Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Amazonas Rojas [1868-1874]: Arquetipo Revolucionario Feminista

En los años del Sexenio democrático, 1868-1874, apareció la primera generación de mujeres libres en la península ibérica. Oradoras, maestras, periodistas o conspiradoras entre el federalismo y el internacionalismo obrero, a las que se identificó con las míticas amazonas, porque vestían como hombres y estaban dispuestas a mancharse las manos de sangre.

En julio de 1869, un rotativo madrileño anunció la aparición de una revista con el título La Emancipación de la Mujer, y subtitulada con el lema ..la mujer libre al lado del hombre libre.

No hay constancia que viera la luz, pero estaba claro que algo se movía, por fin, al respecto de los derechos políticos de la mujer española: La revolución de las mujeres llamaba a la puerta.

La última palabra del progreso es esta: La mujer libre.. Mientras la mujer no sea libre, no nos hagamos ilusiones, el hombre será esclavo”1.

Aunque la fórmula podía sonar nueva para una sociedad como la española, que llevaba muchas generaciones bajo el yugo del patriarcado católico, el problema era antiguo; y como ponía de manifiesto entonces el geógrafo Eliseo Reclús, existieron siempre mujeres libres que irrumpieron en la esfera pública con voz propia para reclamar o defender sus derechos en todos los órdenes.

..no se trata sólo de leyenda; los ejemplos de mujeres que fueron verdaderos jefes no faltan en la historia. Pero hayan o no existido amazonas en tribus políticas distintas, es incontestable que diversas poblaciones han reconocido en absoluto la supremacía de las mujeres…”2

En este artículo rescataremos los nombres y las trayectorias conocidas de la primera generación de mujeres revolucionarias españolas, que aprovecharon los vientos favorables de aquellos años para luchar de forma conjunta contra su segregación del espacio público por razón de su sexo y en favor de la emancipación social, superando el rechazo de propios y extraños que las tildaron de politiconas, bachilleras o marisabidillas; o con mucha más mala leche Proudhon que las llamó bacantes rebeladas..

..Era una simple camarada de café que tomaba ajenjos y fumaba como un hombre, de buen natural, muy tentada á lá risa y que gustaba hablar de política; era una mujer emancipada..”3

En la práctica, todo comenzó durante el sexenio democrático inaugurado en septiembre de 1868, periodo que resultó propicio para la reivindicación de derechos políticos en clave femenina, y para que surgieran a la palestra un grupo de mujeres que habían logrado cierto grado de libertad en el ejercicio de alguna actividad pública o profesional, ya fuera como oradoras, maestras, periodistas o incluso conspiradoras; como sucedió en algunas reuniones celebradas en casas particulares en las semanas previas al estallido social.

00_Almanaque de La Risa_1871..la publicista, es decir, la mujer política, que lo mismo escribe un artículo de furiosa oposición al Gobierno, que asiste á un cónclave de conspiradores, que levanta su voz en un club para excitar ó entusiasmar las masas, entendiendo que de esta manera trabaja por la emancipación de la mujer..”4

Las asistentes a aquellas pequeñas asambleas quedaron en el anonimato, pero podemos considerarlo el precedente de los llamamientos y las manifestaciones que comenzarían a protagonizar las españolas a partir de entonces, reclamando el sufragio universal, incluido para las mujeres, la supresión de quintas, mayor poder de decisión sobre la prole, etc…

Ahora, de las entrañas de la tierra surge otra heroína, y cual moderna redentora anatematiza el modo de ser de esta sociedad asentada en los vicios más atroces, la guerra y la usurpación. ¡Dignas sucesoras de las hijas de Esparta, nosotros os saludamos!.”5

Si llamativas fueron aquellas primeras manifestaciones donde la mujer cobraba protagonismo político, impactante fue la aparición de las primeras periodistas, como la gaditana MARGARITA PÉREZ de CELIS [1830? / 1882], cordonera, maestra y espiritista de Cádiz, animadora de rotativos locales como el Pensil, 1856-59, La Buena Nueva, 1865, y el semanario La Internacional, 1870, desde donde difundió el pensamiento fourerista y el feminismo de base obrera; marchando luego a Madrid, donde sería presidenta de la sociedad Mariana Pineda, organización progresista constituida, al menos, desde noviembre de 1871.

..En todas épocas de martirio para el pueblo aparecen heroinas como la que inmortalizó el sitio de Zaragoza, Mariana Pineda, Luisa Michel y tantas otras; solo que estas han tenido el valor de demostrar su arrojo en los combates y sufrido sus consecuencias..”6

En parecidas circunstancias encontramos a NARCISA DE LA PAZ Y MOLIN, de la que solo sabemos que estaba casada y que fue la directora de La Voz de la República, periódico de Granada editado entre mayo y agosto de 1870, relacionado con la Asociación Internacional de Trabajadores [AIT] y el partido Federal, del que se despedía con las siguientes palabras..

..si anhelas saber oír mi voz me verás en la tribuna, si necesitas en fin mi sangre, derramaré por ti hasta mi última gota”7

Algo más sabemos de otra de aquellas heroínas del pueblo que, no exentas del romanticismo propio de la época, se prodigó en la prensa avanzada de todo el estado. Se trata de la zaragozana MODESTA PERIU [1843 / 05-10-1871], quien sufrió una especie de conversión revolucionaria a lo Juana de Arco en octubre de 1869, que le impulsó a plantarse en las barricadas y destacar por su puntería durante la insurrección federal en su ciudad, además de cortarse el pelo y empezar a vestir de hombre.

La ley natural rompe las trabas que la tiranía de las preocupaciones hijas del egoísmo ponían entre la diferencia de sexos, hoy todos tenemos el mismo derecho para llegar donde nuestro trabajo e inteligencia puede conducirnos..”8

Librepensadora y atea, austera y con arranques de violencia verbal, a Modesta le debió resultar imposible compatibilizar su estado civil de mujer casada e hija del gobernador del castillo de la capital maña con sus anhelos revolucionarios, lo que le llevó a fijar residencia en Madrid en 1870, donde siguió escribiendo hasta que dio con sus huesos en la cárcel de mujeres en marzo de 1871, condenada a 9 años a consecuencia de una proclama contra el nuevo rey Amadeo I, lo cual agravaría de forma irreversible una afección pulmonar que padecía y acabó con ella solo unos días después de ser amnistiada.

Yo no puedo adularte ni engañarte; yo no seré nunca gobernador, ni jamás me sentaré en los escaños del Congreso. Mi porvenir es comer de mi trabajo, no del presupuesto. Los pasteles políticos que quieren fabricar con tu buena fe, me indigestan..”9

isavel vEn clave netamente proletaria, encontramos a ISABEL VILA i PUJOL [1843 / 1896], líder sindicalista catalana que intervino en la implantación de la AIT en el Baix Empordà, siendo fundadora de la Federación Local de de Llagostera; aunque acabó prevaleciendo su labor como directora de una escuela vinculada a la Institución Libre de Enseñanza en Sabadell y como defensora de los derechos de los niños, que le otorgó el apodo de Cinc Hores, por reclamar la reducción de la jornada de trabajo infantil, además de su participación en la campaña contra las quintas, etc..

..La mujer es un ser libre e inteligente, y, como tal, responsable de sus actos, lo mismo que el hombre; pues si esto es así, lo necesario es ponerla en condiciones de libertad para que se desenvuelva según sus facultades. […] ¿Qué medio hay para poner a la mujer en condiciones de libertad? No hay otro más que el trabajo..”10

00_mujerespolíticas_El Solfeo 19-03-1876Como vamos viendo, todas ellas defendieron de forma simultánea los derechos de la mujer desde la tribuna de la prensa, desde el atril del aula y en muchos casos en los mismos centros radicales y republicanos, rodeadas de hombres, resaltando entre ellas la anarquista, internacionalista y atea canaria GUILLERMINA ROJAS y ORGIS [1849 / ¿?], que renunció a su título oficial de maestra en Cádiz y marchó a Madrid en 1870 para convertirse en la oradora radical del momento.

“El último discurso fue pronunciado por la ciudadana Guillermina Rojas, quien con gran energía y fácil dicción se lamentó de que cuando se había acordado enviar telegramas a Pierrad y Joaristi, nadie se hubiera acordado de su querida amiga la ciudadana Modesta Periú, que tantos sacrificios había hecho por la causa de la libertad, ya a cuyo entierro solo asistieron un corto número de amigos..”.11

 Desde su llegada a Madrid, Guillermina trabajó como oficiala de sastre y abrió un centro para la educación de la mujer, que sentaría las bases de la sociedad Mariana Pineda, entidad feminista mencionada anteriormente y de la que también fue presidenta. Así mismo, siguiendo los planteamientos de la sección española de La Internacional y como secretaria del Consejo la Federación Local madrileña desde marzo de 1872, fue la primera que defendió ..el amor libre en la familia libre.

..censuró [..] la actual constitución de la familia, por deficiente respecto del cuidado físico y moral de los hijos, y tiránica respecto de la mujer, afirmando que no es concebible racionalmente la unión del hombre y la mujer más que por el amor, y por tanto se declaró opuesta al matrimonio…”12

Comparada a menudo con Luisa Michel, y envuelta siempre en la polémica por su indumentaria  masculina y su defensa de otros modelos de familia, actuó sobre todo desde foros pan-socialistas ubicados en diferentes distritos madrileños, destacando por sus discursos abstencionistas y feministas en el llamado Club de la Emancipación Social, inaugurado en noviembre de 1871 en la calle de la Alameda.

00_CLUB DE La EMANCIPACIÓN-CALLE DE LA ALAMEDA-MADRID_LaIlustraciónRepFederal 15-01-1872

El club de la Emancipación social que durante algún tiempo tuvo su morada en la Platería de Martínez, y en el cual se dio á conocer Guillermina Rojas, la oradora del pueblo, dejó en ese distrito cierta huella revolucionaria..”13

Decantada por la corriente bakunista a partir de ahí, será recordada más que sus compañeras, quizás porque siempre mantuvo ese aire desafiante y polémico, quizás porque ocupó varios cargos orgánicos dentro de la sección madrileña de la AIT -en febrero de 1874 fue nombrada secretaria corresponsal-, o porque combatió como una amazona en las barricadas de las calles de Madrid, en junio de 1873, y luego contra las tropas del general Pavía a comienzos de 1874.

La ciudadana Guillermina, en traje de hombre con botas de montar y espuelas, capitaneaba una turba dando igualmente vivas á la federal.”14

Nada más sabemos cierto de Guillermina, pero sí hemos podido hacerlo con otra de aquellas revolucionarias conocida como MINA PUCCINELLI, pero cuyo verdadero nombre era Wilhelmine Müeller [Elbing, Prusia 18-04-1835 / ¿Barcelona, 1877?]; activista garibaldina y comunera ¿franco-prusiana? afincada en la península desde octubre de 1870, y que nos añade el contrapunto de su labor de conspiradora revolucionaria15.

Mina se había casado en 1862 con Léon Puccinelli en París, ayudante de administración de 1ª intendencia militar, quien por un antiguo delito de contrabando se había visto obligado a exiliarse en Suiza, y que al ser restituido en su cargo tras la amnistía del gobierno francés de 1869, fue destinado a un cargo menor en Argel en agosto; y según otras fuentes, acabó enrolado en el ejército de Garibaldi y cayó durante la guerra franco-prusiana, que tuvo lugar entre julio de 1870 y enero de 1871.

..Wilhelmina, cuya frescura y belleza, si no trascendente, ciertamente no pasaba desapercibida. Wilhelmina, cuyo rostro respiraba un perfecto estado de salud, era rubia y tenia un par de grandes ojos azules muy expresivos..”16.

Como si fuera el argumento de su propia novela, no sabemos si la legendaria Mina, apodada La Republicana, se integró en las filas garibaldinas siguiendo a su compañero y ejerciendo las labores propias de la cantinera; solo que en octubre de 1870 se presentó ante Garibaldi en Dijon, ganándose su confianza por su valentía y siendo nombrada capitán de la compañía de los Voluntarios de la Muerte, encomendada para reclutar voluntarios para las fuerzas internacionales al mando del revolucionario italiano que ayudaban a la República francesa en su guerra contra los prusianos.

00_VoluntariosdelaMuerte_Garibaldi-LeMondeIlustre 05-08-1860Yo, voluntarios españoles, entusiasta por la idea redentora de la República, yo quiero compartir las glorias y peligros de los corazones castellanos..”17.

En este mismo sentido y con una apariencia muy similar a la de la imagen anexa comenzó a actuar en Madrid, donde sabemos que trabó amistad con Modesta Periú y debió conocer a Guillermina Rojas; colaborando demás en el periódico madrileño La Igualdad a finales de octubre de 1870, y también en El León, rotativo satírico-político fundado por ella en diciembre.

Modesta Periú estuvo no sé cuánto tiempo en la cárcel, por una hoja volante; la granadina doña Narcisa de Paz Molin vio encausados sus artículos; aquella desventurada estranjera que se decía capitán de dragones, y para quien tan hospitalaria fue La Igualdad, abandonó á Híspania por huir de las causas que se formaron á sus escritos..”18.

El acoso policial a estas primeras mujeres públicas fue permanente, siendo Mina una de las más expuestas al ser extranjera, por lo que salió de España y se reincorporó en los primeros días de 1871 al mando de su batallón en Dijon, compuesto por un centenar de voluntarios franco-españoles, donde se encargaba de recaudar víveres y fondos por la región; siendo también herida en los combates finales, días antes de firmarse la paz definitiva el 28 de enero, desapareciendo en ese punto19.

Es probable que Mina marchara entonces a Burdeos, Saint-Josse-ten-Noode, donde se domicilió, curó de sus heridas y se hizo miembro de La Internacional; lo que daría pie para que, según algunos, llegara a Lyon donde intentó formar un batallón de mujeres y se batió en las barricadas durante La Commune; o según otros, se hallara en París en los primeros días de la insurrección acompañando a Ganier d’Abin, recién nombrado comandante de la plaza de Montmartre, y desempeñando el papel de conferenciante estrella, a la que iban a escuchar un nutrido grupo de revolucionarias entre las que estaban Luisa Michel, Paula Minck, André Leo, etc…

00_Mujerdirigiendoametralladora_Comunne1871..hay un barricada perfectamente construida y defendida por un batallón de mujeres, alrededor de unas ciento veinte..”20.

Lo que sí parece claro es que, exiliada tras la derrota de La Commune, retomó su actividad en Ginebra desde el otoño acogida como heroína revolucionaria por su apoyo a los exiliados, seguida muy de cerca por la policía francesa, suiza y belga; sobre todo en esta última, por su presencia en infinidad de actos en los que denunciaba al gobierno republicano francés e incitaba a las mujeres a integrarse en La Internacional, lo que provocó su expulsión en noviembre por republicana radical y amazona peligrosa.

..Esta singular mujer es una especie de amazona híbrida, compañera de Garibaldi [..] Actualmente esta en Liega donde da, con grande publicidad, conferencias comunalistas. Todos nuestros librepensadores e Internacionalistas ensalzan la elocuencia de esta Aspasia de nuevo cuño..”21

Permaneció en Ginebra al menos hasta principios de 1872, momento en el que dejó esta ciudad y marchó con toda probabilidad por mar hasta el sur de Portugal, entrando en España por Extremadura, donde la encontramos pocas semanas después en una gira de propaganda política -Mérida y Zafra-, acompañada de un francés -¿Ganier?-, y donde se la confundió con Guillermina Rojas, para disgusto de ésta.

Conste, pues, señor director, que no es Guillermina Rojas y Orgis, natural de las islas Canarias, esa embaucadora de que habla El Lusitano, sino una modesta hija del trabajo que gana el pan, en perjuicio de sus pulmones..”22

No volvemos a localizar a Mina hasta mediados de año, esta vez recalando en Mallorca junto al internacionalista Ubaldo R. Quiñones, procedentes de Barcelona, con el objetivo de hacer una gira propagandística en la que animaba a la proclamación de la República y denunciaba la represión del gobierno en Francia renunciando a su nacionalidad francesa.

¿Ustedes se acuerdan de aquella rubia virago llamada María Pulcinelli, y que fue, durante la guerra, capitán de los Voluntarios de la Muerte de Garibaldi? Mina Pulcinelli que maneja la palabra como la espada, luego dio conferencias radicales en todos los clubs de Francia. Ella acaba de morir, civilmente, por decirlo así. A sus plumas, los periódicos radicales, y una pequeña oración fúnebre para la ciudadana Mina!..”23.

Su desaparición de la escena revolucionaria europea en dirección a España en calidad de refugiada política, dejando atrás las dudas sobre su labor y algunas críticas sobre malversación de fondos que, sumadas a sueltos en la prensa francesa como los anteriores, nos indican que la estela de su popularidad estaba decayendo; aunque no frenó su ímpetu, ya que en sus discursos a partir de julio de 1872 seguía denunciando la represión contra los comunalistas, y además se sugiere que tuvo influencia en las modistas insulares que, ligadas a la Internacional, crearon la sociedad La Virtud Social.

00_LaInternacionalMadame Pucinelli da la impresión de ser una comunera de primer orden por los datos que da de esa época. Esta mujer es peligrosa y estoy seguro que, si ella prosigue con sus conferencias, embaucará a todas las obreras de nuestra pequeña ciudad..”24.

Aunque sigue colaborando en la prensa balear hasta mayo de 1873, es probable que no lo hiciera desde Mallorca, ya que en marzo se encontraba en Sevilla en un contexto de fuerte agitación republicana, excitando al pueblo a desarmar los cuarteles.

Hemos visto en algunos cafés de esta capital a la heroina prusiana llamada Guillermina, de quien se ocuparon los periódicos de Valencia a su paso por aquella capital.”25

Llegó a Barcelona a principios de julio, con la intención de formar un batallón de voluntarios que fueran a enfrentarse con los carlistas que se movían por el norte, aunque no tuvo éxito y fue detenida por unos días; todo ello antes de sumarse a la insurrección cantonal junto a otros comuneros franceses, en su caso a Valencia donde fue herida en la cabeza por el estallido cercano de un obús.

En la puerta de Madrid hay siempre una guardia extraña que hace recordar a la Mericourt y demás célebres caracteres de la revolución francesa. La viuda de Moya; la Petronila Real y otra mujer llamada África, con revolver al cinto, velan constantemente en la citada salida, y son las encargadas de revisar los pases de la junta para salir del recinto..”26

En septiembre vuelve a Barcelona, recuperándose de sus heridas y denunciando los atropellos que venía sufriendo en una carta remitida a la prensa, fechada el 17 de septiembre; para coger luego un barco hacia Málaga, donde volvió a ser detenida a su llegada a principios de octubre y fue deportada a Lisboa, donde se repite la secuencia, esta vez a Londres.

..la célebre guerrillera garibaldina Mina Puccinelli, en cuyo loor trabajó la alfonsina pluma de Fernández Bremon; las numerosas cartas en que el público nos alentaba simultáneamente á perseverar ya en la defensa de los intereses mas retrógrados, ya en la propaganda de las teorías mas revolucionarias..”27

Su huida en círculo le devuelve a Madrid justo un año después, cuando sin mayores problemas abre una lujosa academia de idiomas y ciencias en la calle de La Aduana ..decidida a abandonar sus costumbres y hábitos un tanto varoniles..28

00_La campana de gràcia nº 15_10-08-1873La academia no debió de funcionar bien, y la última noticia que disponemos de Mina, la sitúan de regreso en Barcelona en 1877, dónde parece que vivía de la mendicidad y había perdido la razón, dado que la prensa afirmaba que se autolesionó de gravedad rajándose el vientre con un cuchillo porque decía estar embarazada de 7 hijos.

No es la revolución una torpe meretriz ni una desgreñada furia: es una matrona de viril porte que aparece en las grandes crisis de los pueblos, armada de una antorcha con que purifica y alumbra..”29.

Hasta aquí el recorrido para sacar del olvido a algunas de las pioneras del feminismo y el socialismo español, cuando aun estaban borrosos los márgenes políticos y sociales del movimiento obrero, constatando su relevancia en la marcha de los acontecimientos. Para concluir, dedicaremos algunos párrafos a explicar porque llegaron a constituirse en referente para las luchadoras de las generaciones siguientes.

Una federala ha presentado a la asociación internacional de Sanlucar un recién nacido, hijo de su amor libre con otro ciudadano, a fin de que la asociación pusiera a aquel el nombre que estimara conveniente..”30

Partiendo de lo concreto, admitiremos que los planteamientos sobre el amor libre de la ciudadana Guillermina Rojas, aquella que se paseaba por las calles del Madrid federal de 1873 con faja encarnada y sable, fueron expuestos en términos más políticos que de derechos individuales, y que la llegada de Mina Puccinelli a la península no fue tan fructífera en resultados orgánicos como los logrados por Giusseppe Fanelli; pero su labor no fue estéril en la articulación de un discurso de liberación contra la doble opresión que padecían las mujeres: la capitalista y la familiar.

00_La République nous appelle_estampe-État avec remarque-Steinlen 1915..En lo más interesante de la sesión, se oye la voz fina y delicada de la ciudadana G. que pide la palabra para terciar en el debate. Cuando le ha llegado su turno, la ciudadana atraviesa el salón, en cuya atmósfera esta condensado el humo de los cigarros, lo que algunas veces hasta impide la respiracion á los hombres, y ocupa graciosamente la tribuna, no sin haber escuchado al pasar por entre la multitud, los punzantes epigramas con que la obsequiaran sus correligionarios…”31

Esfumado el sueño revolucionario, muchas de aquellas Federalas, mujeres de la Internacional o cercanas al federalismo, tuvieron que adaptarse a las circunstancias, ya fuera abriendo alguna academia o escuela nocturna para adultos con menor o mayor éxito, como sucedió con Mina Pulcinelli en Madrid o Isabel Vila en Sabadell; o asumiendo papeles propios de un tipo de mujer más tradicional, como vemos también en Juana María Palmer, que vinculada a la Federación Local de Palma en 1872, aparece en 1901 integrada en las Amas de Leche de la ciudad.

Estas peticiones me recuerdan siempre un episodio de la Revolución de Septiembre de 1868, apellidada la Gloriosa. Una señora, doña Guillermina Rojas, que según mis noticias es persona de buena conducta y formal, tenía el gusto de hablar en público abogando por el amor libre..”32

Si nos fijamos en la manera en que se las describió, advertiremos que aquellas mujeres del sexenio compartieron una serie de rasgos físicos y simbólicos que se corresponden con la representación de un viejo arquetipo, importado desde la vecina Francia en clave revolucionaria y feminista, al cual hemos dado en llamar AMAZONA ROJA, figuración andrógina y revolucionaria que tendría como base histórica inmediata a la belga Théroigne de Méricourt, que irrumpió con fuerza en el espacio público para restituir sus derechos naturales y sociales durante la revolución francesa, vestida como un hombre y dispuesta a mancharse las manos de sangre si el pueblo la secundaba.

Guillermina Rojas, oficiala de sastre, oradora de club, de imaginación viva, de palabra fácil, capaz de agitar una turba en días de revolución, y aun de capitanearla en las barricadas, como otra Theroigne de Mericourt…”33

Por supuesto no fue la única, y pronto se fue extendiendo en el imaginario de los primeros socialistas españoles, la imagen arquetípica de batallones de mujeres que secundaban a las milicias populares en los actos de insurrección popular, pertrechadas con traje de amazona, chambergo con grandes plumas, el pelo suelto, dos pistolas en el cinto y sable al costado.

Agustina es la amazona — así llamada por Palafox —, pero una amazona sin caballo, una amazona a pie. La iconografía de Agustina siempre la representa a pie, mecha en mano y con ojos, más que de amazona, de furia..”34

Este arquetipo revolucionario, variante de la mujer guerrera y evolución de la mujer política, llegó hasta las mujeres de nuestro artículo también por las crónicas parisinas de la revolución de 1848; sueltos que hablaban de Eugenia Viboyet, fundadora del famoso club de mujeres revolucionarias, y sobre todo de los batallones de mujeres armadas que con el nombre de Vesubianas, llamadas así por su carácter espontáneo y virulento, defendían las barricadas y cantaban una nueva versión de la Marsellesa, la marsellaise des cotillons...

00_Vesuvianas_Paris1848..Temblad, oh tiranos que lleváis pantalones, nuestra hora ha llegado. Ninguna piedad: basta de vejaciones del sexo barbudo […] De pie, vesubianas, formad batallones, lavemos el antiguo ultraje a las mujeres, libertad sea escrita sobre nuestra frente […] Temblad maridos celosos […] el varón déspota salvaje no nos detendrá […] No combatiremos más por sus derechos sino por los nuestros..”35

Estos ecos de amazonismo e intersexualidad revolucionaria, tuvieron pronto sus resonancias en España, como pone de manifiesto la biografía de FRANCISCA BURDEOS [1810 / ¿?], cuya historia debieron conocer aquella primera generación de luchadoras ibéricas.

Con una infancia dura, huérfana y sola, desde los 13 suplantó la identidad de su hermano muerto -Benito- para poder trabajar como hombre, sentando luego plaza de soldado como Javier Urbiza en 1827; y ya no paró de guerrear contra los carlistas hasta 1842 cuando, con méritos de combate, se licencia sin que fuera herido y se descubriese su condición, lo que sucedió unos años después en Tudela, 1848, cuando se dedicaba a faenas agrícolas, viéndose obligada a marchar a Madrid, donde consiguió con dificultades que la reina le otorgase permiso para usar el nombre de Benito, vestir libremente como hombre y una pensión..

..uno de los individuos que hacían fuego contra las tropas de la guarnición de Madrid en una de las barricadas próximas á la plaza de Bilbao, pertenece al sexo femenino, aunque no sea fácil conocerlo á primera vista. La individua de quien hablamos, se llama Francisca Burdeos, tiene cerca de cuarenta y cuatro años, es de mediana estatura y lleva siempre el trage varonil…”36

Por si faltaba algo, la dimensión icónica de todas aquellas amazonas rojas, versión proletaria de la virgen guerrera, apuntaló su carga simbólica en el subconsciente colectivo por medio de numerosas representaciones artísticas de la mujer como musa revolucionaria, aparecidas a lo largo del siglo XIX y XX en la pintura [Delacroix], el dibujo [Steinlen, Courbert o Pellicer], la escultura [Rude], las canciones populares o multitud de obras literarias; obras que siempre estuvieron presentes en centros y escuelas obreras.

018_ABC 15-09-1909La musa revolucionaria, cascabelera y frívola, que se enrojece de sangre en los instantes en que, según la frase de Anatole France, los dioses tienen sed..”37

Si tuviéramos que trazar los puntos en común entre las amazonas de nuestro artículo, diríamos que todas fueron mujeres corrientes que se convirtieron en heroínas a su pesar, arrastradas por la fuerza de los acontecimientos, y que se manejaron siempre por vía de la resistencia y los hechos consumados; siendo por ello que se dotaron o se les atribuyeron estereotipos masculinos en su lucha por la igualdad, como la práctica de ciertas actividades físicas o la indumentaria propia de los hombres.

..Los poetas y divinizadores de la mujer, quizá protestarán, indignados, contra ésta para ellos desfeminización de las mujeres, y, frente a la visión de un ejército de amazonas modernas, de Walkyrias humanizadas, elevarán a las rubias Margaritas y Desdémona, a la dulce Ofelia y la frágil Inés… Clamarán contra el feroz espíritu de venganza que ensangrienta las manos femeninas; contra esta despoetización del sexo débil que dejará de serlo..”38

Pese a que las Federalas del sexenio desaperecieron de escena, casi sin dejar rastro, quedó en la retina de muchas españolas, la silueta de aquellas mujeres serenas y fuertes, como una sombra de luz, tildadas de brujas porque habían demostrado que era posible recuperar su independencia; como pasó con las Petroleras de La Commune en 1871, responsables de proclamar la primavera de la mujer libre en el estado libre, y que fueron descritas como ..horribles marimachos, […] monstruos híbridos de la naturaleza moral..; pero que más bien se nos presentan en la cultura proletaria como Hadas-madrinas que mantienen viva la estela de la utopía colectiva.

00_MaternidadyGuerra_amazonas__IrisdeBarcelona 27-04-1901..¿No os acordáis de mi, de Guillermina Rojas, la que fue gala y prez del Madrid federal en 1873? Con mi kepis rojo, mis pantalones bombachos, mis pistolones al cinto y mi tremendo sable de caballería, fui terror de las clases conservadoras..”39

Vírgenes rojas que negaron el enfrentamiento entre la mujer-madre y la mujer-guerrera, nuestras amazonas, del griego amazos -sin seno-, también combatieron contra el uso de su cuerpo como arma de destrucción de la especie, cuestionando las convenciones sociales sobre el control de la natalidad, incluyendo en su discurso la posibilidad de procrear sin intervención masculina, consecuentes con la práctica de una maternidad consciente y voluntaria.

Mientras haya por el mundo degenerados y hambrientos, la bandera de Malthus -la bandera manchada de sangre de los infanticidios antes del acto de inscripción- flotará sobre ese rebaño de amazonas rebeldes, quienes, obligadas por nuestras leyes a mantener sus senos estériles, tienen derecho a quedar con sus flancos infecundos..”40

Dado que la presencia de amazonas rojas se asocia con frecuencia a momentos de cambio social, podemos considerarlas como una especie de comadronas del parto revolucionario, es decir, mujeres capaces de ofrecer orientación política en momentos de crisis, aquellos en los que son requeridas formas de organización de carácter horizontal y comunitario; mostrándose bisexuales en un intento de representar a toda la sociedad, unida por un objetivo común, como fuerza motriz que combata la predominancia de la visión androcéntrica de la historia, esa que habla de las mujeres como un producto de la voluntad de los hombres, o de los dioses..

Marcha de frente, ¡Ah, Amazona! Y arrolla al capital, destroza los mitos, disuelve los ejércitos, convierte en paveros archivos y moradas donde se asiente el crimen”41

Como era de esperar, no fueron pocas las que, inmunes al desaliento, lograron transmitir la fórmula biopolítica de las amazonas rojas a las siguientes generaciones.

Primero de forma puntual, con motivo de alguna huelga o conflicto político, y sobre todo a partir de la revolución de julio de 1909 gracias al ejemplo de las madres y hermanas de diferentes puntos de la península que se opusieron a la salida de soldados en los trenes lanzándose a las vías, o a las libertarias o las Damas Rojas barcelonesas que fueron deportadas o juzgadas en consejo de guerra por haber defendido las barricadas o asaltado a pecho descubierto los cuarteles.

Pero vosotras, émulas de las Michel, de las Gustavo, de las Magón y de tantas vírgenes rojas que registra el martirologio de los desheredados, sois refractarias a la retórica, a las frases de relumbrón, y os gusta la verdad desnuda..”42

00_futuro_libertarioLo que hemos dado en llamar el arquetipo revolucionario feminista de la Amazona Roja, o sus homónimos virgen roja, eva futura, sirena del proletariado, etc..; fueron utilizados con poca variación semántica por republicanos, socialistas y anarquistas, manteniendo su vigencia gracias al ejemplo de las mujeres que, a lo largo de la década siguiente, fueron proliferando en actos políticos o sindicales y sobre todo a las que estuvieron presentes durante las grandes huelgas de 1917 y 1919; hasta llegar a las milicianas españolas del verano del 36, antes de que fueran desmovilizadas y enviadas a la retaguardia.

el Madrid heroico que tuvo por Titanes a sus hombres, por amazonas a sus mujeres y por gravoches a sus niños; el Madrid de los buenos tiempos, el de los socialistas, comunistas, anarquistas y republicanos hermanados, en un mismo ardor soberano..”43

Hasta aquí este relato sobre el legado histórico y cultural de aquella primera generación de mujeres libres que hicieron política en la península ibérica, federalas cercanas al internacionalismo obrero a las que se identificó con amazonas, amazonas de la Revolución social.

A Elena

Notas:

1DIARIO de CORDOBA 10-09-1867. Allá por 1850, la prensa recogía con sorpresa la noticia sobre algunas mujeres que habían sido descubiertas tratando de entrar al Congreso disfrazadas de hombres. En la imagen, alegoría de La Libertad, extraído de Vida Socialista 11-06-1911. También, La España 03-12-1850.

2RECLUS: El Hombre y la Tierra, en La Revista Blanca 15-03-1925. Ya el heleno Aristófanes se ocupó del asunto en Las Arengadoras, ridiculizando a las mujeres vestidas de hombre que reclamaban otra constitución. Ver, NASH-TAVERA: Las mujeres y las guerras. El papel de las mujeres en las guerras de la Edad Antigua a la Contemporánea. Editorial Icaria, Barcelona, 2003.

3La ÉPOCA 09-10-1872. Esta caricaturización de la mujer pública, es decir, haciendo política, tuvo su versión en un popular sainete titulado La Mujer Libre, 1869, sobre la mujer que iba a los clubs, “Leemos en una carta de París: La conferencia es en este momento una moda, una manía, una pasión, un furor. Hasta las señoras suben a la tribuna para hablar sobre los derechos que reclaman sin cesar..”, La Esperanza 14-04-1869.

4La DISCUSIÓN 21-06-1872. Quedan en el anonimato, por falta de documentación, Josefa Querol y Eulalia Grajales en Valencia, Petronila Peraire en Barcelona, Alfonsa Gallarda y Carmen Franzón en Cádiz, Josefa Martínez de Mena en Jerez, María de la O, en Paterna de la Rivera, Josefa Yacer en Alcoy, Emilia Giribet en Zaragoza o Carmen González en Sanlúcar de Barrameda. Ver, ESPIGADO: La acción política de las republicanas durante el sexenio democrático. Universidad de Cádiz. 2008. También, El Correo de Ultramar 18-11-1868.

5SALUD y FRATERNIDAD 13-02-1872. Hasta la revolución de 1868, la viuda perdía la patria potestad sobre sus propios hijos; y por tanto, la educación de sus hijos podía ser confiada a manos extrañas, generalmente la iglesia. Ver, Diario de Córdoba 29-10-1868.

6PEREZ: Extracto de El Federal Aragonés, en Salud y Fraternidad 13-02-1872. Margarita sería el ejemplo del auge de las ideas emancipatorias de Fourier, “Y sobre todos juntos, debiera desearlo mas ardientemente que nadie la mujer; sí, hermanos, la mujer de todas las clases sociales, pues todas igualmente se hallan agobiadas de imprescindibles deberes, y sin mas derechos que los que tiene a bien concederles su dueño y señor, puesto que aun es súbdita del hombre..” PEREZ: La Esperanza 10-01-1872. Prologó de la autora Rosa Marina: La Mujer y la Sociedad, Madrid, 1857. Ver, La Ilustración Republicana Federal 15-10-1871; El Espiritismo 15-04-1875.

7El MENORQUÍN 28-08-1870. En diciembre sería denunciado un artículo de Narcisa en el periódico El Centro Popular, de Valencia. En la imagen, caricatura de la mujer oradora extraída de Almanaque de La Risa, 1871.

8PERIU: Extracto de La Voz de la República, en El Menorquín 17-07-1870. Se la describía como una mujer hermosa, alta y delgada, rubia y de ojos azules, parca pero convulsa en sus argumentos. Además, era socia del Tiro Nacional. En 1867 había saltado a las páginas de los periódicos de toda Europa la noticia del supuesto hallazgo de los restos de Juana de Arco en París, que fue modelo de inspiración para las mujeres de la ép0ca, por ejemplo en las Comuneras de 1871.

9PERIU: Al Pueblo!, El Menorquín 15-05-1870. “El mundo esta llamado a formar un solo pueblo; y así como la naturaleza es una sola para la humanidad, uno solo debe ser su código, una sola su ley, garantizada por un amor universal. Vosotros que con decisión y valentía empuñáis la antorcha para difundir la luz sobre la ignorancia; seguid adelante: el triunfo de la razón y la justicia os lo premiarán..”, PERIU: El Menorquín 05-06-1870. También, El Menorquín 17-05-1870; La Ilustración Republicano Federal 21-06-1872.

10DICTAMEN sobre la Emancipación de la mujer aprobado en el Congreso de Zaragoza de la AIT, en Abril de 1872. Isabel Vila fue encumbrada al papel de heroína por su intervención en la insurrección federal de octubre de 1869 en La Bisbal d’Empordá, donde asumió el papel de cantinera, mujer que siguiendo a familiares o a su compañero, participaba de los acontecimientos bélicos asumiendo funciones sanitarias y de intendencia. Existe más información sobre la biografía de IsaVel. Imagen central alusiva las mujeres políticas, extraída de El Solfeo 19-03-1876.

11El IMPARCIAL 15-10-1871. En este mitín hablaron también varios internacionalistas, entre ellos el yerno de Marx, Paul Lafargue. Por entonces también intervino en otro acto, junto a Anselmo Lorenzo, en defensa de la AIT, “.. la prensa en general se manifestó mogigata y reaccionaria hasta un extremo inverosimíl, tomando el nombre de Guillermina Rojas y sus declaraciones como pretexto para exponer hipocresías, doctrinas trasnochadas y ridículas lamentaciones..”, LORENZO: El Proletariado militante. Meeting de los Campos Eliseos. capítulo XXV.

12LORENZO: El Proletariado militante. Meeting de los Campos Eliseos. capítulo XXV. Para las opiniones de Guillermina sobre la familia, polémicas dentro y fuera de la sección española de la AIT, ver La Familia, de La Emancipación, nº 22, de 1871; “¿No descubrís la distancia inmensa que va de la matrona romana, envilecida por los vicios, a la mártir cristiana, circundada por la aureola de la santidad y la pureza? No veis cuanto va [..] de Guillermina Rojas y Luisa Michel a la Hija de Vicente de Paul y la Hermanita de los pobres?..”, Semanario Católico 04-08-1888.

13El IMPARCIAL 08-12-1890. En aquellos años circuló por Cádiz esta popular coplilla: “..Guillermina, Guillermina, no vayas al Comité, que esas son cosas de hombres, no son cosas de mujer”. En la imagen, asamblea en el Club de la Emancipación social, situado en la calle de la Alameda, extraído de La Ilustración Republicana Federal 15-01-1872. También, La Esperanza 13-11-1871.

14La IBERIA 12-06-1873. Aunque se supone su presencia en un mitin anarquista en Madrid el 22 de julio de 1874, otros sitúan a la conocida Guillermina en Manila, donde llegó el 16 de junio de ese mismo año, deportada con tres mujeres más, “Una vez el público de París quita la palabra á Luisa Michel, otra vez la democracia republicana de Madrid ahoga la voz de Guillermina Rojas. Pasiones da las multitudes..”, El País 26-06-1899. Ver, La Independencia española 14-06-1873; La Federación 03-01-1874; La Lucha 04-09-1874.

15También Pucinelli o Pulcinelli, otros nombres de pila son Ana, Nina, María y Florentina. Respecto a su nacionalidad, además de prusiana, y teniendo en cuenta que dominaba 8 idiomas, es posible que tuviera varias. Respecto a la edad, hay referencias de 1853 y otras de 1850. Incluso se llega a afirmar que nació en el carromato de saltimbanquis en algún punto de Holanda en 1840. Ver, LORIAUX: Femmes et exil durant la Première Internationale, en Centre d’animation et de recherche en histoire ouvrière et populaire – Carhop- Belgica. También, Middelburgsche Courant 27-11-1871; Le Figaró 12-08-1873.

16FOVILLE: Le Volontaire de 1870. París, 1876, p. 20. Esta novela histórica sobre la guerra franco-prusiana, publicada en 1876, incluye a Wilhelmine Nezet -Mina-, protagonista alemana que se enamora de un francés, se mete en política y es descrita igual que Mina Puccinelli. Ver, L’Indicateur des mariages de Paris 18-05-1862; Le Presse 31-10-1865; Annuaire militaire de la République française pour l’année 1870.

17El MENORQUÍN 06-11-1870. Se dice que Mina visitaba los balnearios centro-europeos en 1870, fingiendo ser marquesa y diciendo que su marido estaba acuartelado en Argel. En la imagen, uniforme de uno de los Voluntarios de la Muerte de Garibaldi, extraída de Le Monde Ilustre 05-08-1860. Ver, PEÑARRUBIA: Entre la ploma i la tribuna: els orígens del primer feminisme [Mallorca 1869 – 1890]. Publicacions de l’Abadia de Montserrat, Barcelona, 2006, pp. 127 y ss.

18La EPOCA 28-08-1871. Sin embargo, sabemos que el 11 de noviembre se encontraba en un cabaret-restaurante de París, usando el nombre de Wilhelmine Barbier, junto a una desconocida local, cuando se entabló una discusión violenta con tres soldados franceses que estaban en una mesa cercana, y que acabó con la detención e interrogatorio de Mina, que los denunció luego por detención ilegal y violación de domicilio en un juicio que se celebró el 17 de diciembre sin su presencia. Al ser puesta en libertad se habría dirigido a Berlín, sin recursos, donde trató de ofrecerse como agente político, pero fue detenida y expulsada del país por prostituta y espía. Ver, La Galois 17-12-1870.

19La noche del 21 de enero, los revolucionarios parisinos organizaron una fuga de presos políticos de la cárcel de Mazas, entre los que se encontraba Gustave Flourens, y sobre todo Charles Lavallete, (a) Ganier d’Albir, que luego sería pareja de Mina. Muchos de ellos se enrolaron en las filas garibaldinas a continuación, que mantenían sus últimos combates con los prusianos. Ver, Correo de Ultramar 11-06-1863.

20LISSAGARAY: Histoire de la commune de 1871. Libr. du travail, Paris, 1929, P. 321. Lavallete, que utilizó el seudónimo de Ganier d’Albir, fue militar, aventurero y miembro del Comité central de la guardia nacional durante los primeros días de La Commune, siendo detenido el 23 de marzo acusado de contra-revolucionario y condenado a muerte, pero desapareció fugándose de prisión, “Después de La Comuna, la pareja Ganier d’Abin y Mina Pulcinelli se reencontraron en Ginebra…”, Le Figaró 06-11-1873. También, La Iberia 06-09-1871; El Correo de Ultramar 02-09-1871.

21La CORRESPONDENCIA de ESPAÑA 06-11-1871. Cuando llegó a Bruselas, pidió ser admitida en la sección de la Internacional y, tras una larga discusión, fue aceptada, “..Mina debía haber sido escuchada dos días, pero no tuvo éxito. Tomó por materia: Los revolucionarios y las revoluciones, los ingenios de guerra. Pero quedó en ridículo porque habló de la fabricación de petroleo..”, Le Figaró 12-08-1873. Dio así mismo conferencias solo para mujeres, y escribió L’Homme oscur qui ment, donde atacaba a Napoleón III. Ver, Le Temps 15-11-1871, 29-05-1874. También, enlace.

22El COMBATE 20-02-1872. Al parecer, Mina y sus acompañantes llegaron a Extremadura en carruaje, donde combinaban actos políticos con la venta de algún producto medicinal. En la imagen, mujer de La Commune dirigiendo una ametralladora, en Alrededor del Mundo 01-12-1904. Ver, Johann Philipp Becker Papers. Inv. Nr D II 650, IISH. También, El Constitucional 20-02-1872.

23Le FIGARÓ 08-04-1873. Ella y Ubaldo R. Quiñones [1843 / 1914] mantenían contacto con El iris del Pueblo desde 1870, y con la republicana Magdalena Bonet. Quiñones, antes miembro de la Federación madrileña, y entonces inclinado por el sector aliancista, pasaría luego a combatir a los carlistas en Cataluña. Publicó Misión de la mujer y La educación moral de la mujer.

24INFORME policial al comisario de Verviers, 27 octubre de 1871, en Cahiers du Centre interuniversitaire d’histoire contemporaine, n°60, p. 427. Se la acusaba de no pagar a sus milicianos del batallón de voluntarios en Dijon, y de no justificar los 5 mil francos solicitados y obtenidos de la Comuna de Lyon, para equipar a un batallón de mujeres. Al llegar a Mallorca, dijo que había tenido que huir de Francia por un intento de asesinato de los espías del Barón de Thiers, y que el gobierno francés había enviado un retén a Argel, donde estaba su marido, para registrar su domicilio y detenerla. Se dice que Mina dio conferencias en la calle La Hiedra de Madrid. Ver, PEÑARRUBIA: Los orígenes del primer feminismo y el congreso femenino internacional de Mallorca [1869-1883]. Trocadero, nº 19 (2007), pp. 113-122.

25La FLACA 09-07-1873. A final de año se instó procedimiento judicial contra ella por lo de Sevilla. En junio habían vuelto las confusiones entre Guillermina y Wilhelmine, siendo ahora ésta la que salió a la palestra a desmentir el cruce de identidades, “Según nos dice la primera, su representación es exclusivamente política y guerrera, mientras que Guillermina Rojas es internacionalista y defiende el amor libre”, La Época 17-06-1873. Ver, La Independencia española 10-09-1873; La Época 13-03-1873.

26El GOBIERNO 24-12-1873. “La célebre Mina Pucinelli que con traje varonil llamaba ridículamente la atención en Barcelona, ha sido presa en su habitación de la calle del Conde del Asalto..”, La Iberia 20-07-1873. Al ser herida en Valencia, se encontró en su poder una gran cantidad de oro. Ganier estuvo primero en Valencia con Mina, y a partir de agosto dirigió una compañía de franco-tiradores en el cantón de Cartagena hasta noviembre. Ver, El Bien Público 10-07-1873; La Correspondencia de España 20-07-1873; Le Figaró 12-08-1873; El Gobierno 04-10-1873.

27OSSORIO: República de las letras. Cuadros de costumbres literarias copiados a pluma. Madrid, 1877. En noviembre fue cuando arreciaron las críticas en la prensa francesa contra Mina, por su cercanía a Ganier. Ver, La Correspondencia de España 16-10-1873; Le Figaró 06-11-1873.

28La CORRESPONDENCIA de ESPAÑA 09-11-1874. En la imagen, representación de las dos repúblicas de 1873, la república doctrinaria de Castelar, representada por Atenea -orden-, opuesta a la socialista de los llamados intransigentes o petroleros, representada por Amazona -kaos-, en La Campana de Gracia del 10-08-1873.

29PI i MARGALL: Revolución, El Porvenir del Obrero 20-05-1915. El embarazo de 7 hijos podría aludir a los 7 gozos de María, que encajaría con la temática teosófica de su último artículo, mayo de 1873, en donde comparaba a Jesucristo con un revolucionario, y criticaba a la iglesia; aunque en los entornos federales tenía relación con el directorio nacional de 7 miembros, “..Y dijo un periódico republicano rojo federal internacionalista: iDe hoy más será preciso salir á la calle con siete revolwers!. Revólveres hubiera sido más gráfico, y hasta mas petrolero..”, La Iberia 05-10-1871. Ver, El Cantón Balear 27-05-1873; La Correspondencia de España 15-06-1877.

30El GOBIERNO 09-07-1873. La Federala fue el nombre con que se conoció a las mujeres del partido federal, una contraimagen de La Beata, y una prolongación de La Gloriosa, “Noches pasadas fue presa en Jerez una mujer que daba vivas a la Internacional, a Salvochea y al amor libre..”, La Lucha 12-08-1873. Otra apodada la Federala, fue la alcoyana Rosa Romá, integrada en la Federación alcoyana en 1873, y que muchos años después, en 1904, se la involucra en un delito de tenencia de explosivos, hallados en su casa de Barcelona. Ver, La Cruz 19-02-1904.

31La DISCUSIÓN 21-06-1872. Giusseppe Fanelli fue garibaldino antes que anarquista, y llegó a España en octubre de 1868 con el fin de crear federaciones de la AIT, mandado desde Ginebra por Bakunín, y tras su viaje recibió fuertes críticas. En agosto 1872 participó en la creación de la Federación italiana de la AIT. Afectado por la tuberculosis que contrajo en prisión y problemas de salud mental, murió en enero 1877 en un psiquiátrico. En la imagen, dibujo de Theophile Alexander Steinlen, titulada La República nos llama, de 1915.

32PARDO BAZÁN: La Ilustración 29-07-1907. Algunos sitúan a Guillermina Rojas domiciliada en Cádiz a principios de siglo XX, escribiendo artículos literarios de corte libertario, aunque de un tono menos ardiente, “..la republicana Guillermina Rojas, que en 1873 andaba por Madrid con bombachos, sable de caballería y dos pistolas al cinto..”, El Imparcial 27-05-1914. Según algunas estudiosas, las restricciones morales y sociales que impuso la Restauración borbónica a partir de 1875, permanecieron vigentes hasta los años treinta, momento en el que se introdujeron cambios en la normativa legal en torno a la mujer y a la familia, “En la de Nápoles, Imbriani y Bovio pronunciaron discursos exaltadísimos; y una Guillermina Rojas pidió el voto para las mujeres..”, El Siglo Futuro 25-06-1880. Ver, NASH: Mujer, familia y trabajo en España (1875-1936). Barcelona: Anthropos, 1983, pp. 9-10.

33La ÉPOCA 22-10-1871. Al igual que las calceteras, las costureras sufrían entonces unas condiciones de trabajo muy duras, trabajando en casa por salarios ínfimos que las obligaban a prostituirse; y a las cuales en Francia se les daba el nombre de Grissette, joven costurera de costumbres ligeras, “Sigan en sus creencias los amigos de la mujer atea y clubista, de la mujer política y tribunicia que en busca de palmas de una plebe inconsciente, voluble y sedienta de emociones, olvida su dulce y cariñosa misión de ángel del hogar..”, La Discusión 23-11-1871.

34ALÁIZ: La Revista Blanca 10-04-1936. Aun estaban frescas las narraciones de las mujeres barcelonesas, protagonistas de los asaltos y quema de conventos del 25 de julio de 1835, y que la prensa retrataba arrancando los ojos a los frailes y desnudando las momias.

35ROSSANDA: Las Otras, Bs. As. Ed. Gedisa, 1981, p. 88. Los cotillons eran las faldas de las obreras, más simples y cortas que las de las señoras. El 22 de marzo de 1869, una manifestación de unas 200 mujeres en Madrid, les valió ser comparadas con vesubianas, “Sucede (y también se han dado casos) que la mujer afiliada á una asamblea secreta de conspiradores, para burlar la vigilancia de la policía, ó para estar en carácter en su papel de revolucionaria, o por algún otro motivo que ignoramos, se disfraza trocando su trage habitual por un vestido de hombre…”, La Discusión 21-06-1872. En la imagen, caricatura de una Vesubiana de la revolución de 1848.

36La IBERIA 19-08-1854. Siguió viviendo en Madrid hasta 1861, momento en el que su pareja, una mujer con hijos con la que convivía, fue apuñalada en su presencia mientras pasaban por la calle santa Justa de Madrid, lo que fue motivo de un sonado juicio que se prolongó hasta 1863, perdiéndose ahí el rastro de Benito.

37El BIEN PÚBLICO 11-02-1936. En la imagen alegoría de la Revolución social, que tenía el maestro racionalista Samuel Torner en su despacho de la escuela Moderna de Valencia cuando irrumpió la policía en julio de 1909, siendo una de las pruebas que le llevaron al exilio en Argentina, “[Anarquía] Es el incendio, la roja llamarada que se divisa, la musa petrolera que se venga..”, LOMBARDOZZI: Que es la anarquía, Tierra y Libertad 25-10-1910. Ver, La mujer moderna en las caricaturas de prensa española del siglo XIX.

38MONTSENY: El ocaso del donjuanismo, La Revista Blanca 15-04-1925. Se denomina feminismo de las Amazonas, a una rama del feminismo que por lo general enfatiza la destreza física como método para conseguir la igualdad de género, “Aquí se trata de física, muy sencillamente. Nosotros desechamos toda metafísica, así espiritualista como materialista. Nada de causas primeras, de causas absolutas: causas eficientes, orígenes… Toda acción consciente tiene un origen psíquico. Y toda acción social es un complejo donde figura, como generador, el factor personal..”, MONTSENY: La Revista Blanca 15-09-1925. Un ejemplo actual de lo que mencionamos es el espectáculo circense Amaluna, del Circo del Sol.

39El IMPARCIAL 27-05-1914. Por ejemplo como hadas rojas al lado de los presos, o hadas-madrinas que portaban el estandarte de la sociedad obrera en actos públicos, “¡Pero la mujer política! ¡la mujer que va al club, se mezcla en las intrigas, toma parte en la guerra civil ó alborota en la plaza pública! ¿Dónde ha visto V. monstruo mas antipático y aborrecible?”, Revista de Andalucía 01-02-1877. Con la implantación de la cultura de masas tras la 1ª guerra mundial, se manipuló el arquetipo asimilándolo al formato de cow-girl, princesita, etc.., “Mientras las estrellas de sangre roja hacían de reinas desde el helado al ardiente polo, las reinas y princesas de sangre azul tenían que recurrir o aceptar la publicidad más estruendosa, calcada de la vida de las soberanas del celuloide..”, ALAIZ: CNT 13-11-1955. Para otros nexos entre la mitología de las hadas y el Anarquismo. También, El Debate 20-05-1871.

40SEVERINE: El Porvenir del Obrero 09-02-1906. Hildegart Rodríguez sería el paradigma de la mujer nueva, perfil que se hizo frecuente a partir de los años 20, “Saludemos en la autora de La victoria a una probable Virgen Roja que no siente temores pueriles ante el enemigo común nuestro que, hasta ahora, lo ha venido siendo el Hombre. Agrupémonos en torno a la labor de las que como Clara tienen el valor de sus convicciones; no esperemos que el tirano nos devuelva la libertad..”, HORTENSIA PEREIRA, En defensa de Clara, La Revista Blanca 01-07-1925. Esta alusión a la mujer del futuro, alude a la novela de ciencia ficción de Villiers de l’Ille-Adam, Eva futura, publicada en 1886, que dio vida al primer androide femenino.

41GARDEÑAS: Credo Anarquista, Fructidor 01-09-1934. Ello nos recuerda a la teoría de las Andróginas, enunciada en El Banquete de Platón, que suponía que al principio los humanos fueron dobles, unidos por el vientre [hombre/hombre, mujer/hombre o mujer/mujer]. Estas razas eran tan fuertes que intentaron asaltar los cielos, como los gigantes, y Júpiter los dividió por la mitad para castigarlos y debilitarlos, “..mujeres revolucionarias vestidas casi de hombres, con el pelo corto y uniformes militares, llevando en el chambergo una escarapela tricolor y en la chaqueta botones de metal, como las capitanas de La Commune..”, La Tradición 02-04-1898. También, GARDEÑAS; Una Amazona. La novela ideal, La Revista Blanca, Barcelona, 1931.

42ALICANTE OBRERO 02-01-1915. Durante el congreso fundacional de la Confederación Nacional del Trabajo, 1910, se trató específicamente el tema de la incorporación masiva de la mujer a las sociedades obreras, que efectivamente era un tema candente, “..cuando la mujer acaba de derramar su sangre por espacio de doce horas, para mantener los vicios de un explotador llega a a su casa y en lugar de un descanso se encuentra con un nuevo burgués –compañero- que con la mayor tranquilidad espera que haga los quehaceres domésticos”, Dictamen aprobado en el congreso de 1910.

43CNT 23-11-1958. Destacaríamos así mismo a la comunista Alejandra Kollontay [1872-1952], que escribió La mujer nueva y la moral sexual. Estudios, Valencia, 1935, “La mujer nórdica, estudianta terrorista, amazona roja, compañera, en el exilio y en la Siberia, de los Anticristos del zarismo. La mujer que se prepara, estudiando sociología, controvirtiendo en los mítines, lanzando bombas, para ser soldado, ministro, musa y Egeria del bolchevismo..”, El Luchador-Alicante 05-03-1928.

 Profesor Carcoma
Fuente: https://alacantobrer.wordpress.com/2010/08/29/13_amazonas-rojas-1868-1874-arquetipo-revolucionario-feminista/
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.92 (6 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios