Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Ferroviarios en pie de guerra (1933)

Durante el pasado siglo XX, uno de los colectivos más reivindicativos fue el de los ferroviarios. En el siguiente reportaje conoceremos a través de los archivos del CNT la gestación de la huelga que tuvo lugar a principios de 1933.

trenNo fue el único y más importante suceso, pero desde el nacimiento del «CNT» el 14 de noviembre de 1932 (con una tirada de 75.000 ejemplares diarios, a cuatro páginas, y dirigido por Avelino González Mallada) se trató de uno de los temas más recurrentes en sus páginas. Ya en el nº 1 aparece una nota en la que se anuncia el incipiente malestar de los ferroviarios por los bajos salarios que percibían. De esta forma la Federación Nacional de la Industria Ferroviaria (FNIF) -adscrita a la CNT- considera insultante el anuncio del gobierno de aumentar en tan solo unos céntimos sus salarios, declarando que “en tanto se presupuestan más de doscientos cincuenta millones para policía, guardias de seguridad, asalto y Guardia Civil; cuando los diputados se elevan las dietas en un ciento por ciento; cuando los socialistas aprueban el aumento en el presupuesto del Ministerio de la Guerra; a vosotros, a la clase trabajadora, que tenéis jornales de verdadera hambre, que carecéis de los más preciso, os niegan el aumento que solicitasteis hace dos años, y para escarnio y vergüenza, y con objeto de acallar vuestra protesta, os arrojan la miseria que supone la gratificación que hemos señalado.” (nº 2, 15 de noviembre de 1932).

Hasta el 10 de enero de 1933, fecha en la que da comienzo la conocida masacre de Casas Viejas, raro era el día en que no aparecía una noticia u valoración acerca del problema de los “trabajadores del carril”, realizándose un intenso seguimiento del malestar generado, las protestas realizadas, las maniobras de los partidos y sindicatos pactistas, así como del avance hacia la huelga general, huelga que de producirse no debió de surtir demasiado efecto, en parte por la propia indecisión de los trabajadores, por las discrepancias internas en el seno de la CNT, y por la represión ejercida en aquellas fechas tras la proclamación del comunismo libertario en la mencionada localidad gaditana.

Aquella República que tantas esperanzas despertó en el conjunto de la clase trabajadora muy pronto tornarían en decepción. A la agitación en el sector del ferrocarril, podemos destacar en aquellos primeros números otros conflictos como los de la huelga de la construcción en Zaragoza, las movilizaciones en la minería asturiana, los ecos de la huelga de la Telefónica –el primer conflicto de envergadura con la República-, así como huelgas en Alcoy, Salamanca y Jaén. El malestar iba en aumento y el lenguaje empleado en nuestro diario cada vez era más contundente con el fin de desenmascarar  este nuevo régimen opresivo, lo cual acarrearía fuertes sanciones económicas y suspensiones temporales, tal y como indica la historiadora María Losada Urigüén en el capítulo dedicado a esta etapa del libro “80 aniversario del periódico CNT. El hilo rojinegro de la prensa confederal (1932-2012)” –de inminente publicación-.

El tiempo pasa pero las situaciones no parecen cambiar demasiado. La cita que hemos seleccionado nos recuerda al hartazgo actual que la población tiene con los desmanes y desvergüenzas de la clase política, el desigual e injusto reparto de la riqueza y del dinero público, las maniobras de los sindicatos pactistas para desestabilizar las justas reivindicaciones de los trabajadores… y el propio problema de los ferroviarios (retratado en los últimos números de nuestro periódico), hoy no sólo en lucha por los bajos salarios, sino también contra la destrucción de los puestos de trabajo, la pérdida de derechos laborales y el empeoramiento de la calidad del servicio al trasladarse este a manos privadas. Es decir, lejos de avanzar retrocedemos a marchas forzadas. Viéndolo  por el lado positivo, igual nos viene bien para darnos cuenta de una vez por todas de qué lado de la barricada estamos.

80 ANIVERSARIO DEL PERIÓDICO CNT

I. Nistal
Fuente: http://cnt.es/noticias/ferroviarios-en-pie-de-guerra
Tags: trenhuelgahistoria1933
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios