Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Recopilación de 29 poemas revolucionarios de Richie Punk

1-Llamas incandescentes

 

La tormenta arrecia

el tiempo pasa

los rayos chocan contra la tierra

los truenos restallan como bombas

mientras en un hogar, arde la lumbre,

quizá sea una cueva,

¡si!, es una cueva.

 

La tormenta arrecia

el tiempo pasa

los rayos chocan contra la tierra

los truenos, restallan como bombas,

y ahí estamos todas, bien juntitas

alrededor del fuego

dándonos calor y alegría.

 

Se oyen risas, se oyen cantos,

se oyen voces que montan una gran algarabía

y solo pienso en que este momento no se acabe

y solo pienso en que esto no acabe todavía.

 

2-Caricias, besos y pasión

 

Caricias, besos y pasión

de noche encienden la hoguera,

a oscuras en una habitación

dos cuerpos se entrelazan llenos de sudor.

 

Amor, deseo, sexo

se entremezclan de un modo juguetón

arrancando gemidos a los cuerpos desnudos

abandonados a la suerte de un condón.

 

Poco a poco, crece el ritmo de la respiración,

poco a poco, se acelera el corazón,

se erizan los pelos

y se culmina la acción.

 

3-Cuerpos negros

 

A la luz de la luna

De negro vestidos estamos,

A la luz de la luna

Agitación provocamos,

A la luz de la luna

Caminos enteros vamos andando,

A la luz de la luna

Sueños estamos creando.

 

A la luz de la luna

Crecemos salvajes y rebeldes,

A la luz de la luna

Nos damos cuenta, de que nuestras vidas también perecen,

A la luz de la luna

Se siente el frío se siente,

A la luz de la luna

Ese fuego, nos hace estar calientes.

 

A la luz de la luna

Sin miedo,

A la luz de la luna

¡Acción!,

A la luz de la luna

Temblor de suelo,

A la luz de la luna

Liberación.

 

A la luz de la luna

Estamos fatigados,

A la luz de la luna

Contentos nos encontramos,

A la luz de la luna

Satisfechos hemos quedado,

A la luz de la luna

Todo está zanjado.

 

A la luz de la luna

Tambores de guerra suenan,

A la luz de la luna

Magia se crea,

A la luz de la luna

Nuestros vestidos negros no pesan

A la luz de la luna

La revolución, es nuestra.

 

4-Experimento inútil

 

Ruido de fondo,

está aún consciente,

bisturí en mano

y suena un grito poco corriente.

 

El filo corta la carne,

otro grito estalla,

intenta moverse

pero por estar inmovilizado

no puede.

 

Sangre, vísceras

impregnan con su olor el ambiente,

los científicos se divierten cruelmente.

 

Y esto no es todo,

cuando terminan,

le cosen

y le meten en una jaula

para que la herida se infecte

y el animal se vuelva demente.

 

5-Poesía para no ser leída

 

Hoy, solo pienso por que lucho,

mañana, seguiré luchando.

Hoy me doy cuenta de que para luchar primero hay que resistir.

mañana resistiré para seguir luchando.

 

Y todo esto... ¿por qué?

¿todo quizá por volverte a ver?

no lo se.

 

Vida de locos,

sueños rotos.

 

Drogas, alcohol,

¡cerebros destruidos!,

¡cerebros engañados!,

¡cerebros muertos y asfixiados!

 

Y todo esto... ¿por qué?

¿todo quizá por volverte a ver?

no lo se.

 

Yo lo siento, siento todo

y es que pienso, pienso un poco

y solo quiero que esto acabe

¡y se termine todo!

y en un pequeño rincón

volver a encontrar a mi pequeña gran revolución.

 

6-Asesinos del pueblo

 

¿Qué me vais a decir

cuando os llame por vuestros nombres?,

¿Qué me vais a decir

cuando no quiera jugar más con vosotros?

¿Qué vais a hacer conmigo

cuando me plante delante de vuestros morros,

bien furioso y con el puño en alto?

 

Se me ocurren varias cosas:

1º usaréis vuestra represión,

os serviréis de vuestras leyes mentirosas

para denunciarme y multarme

y en el peor de los casos encarcelarme,

2º criminalizaréis mis actos en los massmedia

hasta que no se sepa más de mí

que voy en contra de la humanidad,

cosa que veo muy lejos de ser verdad,

3º intentaréis absorber mis versos de fuego

lanzados a diestro y siniestro a vuestras cabezas,

convirtiéndolos así, en uno de vuestros productos,

4º olvidaréis todo, para vosotros,

no habrá pasado nada

y así se verá reflejado, otra vez,

en los massmedia, que ya sabemos a quién sirven.

 

Eso si, esto podría pasar en otro orden,

o de una forma completamente distinta,

¡quién sabe!,

vosotros tenéis el “poder”,

que se note la ironía.

 

Me queda decir lo que yo haría

si todo esto sucediera

y es que si todo sigue como hoy en día,

asesinos del pueblo os llamaría,

las piezas del tablero esparciría

y con buena gana,

cogería y gritaría:

 

¡Viva la Libertad!

¡Viva el Apoyo Mutuo!

¡Viva la Igualdad y la Solidaridad!

¡Viva la Emancipación del Pueblo! ¡de todos los Pueblos!

¡Viva la Revolución Social!

¡Viva la Anarquía!

 

7-Corazón

 

Símbolo de la vida y del amor

con latidos profundos desata el ritmo de una canción

sosteniendo con humilde tesón

la belleza singular de una pasión.

 

Siempre a la izquierda con su toc toc,

dicen que alberga emociones en su interior

y bombea roja sangre sin rendición

hasta que llega la muerte y se para sin rencor.

 

¡Por muchos años mi querido corazón!

Qué sean todos rebeldes sin excepción,

qué no pase todavía esta ensoñación

y que sigas cumpliendo firmemente tu función.

 

8-Estrellas fugaces

 

Sesgado por un suspiro,

el enfermo clama al infierno

sintiendo en lo más profundo,

lo que no debería haber hecho.

 

¡Todo es un sin sentido!

Piensa mi querido (yo)

pero eso no debe ser un suplicio,

se debe ser entero a la vez que sentido.

 

El mundo no le gusta

y podrida en él, hay mucha fruta,

saliendo al paso se cansa

pero sin perder la esperanza.

 

Y es que, solo soy un hombre mirando al cielo

y pidiendo un deseo,

solo soy un te quiero

bien llevado, muy dentro.

 

9-El pajarillo verde

 

_ Pajarillo,

¿por qué no vuelas?,

estás ahí solito

y solo aleteas,

¿qué te han quitado?

¿acaso te han cortado las alas?,

o quizá...

te han encerrado en una jaula;

qué no recuerdas,

¿¡qué no recuerdas esa brisa!?,

¡ese aire!,

¿ese aire frío

rozando tu cara?.

 

_ Me lo han quitado todo,

¡todo!,

y también me cortaron las alas,

y me encerraron en una jaula,

y se me olvido volar,

y ese aire en la cara;

pero espero recuperarlo,

recuperarlo todo,

y... ¡qué tiemblen las malas almas!,

que tiemblen, hasta sus más míseras entrañas.

 

10-Niño libre

 

Hoy siento que todavía soy un niño,

¡hoy soy todavía un niño!

Y ese niño sabe de un infierno,

y él, solo él,

sabe salir de él.

 

¡Hoy soy todavía un niño!

¡Cuánto quiero a ese niño!

Que ha sabido salir de su infiernito

y el cielo, los árboles y los ríos

ha podido por fin ver.

 

¡Ánimo y disfrute para ti!

Que puedas disfrutar

de una eterna felicidad,

en vida fraternal

y en libertad.

 

11-¡Ojalá!

 

Ojalá en tu casa haya flores,

flores hermosas

y de todos los colores.

 

Ojalá vivas sin aburrimiento,

sin tedio ni dolor.

 

Ojalá esos hermosos ojos grises,

estén libres de penas

y brillen a la luz,

a esa luz que aporta vida,

a esa luz de ese astro,

llamado Sol.

 

Ojalá nunca te quedes sola,

qué disfrutes de una gran compañía

y que puedas compartir algo más que el pan

con esas personas.

 

Ojalá estos versos,

si alguna vez los lees,

te aporten una brizna de dulzura

que puedas saborear sin ningún compromiso

para poder ser un poquito más feliz.

 

A Annarkía.

 

12-Juegos de caramelo (soneto)

 

Caramelo por tu cuerpo desnudo

deleite y festín para los sentidos

vista, olfato, gusto, tacto, incluso oído

cuando se destapa un gemido oculto.

 

¡Dichoso este deleite nocturno!

¿Quién dirá que esta noche no suspiro

por meterte un enorme mordisco?

¡Dichoso este festín nocturno!

 

Placer carnal se esparce por las sábanas

mientras mi lengua repasa tu cuello,

me recuerda al pecado de una manzana.

 

Un escalofrío recorre tu cuerpo

mientras te retuerces en la cama

y de un lametón tu vello encrespo.

  

13-Despojos

 

Palomas muertas,

espíritu desolado,

hojas que caen en pleno verano

de árboles estremecidos

por su abrumadora soledad.

 

Riachuelos de sangre

que caen desde el animal herido

hasta la alcantarilla

más remota en el corazón oscuro

de la ciudad desierta

arruinada por siglos y siglos de codicia humana.

 

Yo mientras tanto,

descargo mi ira y mi rabia

en estos versos mal resueltos

de mi ser maltrecho

que ya no sabe ni ser Él,

ni ser otro,

que se siente solo,

que ha perdido sus sentimientos,

que deambula por las calles

pidiendo un gramo de caricias,

un gramo de besos con lengua,

un pellizco de fuego intenso.

 

Suculentos despojos,

que una vez compusieron

a este poeta tormentoso

y que ahora alimentan a buitres

que sin pensárselo

se lanzan a por ellos con arrojo.

 

14-Fiebre de León

 

Feroz fiebre de León

ataca sin piedad al cazador,

volviéndose intransigente

contra la injusticia y el dolor.

 

Rápido como el rayo,

suelta un rugido como el trueno,

haciéndose tan fuerte como el tornado,

hinca el diente con desacato.

 

Con muerte en los ojos,

su espíritu se llena de odio

clamando contra los malparidos

justicia e insumisión.

 

Con acuciante terror,

el capitalista llora con desesperación

pues jamás había visto

a semejante bestia luchar sin rendición.

 

Hambrienta y harapienta,

se relame sin pudor

deseando arrancar una pierna, a ese amo,

que un día la humilló y torturó.

 

- Hoy no es tu día malparido,

por fin llegó tu hora, torturador,

el pan es para el pueblo

y tu juego por fin se terminó.

  

15-Bendita locura

 

Sueños de infierno,

terror y sufrimiento,

sueños de odio y rencor,

maldad en las venas

y un solo objetivo...

 

Terror en tu rostro,

manicomio en el mio,

tus ojos desencajados,

los míos riendo.

 

Mente clara y mucha rabia

con una aguja clavándose en tu culo,

patético, ¡asqueroso!;

risas de locura

atronándote la cabeza

y tú, sin poder dormir;

¡Uahahahaha!

 

Bienvenida al Kaos

al reino de los infiernos,

donde tu no importas

y yo con mis hermanas reino.

 

Bienvenida al delirio

donde ahora,

tus emociones son nuestras,

donde ahora,

el abrazo de la ira,

se hunde en tu herida.

 

¡Bendita locura!

 

16-Crudo invierno

 

Ya se han recogido las cosechas,

ya se encienden las primeras hogueras,

los extraños ruidos del bosque

hacen que las puertas se cierren

anticipándose al crudo frío

con vientos helados,

que desde el Moncayo,

lamen esta meseta seca,

¡vieja!,

hostil.

 

Las golondrinas, las cigüeñas...,

hace tiempo que se han ido

a tierras lejanas

de luz y calor,

dejando un cielo áspero,

nublado,

triste.

 

La noche entra por las ventanas

hasta llenar con su helado susurro,

el más recóndito hueco del hogar;

las almas se hielan,

el corazón se parte,

¡la tempestad acecha al incauto

que sale a la calle!

 

¡Frío sagrado cortando la sangre!

Componiendo a gentes de carácter duro

en estas fechas de tinieblas

acunadas por el aullido de un animal, a la Luna;

el fin de la vida,

¡el principio de un ciclo que significa muerte!,

la oscuridad eterna esperando la resurrección,

la eterna espera hacia la vida.

 

17-Tierra triste

 

Tierra pequeña,

tierra seca,

con cielo azul

y amplios paisajes,

con aire puro

y con historia de coraje.

 

Hoy tu río Duero,

llora con desconsuelo

al ver su caudal

contaminado y seco;

hoy tus gentes,

vuelven a ser indiferentes

dándote la espalda

a ti, luchadora impotente.

 

Ni esos versos,

aquellos que te pertenecen,

ni esas fábulas

que a ti te acompañan,

son capaces de despertar

el imaginario popular.

 

Ciudad tranquila

de calles adoquinadas,

donde aún nieva,

donde aún hiela,

donde en un rincón,

se esconde un buho,

donde en un rincón,

se esconde una Luna.

 

Ciudad hastía

condenada al olvido;

cuna de poetas, dicen;

de aprecios viajeros,

de desdén nativo.

  

18-Amantes del Duero

 

Pasada la Luna,

más allá de las estrellas,

en las orillas, donde antaño

los amantes, en los árboles,

grababan sus iniciales,

del río solo y sin compañía,

pasan instantes difusos

entre el rumor del agua

en la tenue oscuridad.

 

Lejos,

en las afueras,

más allá de las miradas extrañas,

tú no recelas

de esas presencias

que a amarse van

ante tu digna presencia

en el amor de un poema

escrito con saliva en vez de letras.

 

_ Te quiero_ le susurra

la una a la otra.

_ Te amo_ es la respuesta.

En la noche fresca

se suceden los susurros al oído,

se suceden las complicidades secretas,

pequeñas risillas

y de fondo el rumor del agua

aullando a la noche serena.

 

19-Bebedores

 

Bebedores de taza

y café con leche,

Bebedores de té

y tetera ardiente,

 

Remolinos de espuma,

palpitando en el ambiente,

Remolinos de miel

que no de aguardiente.

 

Aires de Otoño

con hojas que caen plácidamente

sobre el suelo húmedo

de la lluvia

que se respira en el ambiente

y el piar de un gorrión

que ameniza

la mañana,

alegremente.

 

20-Cruda Soria

Frío helado
de noches de Luna y cielo raso,
hoy salimos a conquistarte
y a arrancarnos nuestras cadenas;
hoy ardes de calor
del fuego que emanan nuestras hogueras,
hasta que salga el Sol,
que tiemble esta ciudad eterna.

Hoy quemamos Soria,
hoy arrancamos nuestras cadenas,
hoy este frío de nuestro cuerpo pasa a ser,
hoy nuestro calor tuyo es.

 

21-Cuando el huracán

 

Cuando el huracán despierta

poderoso: ¡tiembla!

Qué al salir a la calle

la tormenta acecha.

 

¡Tú! Qué a contra-natura has ido,

¡tú! ¡Qué con insolencia has vivido!

Aplastando y destruyendo,

al pobre y débil has oprimido;

tenlo en cuenta...

Tu vida es de cobarde

y la de un vulgar asesino.

 

¡Lo ves cobarde!

¡Lo ves asesino!

Abre bien los ojos si no,

y contempla la rabia, ¡la ira!

De los seres que han visto

se han levantado

y han dicho:

¡nunca más! ¡Nunca más

seré esclava, ni oprimida!

¡Nunca más! ¡Nunca más

habrá esclavas, ni oprimidas!

 

Y ahora que has visto

y ahora que casi te has arrepentido,

siente como el viento se transforma en vendaval,

y el vendaval en tormenta

y la tormenta, en huracán...

 

Desde muy joven, he pensado que en la sociedad actual no tenemos libertad, que desde muy pequeñas nos inculcan leyes y normas que atentan contra el libre desarrollo de la personalidad y del ser y por eso siempre he creído que la anarquía era lo mejor que nos podía pasar como especie (y también al planeta) y por eso me volví y me creí anarquista. Ahora veo que mi forma de pensar, como la de tantas otras, se ve amenazada y criminalizada por aquellas personas a las que la humanidad les importa un pimiento y no poco harto de ver como un “pasmao” lo que esta sucediendo, quiero atreverme a recitar estos versos:

 

22-El manantial

 

En el fondo de una canción

caen estas letras

que se alzan como gritos

contra las mil y una injusticias

resonando en mi interior

con ecos en contra de la represión.

 

Yo humano comprendo mis límites

y a no ser por mi imaginación

no me atrevería a esbozar

unos versos que tan alto gritasen

insumisión.

 

Quizá llegue el día,

¡es muy probable que llegará!

El día que el deseo de ese humano,

que una vez miró al cielo,

se haga realidad

y esos hermanos

levanten de una vez el cemento

de esa tierra

que pide a gritos dignidad.

 

Caminante, no hay camino

si no se hace el camino al andar

y esa senda, esa senda,

ha de llamarse libertad,

en los pasos de mi amigo

que sus ojos no quiso cerrar,

en la voz de mi querido

que no se quiso callar

en la resistencia de él mismo

que nunca se quiso doblegar.

 

Por eso si andamos,

que sea la solidaridad

nuestra acompañante indiscutible

contra las garras del fascismo mundial.

 

23-El maquis

 

Descarnizado ruido en la sierra

plagada de cadáveres de silencio

silenciados por el rugido de la ametralladora

rompiendo vidas y sueños.

 

En el lugar más recóndito del bosque,

existe una cueva seca

habitada aún, por dos escombros

desesperados por un tronco de leña.

 

Entristecida sierra

estremecida por la sangre vertida

por las manos de un fusil

empuñado por la Guardia Civil.

 

Tachados de simples bandidos

quieren negar su revolucionaria existencia

negando su resistencia estoica

al tratarlos peor que a alimañas.

 

La sombra se cierne sobre la sierra,

los animales huyen de los ladridos

resonantes de los perros de presa,

el bosque se acongoja ante la ingrata presencia.

 

El terror es atroz en la cueva

el miedo se cierne en las caras famélicas

el poco valor, para cargar las últimas balas:

el final; los escombros, ya saben lo que les espera.

 

Dos tiros de gracia

son descargados sobre las cabezas

el silencio reina ya,

en esta olvidada sierra.

 

 

24-En un rincón de la existencia

 

Universo atento,

simbiosis con el cerebro,

recuerdos y recuerdos

ampliamente resueltos

en una vida de desvelos.

 

Paradigma de la existencia

encriptada en los genes

de un ser consciente

preparado para vaivenes

que escarba y escarba

en los restos fósiles

de los antecedentes

y llega tan alto

que ve la inmensidad

de un universo sin precedentes.

 

¿Qué será un esperma

fecundando a un óvulo?

¿Qué será una luna o un sol?

¿Una neurona o una galaxia?

 

25-Escrito a Soria

Corazón, corazón en las montañas, ¡corazón que hace toc toc!, corazón de Soria. ¡Corazón eterno del que soy y seré siempre palpitante! Feliz recuerdo el que me hace estar cerca de ti aunque por desgracia te olvidé en unos instantes; y a ti llego ¡con voz desbocada!, ánimo exuberante y bien repalpitante.

Aún no lo sabes pero en ti está mi voz, en ti está la inocencia perdida de ¡mi alma errante! y muy querida. A ti corazón querido, corazón de Soria, ¡corazón de amantes!, corazón mio pues yo siempre he sido amor.

En ti ahora deposito, mi alma, ¡mi espíritu!, eterno en la luz, dichoso en las tinieblas. Hoy junto mi latido al tuyo, ¡hoy corazón vuelvo a verte latiendo! Hoy corazón, no pierdo la esperanza, ya que tú me has guiado, ya que no me arrepiento de haber depositado mi vida en ti.

Me alegro de verte de nuevo, en esta tierra de olvido y dejadez y en la magia que en esta tierra, aún reina por doquier. Corazón, corazón de Soria.

 

26-Secretos de mis noches de espanto

 

En la noche, oculto en mis sueños,

entre pesadillas que atormentaban mis pensamientos

susurrando como una brisa maldita y tenebrosa...

 

Yo no recuerdo el principio

de ese gesto de tortura y hundimiento

que con gritos atroces me enseñaba los dientes

y yo con una súplica, le suplicaba...

 

Y es un gesto que en noches de terror

de ha destrozado y yo a gritos aún gritaba,

¡y yo aún gritaba...! Gritaba insumisión

hasta quedar exhausto de ira

de tormento e inmundicia,

entre truenos y relámpagos

de mi ser, herido y hundido,

atrapado en mil súplicas

entre sueños.

 

Y en secreto...

 

27-Talento

 

Si me miro en el espejo

y te veo y además...,

te pregunto

y te digo, llanamente,

talento

¿qué encuentro?,

¿es solo talento?.

 

Yo puedo decir lo que veo:

son árboles y montañas,

ríos y mares,

llanuras y valles,

desiertos y volcanes...,

y en serio,

¿todo eso llevo dentro?

Estoy seguro de ello,

llevo letras y tinta,

libros y liras

mucha rabia,

un poco de esfuerzo

y un tren que coger en mi vida.

  

28-Vida pirata

 

En un pequeño rescoldo de mi imaginación,

se me escapa un pirata bukanero y brabucón,

que sueña con mil botellas de ron

cuando en un barco iza la mayor.

 

Él sueña con enfrentarse a mil imperios

con sus compañeros en un pequeño galeón,

entre ellos siempre fieles

y sedientos de algo que no es ambición.

 

A ti, qué me escuchas desde el interior

te digo que aún nos queda una vida plena y llena de satisfacción

A ti... que aún estás ahí,

te digo: siéntete en tu casa bukanero brabucón.

 

29-Pequeño conjuro del despertar del salvaje

 

Espíritu salvaje

resonando rotundo

en el interior de la Tierra,

¡acude raudo

al corazón del guerrerx!

Que empuña sus puños

al alto aire

para devolver la magia dormida

a los pueblos desechos

por la atrocidad de los imperios.

 

¡A ti! Alma dormida

en el interior de la cueva:

¡despierta de tu sueño

y ayúdanos a re-establecer el equilibrio!

 

Pues de tu esencia

brotan los árboles solos

pues sin ti

la Madre se quidaría sola...

 Richie Punk
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.75 (2 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios