Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Fanzine] Colonialismo, Imperialismo y Liberación Animal

Colonialismo, Imperialismo y Liberación Animal

Como personas veganas y comprometidas con la liberación animal y la lucha antiespecista, nos hemos encontrado con muchas formas distintas de tratar de desacreditar o de criticar mediante falacias el estilo de vida vegano, y las elecciones políticas y éticas tanto sociales como personales que implica. Una de las más recurrentes es aquella que plantea el veganismo como un supuesto privilegio “primermundista”, que las pijas blancas clase media o alta tratarían de imponer a otras sociedades, civilizaciones y culturas del mundo.

No obstante, pasando por alto que nuestro objetivo nunca ha sido ni será privar a nadie de los medios para su subsistencia (de hecho, es al contrario, y es el especismo y la sociedad industrial los que parecen perseguir ese fin, y no sólo con animales de otras especies), y pese a ser conscientes de que la viabilidad de un estilo de vida vegano varía en función de las condiciones de cada territorio, no podemos obviar que los análisis y ensayos de numerosas autoras, desde Jason Hribal y Gary Francione hasta el texto “Bestias de carga” de Antagonism and Practical History, han demostrado que la explotación de animales, y toda la maquinaria de cosificación y devaluación sistemática que siempre ha sustentado la moral e ideología especista, son principalmente (aunque no solamente, siendo honestas) fruto de un Occidente podrido, codicioso e invasor, mientras que aquellas sociedades originarias que sufrieron la colonización imperialista que robó sus tierras, aplastó sus culturas y exterminó a sus poblaciones, mantuvieron en su mayoría (con excepciones, claro) una relación con las animales basada en el respeto contemplándolas como iguales incluso cuando, por necesidad (y no por capricho ni por una cruel demostración de fuerza), les cazaban.

De hecho, son varias las personas que, orgullosas de su origen indígena y nativo, han defendido y asumido un estilo de vida vegano, al ver las conexiones que vinculan la opresión que sufrieron sus pueblos con la opresión y exclusión que sufren las animales no-humanas y la naturaleza. En algunos casos, fueron estas compañeras quienes llevaron sus compromisos hasta las últimas consecuencias y pusieron su propia vida y libertad en juego para liberar de su cautiverio a animales, o para destruir los medios usados para su explotación. Ejemplo de esto es la Western Wildlife Unit, una célula del Frente de Liberación Animal que actuó en EEUU contra la industria peletera y sus accionistas, y cuyas integrantes, nativas americanas, pertenecían a la Nación Coyote.

Considerando todo esto, para nosotras, pese a ser un colectivo de personas blancas que viven en Europa, no tiene sentido plantear el veganismo como una cuestión imperialista centrada en imponer nuestros perfectos valores morales occidentales a todo el mundo. De lo que se trata es de visibilizar la dinámica de opresión implícita en el especismo, y con ello mostrar los paralelismos existentes entre las distintas formas de dominación, articulando un movimiento fuerte capaz de subvertir todas esas estructuras viéndolas como una sola, sin perder de vista las particularidades y aspectos concretos que caracterizan cada una de ellas.

Por ello, hemos decidido traducir al castellano y editar este texto, con la sana intención de profundizar en el debate, y de dejar claro de una vez por todas que el veganismo no sólo es compatible con el respeto y la valoración de las costumbres y cultura de los demás pueblos del mundo, sino que de hecho es el imperialismo occidental el que, con frecuencia, exporta la mentalidad especista a otros lugares y sociedades donde no existía, e impone un modo único de relacionarse con las animales y con la naturaleza.

Para descargar en castellano:

– Portada: Aquí
– Cuerpo: Aquí

Para descargar en galego:

– Portada: Aquí
– Cuerpo: Aquí

Distribuidora Anarquista Polaris - Pontevedra
Fuente: Distribuidora Anarquista Polaris
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios