Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

3 años de comunicar desde abajo, 3 años de Radio Comunitaria Amiltzinko

"Las radios libres, la objeción al sistema de representación política, el cuestionamiento de la vida cotidiana,las reacciones de rechazo al trabajo en su forma actual, son virus que contaminan el cuerpo social en relación con el consumo, con la producción, con el ocio, con los medios de comunicación, con la cultura, etc. Son revoluciones moleculares creando mutaciones en la subjetividad, consciente e inconsciente, de los individuos y de los grupos sociales"

-Micropolítica: Cartografías del deseo, Félix Guatarri-

"Luchar por una evolución social no es un delito, es un derecho de todos"

-Vinh Flores Laureano-

Demián Revart

DSC01722El 4, 5 y 6 de enero, la comunidad de Amilcingo en Morelos, se reunió de nueva cuenta para festejar y llevar a la conciencia la enorme labor radial de quienes integran la Radio Comunitaria Amiltzinko 100.7 FM. Presenciar el trabajo de sus locutores (que van desde un maestro de educación física de primaria, un conductor de bicitaxi y hasta el tubista de una banda musical) deja entreclaro que la especialización en el acto comunicativo es una farsa, convirtiéndose mas bien la comunicación en una necesidad de subsistencia comunitaria. ¿O acaso los humanos podemos existir colectivamente sino es con la operación de expresar/comunicar lo que pensamos de tal o cual fenómeno dentro y fuera de nosotros? ¡Simplemente para ir por las tortillas es indispensable la comunicación!

En un pequeño cuarto -grisáceo por los tabiques, pero tan cálido por quienes lo trabajan- abundan colguijes, carteles, pinturas, cuadros, artesanías y fotografías de movimientos sociales; está un machete y un paliacate rojo que dejaron los ejidatarios en resistencia de San Salvador Atenco; por otro rincón, un recuerdo textil de la "Villa La Maternidad" en Córdoba, Argentina, quienes luchan desde 2004 contra el desarraigo del territorio; hay un grabado con la consigna #VivasNosQueremos; por otra parte, una fotografía del "Sup" Marcos (ahora Galeano); y cerca de la puerta que lleva a un pasillito en el segundo piso, está colgada una pieza de cerámica, el componente más simbólico del espacio, tiene marcadas con azul rey las siguientes palabras: Radio Comunitaria Amilcingo 100.7 / Ponte al 100-7.

No tienen antenas del tamaño de un rascacielo. No tienen un lobby para invitados ni mucho menos oficinistas que atiendan las llamadas de quienes escuchan la estación. Es una casa particular, en la parte de abajo realizan serigrafía y cocinan distintos tipos de pan. La radio es tan exitosa en la comunidad porque es la comunidad convertida en radio.

El primer día de actividades, la comunidad montó -tildando a campo profesional- un torneo de voleyball para equipos locales. Ora' sí que "se echó la reta". Algunos veían debajo de una manta verde que cubría los rayos del sol.

15823470_1859924587355206_8912130514347184675_n

El segundo, inició con actividades manuales y literarias para los más pequeños. ¡Ay, todos sonrieron en la foto del final mostrando las papiroflexias que realizaron desde que salía el sol! En la Radio, comenzaron a llegar los normalistas de la FECSM, venían de distintas escuelas (Teteles, Tenería, Amilcingo, entre otras), algunos prepararon una serie de rondallas que sonaron en el programa radial, los demás, pintaron algunos murales qe decían "Amilcingo vive, 3er Aniversario de Radio Amiltzinko".

DSC01699

DSC01703

Por la tarde, se ofreció una comida comunitaria a ladito de la Ayudantía (afuerita de donde está el rostro de Zapata). Los compañeros de Ruptura Colectiva (RC) le daban una y otra vez a una de las paredes circunvecinas de la radio, allí estaba Magón con los audífonos bien puestos para sintonizar el 100.7 FM - obra pictórica que duraría tres días en terminarse-. Ya llegando la noche, el escritor Víctor Hugo Sánchez Reséndiz presentó su más reciente libro "Temóac, un municipio desde abajo" acompañado del diapasón y la armonía de unas cuantas cuerdas de guitarra; le siguieron el profesor Martín Rodríguez que habló sobre la importancia de cerrar filas con el magisterio independiente (la CNTE) para continuar la lucha contra la reforma educativa; después, habló un especialista y defensor de las radios comunitarias en México sobre los embates que tienen los distintos niveles de gobierno para desarticular, con la reforma en telecomunicaciones, proyectos como el de Radio Amiltzinko.

DSC01709

DSC01715

El jolgorio musical nocturno empezó con muestras de rap urbano, percusiones afroamericanas por el grupo Mouso Barana, jaranas rebeldes desde Cuernavaca, un performance de fuego por el "Colectivo Artístico La Bodega" y la guitarra disidente de Andrés Contreras, quien ha escrito emblemáticas canciones de protesta por el caso Atenco. La noche se engalardonó con bailables regionales por los estudiantes normalistas de distintas escuelas. El rescate de la cultura y su hibridación con las luchas sociales, para nada están peleadas.

Al siguiente día, todo muy tranquilo. Se comentó entre los compañeros la represión ocurrida en Ixmiquilpan, Hidalgo, "¿qué hacemos? (...) ¿cómo nos solidarizamos?", se pronunciaba en cada rincón de la radio. Afuerita de la casa, las roscas de reyes se vendían -valga la redundancia- como pan caliente. En la explanada central, llegaron camiones y camiones para instalar los dos escenarios que sostendrían la gran fiesta de la noche. Los pobladores salieron por la tarde ya bien arregladitos a tomar el sol, las mujeres, le seguían con el vestido recién planchado.

De un momento a otro, las bocinas irrumpieron. La gente, mas bien, parecía un solo germen de disfrute. Parejas bailando durante horas, algunas señoras hasta adelante de la multitud para ver a sus cantantes locales preferidos, los puestos de comida abundaban por doquier. Un emotivo discurso del cantante Ross Vega -y su pasión- decía así: "agradezco a los integrantes de la radio, pero especialmente a toda la gente que nos llamó una y otra vez pidiendo que regresaramos, es un honor tocar en dos aniversarios seguidos para este querido pueblo de Amilcingo". Lástima que la madrugada también cansa...

DSC01729

DSC01733

DSC01730

DSC01735

Era el último día. Las calles algo desiertas, la comunidad se tenía un buen merecido descanso después de tremendo fiestón. Volvimos a la pared de Magón. Tras varias horas de retoques... ¡por fin terminamos nuestro mural! Las banquetas quedaron algo chorreadas de un matiz rojinegro. La familia que prestó su barda para la obra, quedó contenta, de hecho nos dijo: "¡uy!, se ve mejor que cuando estaba toda lisa". Dejamos, más que una frase, un llamado visual por la comunización de las actividades humanas. ¡Eso! tejer, construir, formar, conformar, dibujar, trazar, etc. COMUNIDAD, siempre en espacios comunes, en defensa de lo-común. Amilcingo tiene muchas enseñanzas que darle al mundo sobre el arte de vivir en comunidad.

DSC01756

DSC01749

La tarde acechaba ya, pero el recuerdo de Amilcingo y sus merolicos radiofónicos, es como el sol cuando se oculta: tarde o temprano volverá a emerger.

DSC01757

Publicado el 18 de Enero de 2017 en:

http://rupturacolectiva.com/3-anos-de-comunicar-desde-abajo-3-anos-de-radio-comunitaria-amiltzinko/

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios