATEPEC RECHAZAN LA PRESENCIA DE GRUPOS PARAMILITARES Y EL DESPOJO DE SU AGUA Y TERRITORIO
 
 
Tras la irrupción violenta desde el 7 de marzo de un comando paramilitar en la región de Cacahuatepec en la zona rural de Acapulco, Guerrero, sin la autorización de las comunidades y ejidos que conforman dicha territorialización, se han tocado las campanas de la organización una vez más para emprender acciones conjuntas y ponerle un alto a la violencia que es "comandada desde el gobierno estatal a nombre de una 'organización ciudadana' de empresarios armados".
 
 
El pasado domingo 23 de abril, a través de una asamblea comunitaria en La Concepción, hicieron presencia distintas autoridades tradicionales, integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP), la Policía Comunitaria CRAC-PC de Cacahuatepec y otras zonas de la Costa Chica de Guerrero, docentes organizados en la CETEG y el SUTCOBACH, estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, agrupaciones libertarias, organizaciones civiles y medios de comunicación libre, concordando abiertamente y con toda la rabia posible, el rechazo a la incursión de la UPOEG (Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero) en los bienes comunales de la zona y se le pidió a sus líderes, sin vacilación alguna, que sirvan de retirarse de la zona "antes de que las comunidades mismas los desarmen".
 
Nos cuentan algunos pobladores que el pasado 20 de marzo ocurrieron actos coordinados de violencia, las cuales ya habíamos publicado inmediatamente en Ruptura Colectiva (RC), pero recordarlas no está de más: 1) golpearon al Sr. Don "Cheto" de la comunidad del Rincón hasta destrozarle la nariz; 2) le dispararon a un poblador del Camposanto, lo hirieron y le dieron un levantón; 3) en Oaxaquillas levantaron a una persona, fue golpeada y despojada de su dinero; y 4) lesionaron a una persona sólo por llevar iguanas, argumentando que es delito, pero no se dan cuenta que muchas personas humildemente viven de eso.
 
 
La lógica conjunta de las voces que entonaron reflexiones y denuncias durante la reunión, aterriza en dos puntos en torno a la problemática 1) la intimidación y hostigamiento a los pobladores para que un cúmulo de líderes-empresarios se apropien de los territorios y sus recursos a nombre de una "organización ciudadana" y 2) servir como agente de fractura del tejido social para la terminación de la mega-presa hidroeléctrica "La Parota", ubicada en la cuenca del Río Papagayo y confrontada desde 2003 hasta su cancelación parcial. La iniciativa de reactivar su construcción emerge desde lo más hondo del gobierno de Héctor Astudillo Flores en alianza con agentes inmobiliarios y empresarios rurales de Acapulco.
 
 
 
Uno de los comuneros dijo abiertamente en el micrófono: "No se vale que teniendo un documento que avala -aunque no sea respetado por el gobierno- la protección de nuestras tierras por la Policía Comunitaria de Cacahuatepec, otra organización que tiene gente que no es de aquí pretenda vernos la cara con sus armas de grueso calibre.  Aquí el único que puede defender al pueblo es el pueblo".
 
"Los comunitarios pensamos que el respaldo y organización de las mismas comunidades va a brindar la suficiente fuerza para echar fuera a la UPOEG y a cualquier comando paramilitar de nuestros territorios. Caer en su provocación sería darles la razón", expresó un integrante de la CRAC-PC sobre el uso de las armas, que hay que interpretarlas como una semiótica de autodefensa, nunca de violencia.
 
 
Al finalizar, tomaron protesta los comisarios municipales que han dado resultados a sus habitantes y los comandantes de la CRAC-PC de los bienes comunales de Cacahuatepec, en aras de seguir "marchando juntos entre los trabajadores del campo y los vigilantes del territorio".
 
 
Las acciones a realizar se convocarán en los próximos días, sin embargo, la consigna general es socializar masivamente esta información y estar al tanto de la situación de alerta que se vive allá en "el otro Acapulco".
 
 
 
 Publicado el 24 de Abril de 2017 en:
 
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios