Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

El poder político, económico y sindical contra los trabajadores

El 15 de diciembre de 2014 se firmaba un Acuerdo Social de ayuda a los parados de larga duración, por el gobierno del Partido Popular, los empresarios CEOE y CEPYME, y los sindicatos CCOO y UGT.

El acuerdo contempla una ayuda a los parados de larga duración de 426 euros mensuales durante seis meses, el pacto estará en vigor durante 15 meses desde enero de 2015 a marzo de 2016, consideran que afectara a cerca de 400.000 trabajadores y tendrá un coste aproximado de 1.000 millones de euros. La razón de este acuerdo está en el año de elecciones que es 2015, con elecciones municipales, autonómicas y generales.

El descredito del poder político, económico y sindical: del gobierno y la clase política, del empresariado y del capitalismo, y de las burocracias sindicales y el sindicalismo político, tiene sus raíces en su ineptitud, ineficacia, inoperancia, injusticia económica y social, pero sobre todo en su corrupción. Una actitud corrupta que constituye su guía de actuación política, económica y social, y que considera a la corrupción como su arma más valiosa para mantenerse en el poder.

Esta es la política con la que han firmado este acuerdo social, con la política guía de la corrupción, intentando comprar el voto de los trabajadores por 426 euros mensuales durante 6 meses en una año de elecciones. La corrupción del poder la llevan en la sangre, constituye su ADN político, para el poder la corrupción es la norma de conducta para mantenerse en el poder.

La corrupción de la clase política, y sobre todo de la que está en el gobierno es total, el partido del gobierno del PP está procesado judicialmente en casi su totalidad; al partido de la oposición el PSOE le ocurre lo mismo; en menor medida a IU porque tiene menos poder; el partido nacionalista catalán CiU tiene procesado a quien fue su secretario general y presidente de la generalitat durante decenas de años; las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME tienen a su antiguo secretario general en la cárcel, a muchos afiliados y cargos procesados por corrupción; y las organizaciones sindicales políticas CCOO y UGT tienen ejemplos en Asturias, Madrid y Andalucía de corrupción generalizada.

Constituyendo el paradigma de la corrupción política, empresarial y sindical la entidad financiera Caja Madrid hoy Bankia, donde todos de todos los estamentos políticos, empresariales y sindicales han sido procesados por corruptos, por haber derrochado y provocado unas pérdidas de más de  24.000 millones de euros, que han tenido que ser sufragadas con fondos públicos.

Bankia es el ejemplo del poder y la corrupción, tanto política, como empresarial y del sindicalismo político. Y son estas prácticas corruptas utilizadas para gobernar las que quieren trasladar a la sociedad y a los trabajadores, para que todo este corrompido y así justificar su indecencia,  de tal manera que puedan justificar el robo y la injusticia que representa el poder y su esencia la corrupción. El poder quiere trasladar sus prácticas corruptas a la sociedad. Que todos sean corruptos aunque sea con la miseria de la miseria de los 426 euros.

La indecencia del poder podría ser mayor, pero el poder es así, transforma en canallas a aquellos que no lo eran cuando conquistaron el poder, los otros, lo fueron siempre, por educación y familia: “gentes de bien”.

El Poder es el origen de las clases sociales, la realidad lo muestra así, no hay dinero para los parados o solo hay miserias de 426 euros mensuales, sin embargo los sueldos del gobierno son de más de 100.000 euros anuales, el secretario de la CEOE cobra más de 300.000 euros al año, y algunos sindicalistas del sindicalismo político, como el Secretario General del sindicato minero de UGT de Asturias tenían escondidos más de un millón y medio de euros.

Contra los corruptos y poderosos, contra el poder hace tiempo que una alta concepción del ideal humano se ha configurado y denominado todo lo contrario: Anarquía. Sin gobierno sin poder. Auto organizándonos social, económica y políticamente. El federalismo social, económico y político. Esta es la solución y el camino.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.75 (2 Votes)

Comentarios (1)

  • Como anarquistas no podemos a mi entender hacer lecturas sobre corruptela en el circo político de un estado poniendo ejemplos cuantitativos, cifras, números,etc...o nombrando como niñ@s a quien tiene el balón y deja juegar. El tema de fondo es el dinero como tal, todo el entramado social y aparato de poder donde se mueve. ¿si los 426 euros fueran 1000 o 2000 por persona cambiaria algo?

Añadir comentarios