Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Kurdistán] "¡Ni un paso atrás!" Comunicado de les compañeres del TQILA - IRPGF desde Rojava

La actual revolución social en Rojava (Kurdistán Oeste – Siria) es uno de los mayores faros de la praxis revolucionaria militante, auto-organizada y autónoma del Siglo XXI. Dentro de una brutal guerra civil en Siria que ha costado más de medio millón de vidas, los pueblos kurdos junto con otros grupos étnicos incluyendo ezidis, árabes, asirios, armenios, turcos y circasianos así como extranjeres de otros países de fuera de la región, han resistido tanto a la barbarie de Bashar al-Assad como al totalitarismo teocrático del DAESH (ISIS) con el fin de crear una entidad democrática que trascienda el arquetipo Nación-Estado.

Hoy, que el experimento revolucionario naciente está amenazado no sólo por las fuerzas de Assad y el DAESH sino también por las fuerzas fascistas de Turquía, las fuerzas imperialistas de los Estados Unidos, la OTAN, Rusia, Irán y China; la colusión del Gobierno Regional Kurdo (Irak); y las fuerzas burguesas, derechistas, nacionalistas, contrarrevolucionarias, internas y externas, la lucha revolucionaria kurda y el proyecto embrionario de confederalismo democrático en Rojava han sido rodeadas por fuerzas bárbaras, oportunistas e imperialistas que buscan extinguir este faro de libertad y poner a la región otra vez bajo el yugo del capital y de la Nación-Estado siria. En nombre de la “soberanía” y la “unidad”, las fuerzas imperialistas usan a les revolucionaries kurdes para lograr sus intereses regionales y nacionales y eventualmente dispondrán de elles para salvaguardar sus alianzas regionales, sus intereses económicos y sus posiciones estratégicas. Los poderes regionales e internacionales buscan la opresión, dominación y explotación continuadas de los pueblos kurdos de Irán, Turquía y Siria mientras apoyan al Gobierno Regional Kurdo en Irak y a la burguesía kurda, ya que sirven a los intereses del capital y trabajan con las fuerzas imperialistas y fascistas. Esta guerra por el poder, las posibles etapas iniciales de una tercera guerra mundial, son de importancia crítica para les revolucionaries de todas partes.

Criticamos sin piedad las posiciones reaccionarias y contrarrevolucionarias de muches socialistas y comunistas “anti-imperialistas” que han apoyado a Assad en nombre del “anti-imperialismo” pero no reconocen el salvajismo y la brutalidad de Assad, habiendo masacrado a cientos de miles de siries. Además, no reconocen la connivencia de Assad con Israel, Rusia y Estados Unidos y sus políticas reaccionarias hacia los pueblos kurdos y otras minorías en Siria, además de abandonar la lucha del pueblo palestino. Las mazmorras de Siria han seguido y continuarán siendo llenadas con miles de nuestres compañeres revolucionaries mientras el Estado aplasta el movimiento de les trabajadores. Incluso antes de que estallase la guerra civil siria, las políticas socioeconómicas de Assad eran de avanzar las reformas neoliberales y desmantelar las estructuras restantes del Estado de bienestar que había existido bajo su padre, Hafez al-Assad. Denunciamos abiertamente a aquelles que apoyan la dictadura de Assad que busca ahogar la democracia, la autonomía y la revolución del pueblo. También criticamos a aquelles que apoyan a las diversas facciones religiosas y grupos más pequeños en guerra con Assad que encarnan a las fuerzas más reaccionarias de la región. Encontramos a las fuerzas del PYD, el PKK y a aquelles aliades con ellas como las más progresistas en la región y reconocemos sus características revolucionarias fundamentales.

La lucha por la autonomía social, la igualdad de género, la democracia directa y las industrias controladas por les trabajadores está en el corazón del proyecto en Rojava y de la meta de un Kurdistán autónomo. Reconocemos la lucha contra todas las formas de jerarquía y apoyamos la revolución en marcha en la región. Como Chiapas, Rojava busca moverse más allá del modelo tradicional de Nación-Estado que es el ímpetu detrás de la mayoría de luchas de liberación nacional. El PKK y Abudillah Öcalan han sido autocríticos con la necesidad de una Nación-Estado y han trabajado para trascenderla.

Vemos la revolución de Rojava como parte de un proyecto revolucionario más grande de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK). Creemos que la liberación de las cuatro partes de Kurdistán bajo un modelo sea autónomo o confederalista democrático, será necesaria para terminar con el genocidio continuado de los pueblos kurdos y de otras minorías en la región. También creemos que una revolución que está contra el nacionalismo y el chovinismo y arraigada en la liberación de las mujeres, la ecología y el comunalismo, es necesaria para combatir el surgimiento del nacionalismo, el fascismo y el fundamentalismo religioso. Rojava es el laboratorio y el primer paso para la liberación de toda la humanidad. Este es el fundamento por el cual les revolucionaries anti-estatistas y anarquistas pueden apoyar la causa en Rojava, la cual por último busca superar este paradigma global.

En junio de 2015, varios partidos comunistas así como un grupo anarquista de Grecia anunciaron la creación del Batallón Internacional de la Libertad para luchar contra el DAESH y defender la revolución en Rojava mientras avanzan la lucha por el internacionalismo proletario y el socialismo revolucionario.

Las Fuerzas Guerrilleras Revolucionarias Internacionales del Pueblo (IRPGF), un colectivo de lucha armada anarquista, militante, horizontal, auto-organizado, empezó a investigar el conflicto y cómo sería mejor contribuír a él. Las IRPGF tienen compañeres tanto del este como del oeste, incluyendo kurdes étniques, que se identifican con una variedad de comunidades étnicas, sexuales y de género. Nuestres miembros se autoidentifican como anarquistas, anarco-comunistas, anarcosindicalistas, anarquistas sociales, anarquistas queer, anarcofeministas, comunistas libertaries, socialistas libertaries y marxistas antiautoritaries. Nuestra unidad, sin embargo, se manifiesta a sí misma en compromiso con los principios y valores anarquistas. Como tales, reconocemos la importancia de la lucha en Rojava así como también de la lucha más amplia en Kurdistán, Turquía y la región y así decidimos como un colectivo unirnos a la lucha y crear una base permanente en la región.

Desde el anuncio público de nuestra existencia y pertenencia al Batallón Internacional de Libertad en la primavera de 2017, nuestres miembros han luchado y continúan luchando bajo nuestra bandera tanto en la batalla de Tabqa como en la ofensiva de Raqqa. Desde entonces, las IRPGF se han unido al equipo directivo del Batallón Internacional de Libertad, al servicio del Partido Comunista Marxista-Leninista (MLKP), de las Fuerzas Unidas de Libertad (BÖG) y del Ejército de Liberación de les Trabajadores y Campesines de Turquía (TİKKO), en una capacidad administrativa y de liderazgo tanto política como militarmente. El antifascismo y el internacionalismo revolucionario continúan motivándonos a luchar junto a otras fuerzas de guerrilla y el ejército del pueblo en la lucha popular contra el fascismo tanto de DAESH como de otras fuerzas enemigas como el Estado turco.

Actualmente, les compañeres de las IRPGF están estacionades en Raqqa y están participando con el Batallón Internacional de Libertad en operaciones contra el DAESH, algunes habiendo experimentado fuertes combates, emboscadas y encuentros con minas, morteros, drones y suicidas con explosivos. Nuestras fuerzas no son unidades a corto plazo sino que estamos preparades para quedarnos en la región y para ser desplegades en el extranjero en apoyo a revoluciones sociales donde quiera que ocurran, lo cual es parte de la solidaridad revolucionaria internacionalista. Las IRPGF, como organización miembro del Batallón Internacional de Libertad, está directamente bajo el mando del YPG y por extensión el mando del SDF aún conserva su autonomía.

El 24 de julio de 2017, las IRPGF anunciaron la creación del The Queer Insurrection and Liberation Army (El Ejército Queer de Insurrección y Liberación), un subgrupo de las IRPGF. Anarquistas queer en las IRPGF tomaron la iniciativa para crear el subgrupo con el apoyo total del colectivo entero. La idea de una unidad específica para las minorías sexuales y de género nació de la larga lucha de muches de nuestres compañeres que son queers de Oriente Medio. Algunes de nosotres tenemos raíces en Kurdistán y otres somos de otras partes de Oriente Medio. Tenemos una comprensión muy buena de las luchas de las minorías sexuales y de género que están en marcha en la región. Como queers que estamos actualmente en Oriente Medio o que somos de allí creemos que uno de los actos más radicales que podemos hacer es anunciar nuestra existencia a la gente y a los gobiernos que han afirmado y continúan afirmando que no existimos. Existimos y luchamos contra la tiranía, la opresión y la dominación con la gente, que viéndonos han llegado a amarnos por quiénes somos y no como un estereotipo o algo a lo que temer.

El TQILA ve esto como una oportunidad para abrir un diálogo crítico entre los partidos y fuerzas revolucionarias sobre asuntos de género y sexualidad. Muches de nosotres hemos estado en Rojava durante bastante tiempo y hemos visto los tremendos logros de la revolución de las mujeres en marcha en la región. Hemos estado en la lucha por Raqqa durante varios meses y algunes de nosotres hemos estado aquí desde Manbij. Creemos que les queers deberían tener un lugar en la lucha. Estamos en contra de la opresión y la dominación, habiéndolas experimentado toda nuestra vida también. Creemos que participando en esta lucha, la gente puede vernos no sólo como una identidad sino como compañeres revolucionaries y al final como personas que somos, como elles, dispuestes a arriesgar nuestras vidas por la liberación.

La apertura de nuestres miembros y sus identidades GSM (Nota de Traducción de La Rebelión de las Palabras: El acrónimo GSM significa Gender and Sexual Minorities, Minorías sexuales y de género) han sido asuntos muy menores. De hecho, mientras muchos de los hevals (Nota de Traducción de La Rebelión de las Palabras: “Heval” es una palabra que en kurdo significa “amigo/compañero”) estaban al principio un poco desconcertados o incómodos con nosotres, rápidamente se dieron cuenta de que nuestras identidades sexuales o de género no nos hacen diferentes a elles en el campo de batalla. Todes sangramos, sudamos, olemos y todes lloramos cuando perdemos a nuestres hevals en la lucha. Hemos visto una transformación en curso tanto en el ejército popular y la guerrilla como en la población local. Es un proceso lento pero tenemos fe en que las fuerzas revolucionarias, más especialmente las mujeres del Kurdistán, continuarán avanzando la lucha por la liberación para todas las minorías sexuales y de género.

El Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) ha hecho enormes progresos en cuestiones de mujeres, guiado por las teorías de Abdullah Öcalan. Para el PKK y especialmente para las Comunidades Kurdas de Mujeres (KJK), las cuales están bajo la estructura mayor de la Unión de Comunidades Kurdas (KCK), la liberación de las mujeres es un elemento fundamental y esencial de la revolución social y de la transformación de la sociedad en Kurdistán y más allá. Otros partidos con los que estamos aliades como el Partido Comunista Turco/Marxista-Leninista (TKP/ML), el Partido Comunista Marxista-Leninista (MLKP), las Fuerzas Unidas de Liberación (BÖG) y el Partido Comunista Maoísta (MKP), entre otros, tienen puntos de vista progresivos no sólo sobre la liberación de la mujer sino también sobre asuntos LGTB-QI+. Incluso les animan a unirse a las fuerzas de guerrilla en las montañas. En la sociedad civil en Turquía, el Partido Democrático del Pueblo (HDP) ha hecho de las cuestiones LGTB una piedra angular de su plataforma por el cambio social y el progreso. El HDP actualmente está bajo una represión extrema con sus representantes en la cárcel y muchas de sus oficinas atacadas por las fuerzas fascistas del AKP-MHP bajo el mando de Erdoğan.

Reconocemos que grandes sectores de la población general en la región, bajo el yugo de ideologías y mentalidades reaccionarias, feudales y conservadoras, ciertamente no están listas para ni siquiera discutir las cuestiones de las mujeres, y mucho menos las de les queer. Incluso entre la guerrilla, el tema puede ser tabú para algunes hevals. Ciertamente, hay sectores de la sociedad kurda que retienen actitudes feudales y conservadoras hacia las minorías sexuales y de género.Sin embargo, hay sectores de la sociedad, y especialmente entre las mujeres del movimiento de liberación kurdo, las YPJ y las YJA Star, que están implicándose críticamente en teorías y análisis de la sexualidad y el género. Por ejemplo, en los cursos de Jineolojî, la nueva ciencia de mujeres desarrollada por el PKK usando las teorías de Öcalan, el género es analizado como un constructo social usando las teorías de Judith Butler y Michel Foucault. El hecho de que estas teorías estén siendo analizadas y discutidas por una de las fuerzas de guerrilla izquierdista más grandes del mundo, el PKK, en medio de una revolución y de una guerra, es transformador e inspirador. Creemos que Rojava está en proceso de convertirse en un lugar que será lo suficientemente progresivo como para aceptar a las minorías sexuales y de género si la revolución puede sobrevivir a la inminente guerra con Turquía.

Diríamos a les que nos critican que el tiempo de la pasividad, el silencio y la opresión ha terminado. La autodefensa es un derecho y un deber para nuestra comunidad y para otres que también se enfrentan a la opresión, la dominación y la explotación. En esta época de resurgimiento de la derecha, nacionalista y fascista, la autodefensa no es sólo una necesidad, sino la vida misma. Como dicen les kurdes, “berxwedan jiyane” o “la resistencia es la vida”. Abdullah Öcalan habla sobre “el principio de la rosa” con respecto a la liberación de las mujeres. Dice que la rosa es hermosa pero tiene espinas para protegerse. Asimismo, las mujeres deben protegerse y defenderse contra el Estado y la opresión patriarcal. Esto ha llevado a la creación de la fuerza guerrillera femenina, la YJA Star en las montañas, la YPJ en Rojava y la YJŞ en Şengal. Creemos que este principio también se aplica a las minorías sexuales y de género. Queremos la paz, pero si somos atacades y continuamente reprimides, como la rosa, tenemos espinas y vamos a contraatacar. Nuestra autodefensa nos ha dado nuevas fuerzas y ha forjado lazos revolucionarios que duran toda la vida y que seguirán alimentando y enriqueciendo la lucha por la liberación.

Nuestra identidad y orientación sexual define una parte de nosotres pero somos conscientes de la cultura, las religiones y las tradiciones locales. No somos llamatives acerca de nuestras identidades pero es un hecho conocido que les pedimos respeto a otres hevals. Es una prioridad por el solo hecho de que las estructuras opresivas que buscan borrar a las personas queer son también las que simultáneamente oprimen a las mujeres, les trabajadores, les campesines, las minorías étnicas y otres. Nuestra lucha por la liberación está vinculada con la lucha por la liberación de todos los grupos oprimidos. Si un grupo está encadenado, todes estamos encadenades.

El anuncio de TQILA fue recibido con una tremenda cobertura de prensa, más allá de lo que nos esperábamos. El interés en la formación llevó a peticiones de diversos medios de comunicación para entrevistas y exclusivas. Hicimos declaraciones a todos los medios de comunicación con los que hablamos que corresponden a la mayoría del texto antes mencionado que habéis leído aquí. Sin embargo, los medios de comunicación tergiversaron no sólo TQILA sino toda la IRPGF, el Batallón Internacional de Liberación (IFB) y nuestra relación con YPG y el SDF. TQILA no es en realidad un batallón o brigada aparte, sino un subgrupo del IRPGF. Como tal, no está registrado con el SDF ya que el IRPGF ya funciona en el Batallón de Libertad Internacional autónomo como el cuarto componente del equipo directivo que precede a la formación del SDF. La declaración de la SDF no es inexacta, pero pone de relieve la compleja relación de las unidades sobre el terreno. Para enfatizar, tanto TQILA como el IRPGF existen. Les compañeres de TQILA-IRPGF están luchando actualmente en Raqqa mientras que otres están entrenando y trabajando en Rojava. Seguiremos teniendo una presencia permanente en Rojava y lucharemos mientras la revolución continúe, avance y transforme la región de manera liberadora.

¡VICTORIA PARA LA REVOLUCIÓN EN ROJAVA!
¡VICTORIA PARA LAS BARRICADAS, LA INSURRECCIÓN SOCIAL Y LA COMUNA!
¡COMUNIDADES Y COLECTIVOS MILITANTES, HORIZONTALES Y AUTO-ORGANIZADOS!
¡POR LA REVOLUCIÓN Y LA ANARQUÍA!

Fuerzas Guerrilleras Revolucionarias Internacionales del Pueblo – IRPGF
El Ejército Queer de Insurrección y Liberación –
TQILA

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios