Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria da luz verde a la fumigación con carcinógenos

Traduccion del articulo “EFSA and Member States vs. IARC on Glyphosate: Has Science Won?” , publicado por Corporate Europe Observatory el 25/11/2015

Monsanto y la industria de los pesticidas suspiraron de alivio el 12 de Noviembre de 2015. Los resultados de la investigación sobre la toxicidad del glifosato realizada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y los Estados Miembros de la UE estaban en total contradicción con la conclusión de marzo de 2015 de la Agencia Internacional para la Investigación contra el Cáncer (IARC), organismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de que este herbicida es un probable carcinógeno para los seres humanos. Si se valida, esta conclusión podría causar una prohibición del glifosato en la UE.

"Herbicide Path", Angus Wilson (Creative Commons - CC BY-NC-ND 2.0)

Este artículo profundiza en los argumentos de ambas partes, y revela dos procesos sorprendentemente diferentes que condujeron a evaluaciones contradictorias. En resumen, el proceso de la OMS fue transparente, ceñido a la metodología científica convencional y se enfocó en los herbicidas que contienen glifosato (ya que el glifosato nunca se utiliza solo en el mundo real), mientras que el de la EFSA se basa en una revisión por pares por funcionarios anónimos de estudios confidenciales y no publicados, patrocinados por la industria, que se enfocan en el glifosato solo. La Comisión Europea, que tendrá la última palabra sobre la conveniencia o no de la reautorización del glifosato en la UE, y bajo qué condiciones, debe ahora decidir qué hacer con esta interesante pieza de 'ciencia'.

El 12 de noviembre de 2015, después de una larga saga[1], funcionarios anónimos de la EFSA y expertos de los Estados Miembros de la UE publicaron los resultados de sus actividades conjuntas de reevaluación de la toxicidad del glifosato[2], el herbicida más utilizado en el mundo. Más comúnmente conocido como 'Roundup', el nombre comercial original de Monsanto, se aplica a más de 150 alimentos y cultivos no alimentarios[3] y es utilizado por millones de propietarios a nivel doméstico, empresas y autoridades públicas para mantener el césped, jardines, edificios y otras tierras libres de malas hierbas. El glifosato es también una piedra angular de los cultivos genéticamente modificados (GM). Según los defensores de los cultivos GM, el 57% de todos los cultivos GM con fines comerciales en todo el mundo en 2013 eran tolerantes a herbicidas, y la inmensa mayoría de estos fueron diseñados para tolerar herbicidas a base de glifosato. Esto simplifica su cultivo en gran escala, los social y ecológicamente dañinos monocultivos, también conocidos como "desiertos verdes”[4]

Tras examinar los datos disponibles, estos funcionarios anónimos han emitido varias conclusiones sobre la toxicidad del glifosato. Dos de los resultados más importantes han sido:

El glifosato se considera "improbable" como causa de cáncer en los seres humanos

Se sugiere aumentar un 66% el nivel de exposición legalmente permitido para consumidores en la UE.[5,6]

La primera conclusión fue esperada con ansiedad en el mundo de los pesticidas, y se recibió con alivio por parte de la industria. "La ciencia gana!!", se entusiasmó Robb Fraley, jefe de tecnologia de Monsanto[7]. Con esta evaluación, la EFSA ha llegado a una conclusión contraria al del grupo de científicos convocada por la OMS, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC). Estos expertos determinaron en marzo de 2015 que el glifosato era "probablemente carcinógeno para los seres humanos"[8] después de haber encontrado "evidencia limitada" de cáncer en humanos y "evidencia suficiente" en animales de experimentación. La monografía completa fue publicada por la IARC en julio de 2015[9]

Esta conclusión en sí misma no es una sentencia de muerte para el glifosato: la conclusión de la IARC es una caracterización de riesgos, y en la UE corresponde a la Comisión Europea el regular el glifosato[10]. Sin embargo, la legislación sobre pesticidas en la UE dispone que los plaguicidas vinculados a la "presunción de carcinogenicidad en seres humanos" basado en "pruebas suficientes" en animales deben ser prohibidos[11]. Lo que la IARC ha encontrado fueron precisamente tales pruebas suficientes, y la industria ha reaccionado con furia a la amenaza. El modelo de negocio de Monsanto, en particular, sigue dependiendo en gran medida de las ventas de Roundup y de los cultivos GM resistentes al herbicida. La empresa exigió públicamente la retractación[12] de lo que ellos llaman "Junk Science"[13] y presionó a la directora de la OMS Margaret Chan[14] para que "rectificara" las conclusiones del informe.

Interpretaciones
La OMS organizó un grupo de trabajo durante el verano de 2015[15] para comparar los hallazgos de la IARC con los de otro organismo de la OMS que había llegado a conclusiones opuestas en 2004 y 2011. El grupo de trabajo le solicitó a este organismo, las Reuniones Conjuntas FAO/OMS sobre Residuos de Pesticidas, realizar un "reevaluación completa de glifosato" y “revisar sus directrices internas para consolidar los criterios de inclusión/exclusión de datos con respecto a lo publicado". Las conclusiones de la IARC quedaron intactas.
Posteriormente, en Alemania, el Instituto Nacional de Evaluación de Riesgos (BfR), principal organismo en el proceso de evaluación de la UE[16], tras escudriñar la monografía publicada por la IARC en considerable detalle, acordó que la clasificación de los datos disponibles por la IARC[17] como "evidencia limitada de carcinogenicidad del glifosato en humanos" era adecuada.

Pero el BfR adoptó una "visión más prudente" que la IARC en la interpretación de la evidencia en humanos, argumentando que la revisión de la IARC no había encontrado "ninguna asociación positiva consistente" documentando exposición humana al glifosato, y que no era posible "diferenciar entre los efectos del glifosato y los coadyuvantes" en la mayoría de los estudios valorados.

Cuando llegó a las evidencias en animales, el BfR desestimó rotundamente la interpretación de la IARC: "El peso de la evidencia sugiere que no hay riesgo de cáncer relacionado con el uso del herbicida, y no se recomienda ninguna clasificación de riesgo de carcinogenicidad para el glifosato según los criterios de la UE".

Las diferencias en la interpretación son el pan cotidiano de los científicos, pero un Estado Miembro en particular fue sorprendido por el hecho de que, a pesar de estar de acuerdo con la clasificación de la IARC, el BfR llegara a una conclusión general tan diferente. Un anónimo funcionario sueco señaló en los comentarios oficiales de su país[18] que "la conclusión de la IARC es ciertamente cautelar, pero también factible" en cuanto a la evidencia en seres humanos se refiere. Defendió también la elección de la IARC de los test estadísticos para la medición de las pruebas en animales como "más sensibles", y criticó el uso de datos históricos para equilibrar los grupos de control en los experimentos: "No creemos que la referencia a datos históricos del control pueden derogar los resultados positivos de las pruebas de tendencia".

Pero dentro de la UE, Suecia estuvo más o menos sola en esto. A pesar de que Noruega también expresó fuertes críticas al BfR por su tratamiento estadístico de la pruebas con animales, no es un país de la UE. Todos los demás Estados Miembros siguieron la sentencia BfR, con Belgica mostrando su acuerdo con Alemania en la descripción de la clasificación de la IARC como "meramente impulsada por el principio de precaución"[19]. Francia también estaba completamente de acuerdo con el BfR, y sorprendentemente concisa en su reacción[20], elogiando la "enorme labor facilitada por Alemania sobre las conclusiones de la IARC". Dinamarca, el Reino Unido y España también fueron unificadas en su aquiescencia. Irlanda preguntó por qué los dos enfoques estadísticos arrojaron resultados tan diferentes, pero no se opuso al BfR.

La EFSA tomó nota de la cuasi unanimidad en torno a Alemania y, mientras reconoce el consenso sobre la conveniencia de la clasificación de la IARC, abrazó la opinión general sobre los defectos estadísticos en los datos de carcinogenicidad en animales del IARC. La conclusión de la IARC de que el glifosato "probablemente" causa cáncer humanos se convirtió así en un "improbable" en las conclusiones finales de la revisión de la UE (a pesar de que Suecia y Noruega insistieron en su minoritaria opinión discrepante). Ambos términos se refieren a la probabilidad, pero desde un punto de vista opuesto. ¿Cómo han llegado a diferir tanto los puntos de vista de los científicos de la IARC y los funcionarios de la EFSA y los Estados Miembros de la UE?

Como la EFSA recibió la solicitud de la Comisión Europea de incluir los resultados de la IARC en su examen, los funcionarios de la EFSA que publicaron la revisión por pares han proporcionado alguna explicación.

Glifosato 'Puro' vs. formulaciones del mundo real
En primer lugar, los funcionarios de la EFSA explicaron que las dos revisiones utilizaron diferentes conjuntos de datos. Como el glifosato casi nunca se utiliza solo en el mundo real, sino en cientos de combinaciones distintas, los científicos de la IARC habían revisado varios estudios que valoraban formulaciones de glifosato[21]. Estos estudios de exposición en condiciones reales -a trabajadores agrícolas y forestales y a residentes de la comunidad- fueron obviamente esenciales en su evaluación, aunque la IARC también llegó a sus conclusiones basándose en estudios de laboratorio de glifosato puro y solo, encontrando evidencia "suficiente" de carcinogenicidad en animales y evidencias "fuertes" de genotoxicidad.

La EFSA y los funcionarios nacionales, por otro lado, tenían un territorio más estrecho. Fueron confinados a la legislación de pesticidas de la UE, en la que solo son consideradas las "sustancias activas" declaradas del pesticida, mientras que la evaluación de la toxicidad de las formulaciones se deja a los Estados Miembros. Así que la EFSA y los Estados miembros apenas reconocen los estudios de exposición en el mundo real utilizados por la IARC, ya que los productos en cuestión no eran glifosato puro.

Esta evaluación separada de los diferentes compuestos de los pesticidas en el reglamento de la UE es reduccionista a la vez que un problema de base. De hecho, el producto final combina los diferentes componentes para obtener un efecto sinérgico (mayor que la suma de sus partes), y como consecuencia el impacto en la salud de las formulaciones comerciales escapan del nivel de evaluación de la UE. Por ejemplo, Alemania había prohibido anteriormente un adyuvante común en el Roundup conocido como POEA, explicando que "hay pruebas convincentes de que la toxicidad de algunos herbicidas que contienen glifosato es resultado de los co-adyuvantes de los productos fitosanitarios (por ejemplo, las talowaminas usadas como surfactantes)"[22] concluyendo que "se alienta a los Estados Miembros a examinar la sustitución de alkylamine nonilfenol (POEA) en productos fitosanitarios con surfactantes menos tóxicos"[23]. Sin embargo, ningún otro Estado Miembro todavía ha seguido el ejemplo: a la EFSA le fue encomendado observar POEA por la Comisión Europea, pero resolvieron que debían ser realizadas más investigaciones antes de que pudiera emitirse una recomendación[24]

Para su crédito, nuestros expertos anónimos reconocen que "la cuestión de la toxicidad de las formulaciones debe ser considerada mas a fondo, como algunos estudios de genotoxicidad publicados[25]… sobre formulaciones que presentaron resultados positivos in vitro e in vivo." En particular, señalaron que "otros aspectos deben ser clarificados, como la toxicidad y carcinogenicidad a largo plazo, la toxicidad reproductiva y sobre el desarrollo y la potencial disrupción endocrina de las formulaciones"[26]

Reconocer ese enorme vacío de datos significa que está en duda la seguridad de las formulaciones de glifosato utilizadas en Europa. Indirectamente, también es una malísima indicación de que los reglamentos vigentes de la UE no son aptos para su fin, y que los Estados Miembros no están haciendo su trabajo

Datos secretos
La segunda razón proporcionada por los funcionarios públicos para defender la superioridad de su conclusión ante la de los científicos de la IARC es que en su evaluación se incluyen más datos. De hecho, la IARC no tenía acceso a los estudios confidenciales de la industria, sino sólo a los resúmenes en los que se pierde información importante. Y, en particular, no estaban al tanto de cinco estudios con ratones llevado a cabo por la industria[27].
Esto es lamentable, porque José Tarazona, jefe de la Unidad de Pesticidas de la EFSA, llamó a estos estudios "clave" y "capital" durante la conferencia de prensa de la EFSA sobre el asunto. Kathryn Guyton, toxicóloga en el Programa de Monografías de la IARC que siguieron el archivo en el IARC, dice que lo que es particularmente interesante sobre los dos estudios con ratones que la IARC analizó fue que mostraron una correlación estadísticamente significativa entre la exposición a glifosato y la aparición de un tipo muy poco común de tumor[28]. Aparentemente, una correlación con tumores infrecuentes también apareció en los tres estudios que sólo la EFSA ha podido examinar en detalle. Como estos estudios, sin embargo, no estaban disponibles para una revisión científica independiente, Guyton no pudo explicar cómo la EFSA había llegado a una conclusión tan divergente de la de la IARC tras haberlas examinado. En sus observaciones, Bélgica insistió en que "es lamentable que la IARC no tomara en cuenta tres estudios clave de ratones y ratas, ya que esto podría haber añadido otra perspectiva a las conclusiones generales"[29]. Este sentimiento fue compartido por Irlanda: "el fracaso de la IARC [sic] para evaluar los otros 3 estudios no es de ayuda".

Este es en realidad un segundo problema de base en el reglamento de pesticidas de la UE (y prácticamente todos los sectores económicos regulados en la UE): los estudios utilizados por la EFSA y los Estados Miembros para evaluar el riesgo de productos regulados, tales como las sustancias activas de los pesticidas, son pagados y facilitados por sus productores. Pero la mayoría son accesibles solamente a los reguladores, y no a la comunidad científica o al público, porque según la industria contienen secretos comerciales y podrían ser utilizados por sus competidores para obtener una autorización de mercado en otros lugares[30].

Hay algunos estudios no patrocinados por la industria sobre sustancias activas comunes tales como el glifosato, que permite a la UE y a los reguladores nacionales comprobar la información (o falta de ella) presentada por los productores[31]. Sin embargo, hay muy pocos estudios independientes sobre las formulaciones existentes, tales como los utilizados por la IARC, en la literatura científica pública. La capacidad de los Estados Miembros a fin de evaluar sistemáticamente las formulaciones utilizadas en la UE es, por lo tanto, limitada, ya que necesitaría financiar estudios de evaluación de cada formulación comercial independientemente de sus productores. Esto simplemente no ocurre.

Como resultado, la información sobre la toxicidad de las formulaciones de glifosato utilizadas en el mundo real no está disponible para el público. La industria probablemente sabe más que nadie, pero rara vez publica resultados perjudiciales.

Autores anónimos vs. proceso reproducible
Otros factores, en este caso no declarados por la EFSA, también podrían haber jugado un papel importante. A lo largo de todo el proceso, ya sea en el BfR o en la EFSA, el proceso de evaluación de riesgos ha sido anónimo. El Bfr no reveló los autores de su informe original, a pesar de que en su panel hay productores de pesticidas (incluido el glifosato)[1]. Además, la agencia reveló que el número de estudios que les habían sido enviados por productores de glifosato era tan grande que usaron simplemente resúmenes facilitados por los productores, agregando comentarios cuando procedía.

De forma similar, la EFSA no le dió el trabajo a su panel científico sobre pesticidas, que consiste en científicos externos que contribuyen a la labor del Organismo, sino a los funcionarios de su Unidad de Pesticidas. El mismo tratamiento anónimo fue aplicado a todos los funcionarios que representaron a los Estados Miembros de la UE que participaron en la revisión por pares. Esto fué justificado como sigue: "Como una organización de la UE, la EFSA tiene la obligación de proteger los datos personales de sus empleados, (y) también para evitar la influencia indebida"[32]. Este secreto es comprensible durante el proceso, pero mucho menos una vez que el estudio ha sido publicado - muchos organismos reguladores comparables como la Agencia de Protección Ambiental, encargada de la evaluación de pesticidas en Estados Unidos, los publica. Sin embargo, la EFSA se negó a revelar los nombres de sus funcionarios y los de los Estados Miembros (el nombre de un experto nacional aparece por error en el documento).

En contraste con el proceso de revisión por pares de la EFSA, dependiente de funcionarios anónimos, basada en estudios no divulgados para las decisiones clave, el proceso de la IARC es completamente transparente y reproducible. "Sólo utilizamos los datos públicamente disponibles", explicó Guyton. "Esta es la piedra angular de los procedimientos científicos de las Monografías." Este proceso abierto hace posible acceder y revisar todos los estudios científicos originales, garantizando así la revisión posterior a la publicación de que las pruebas y las conclusiones son científicamente válidas. Además, el grupo de la IARC estaba compuesto por "expertos líderes en el mundo” según Guyton, cuidadosamente supervisados para evitar posibles conflictos de intereses por el personal de la IARC, con declaraciones de interés divulgadas dos meses antes de las reuniones para el escrutinio público.
"Nos tomamos muy en serio nuestra independencia", dijo Guyton. "Todo el mundo puede saber quién estaba en la habitación a lo largo de todo el proceso. Bajo ninguna circunstancia podrían redactar el texto de los Monográficos científicos con la percepción de cualquier tipo de conflictos de interés." Por ejemplo, un científico que asistían a las reuniones del grupo, C. Portier, no podía ser citado en el panel por el debido a su empleo a tiempo parcial por la ONG estadounidense Environmental Defense Fund. No obstante, como su experiencia se consideró importante para la evaluación, asistió como “especialista invitado”. Esta es una categoría creada por IARC para permitir participar en las reuniones a los científicos con un conflicto de intereses con los de la agencia, pero no pueden escribir monografías o contribuir a la evaluación de decisiones[33]

"Lo que hicimos fue muy riguroso", continúa Guyton, agregando que esta estricta independencia política combinada con el uso de únicamente la evidencia disponible públicamente garantiza la reputación de la agencia. "Todos los científicos pueden replicar nuestros resultados." Interrogada sobre la presión que tuvieron que enfrentar desde la industria, Guyton dijo: "La industria de pesticidas está muy concentrado, y sobre este archivo estábamos tratando con un fabricante en particular que tiene una historia de involucrarse en los procesos científicos. Sin embargo, podían seguir todo el proceso como observadores de manera siempre sabían lo que estaba sucediendo."[34]

Y ahora?
¿Qué podemos hacer con estos dos procesos divergentes? ¿Qué organismo de evaluación de la inocuidad del glifosato es correcta? Una manera obvia para avanzar sería publicar los tres famosos estudios confidenciales y ponerse de acuerdo sobre su tratamiento estadístico, pero esto parece lejos de ser sencillo.

La EFSA confirmó que no iban a publicar los datos brutos de estos estudios, afirmando que lo que ya han publicado es comparable a la "cantidad de información contenida dentro de los artículos publicados en la bibliografía científica". Sin embargo, acceder a los datos en bruto sería la única manera de comprobar cómo las conclusiones de estos estudios fueron obtenidos; la ONG experta Pesticides Action Network Europe (PAN-Europe) ha luchado en los tribunales durante años tratando de obtener datos sobre el glifosato y hasta ahora las empresas siempre se han negado a revelarlos y permitir que tuviera lugar un escrutinio independiente de sus datos[35]

Con respecto a la metodología estadística, científicos de la IARC han criticado fuertemente el examen realizado por la EFSA y los Estados miembros, diciendo[36] que están "sorprendidos" por el tratamiento del BfR acerca de la interpretación estadística de los datos de animales por la IARC. Greenpeace[37] y PAN-Europe[38] acusaron a los funcionarios públicos de la UE y nacionales de utilizar datos históricos de control imperfecto para descartar las pruebas significativas observadas por la IARC (y más tarde por el propio BfR). La EFSA ha defendido su uso de datos históricos de control, afirmando que fueron seleccionados de acuerdo a directrices válidas. Lo que, a su vez, es refutado por científicos de la IARC.

[ACTUALIZACIÓN 30 de noviembre] Una carta abierta[39] firmada por 96 científicos, incluidos nueve autores de la IARC, todos especializados en las disciplinas pertinentes (investigación del cáncer, epidemiología, toxicología, salud ocupacional...) fue enviada el 30 de noviembre de 2015 a la Comisión Europea y a la EFSA urgiéndoles a considerar las diferencias en las conclusiones de la IARC y el BfR. Los científicos, que se presentan como "haber dedicado [su] vida profesional a comprender el papel de los riesgos ambientales sobre la salud humana y los riesgos de cáncer", sostienen que "la decisión del BfR no es creíble, porque no esta apoyada por la evidencia y no fue alcanzado de manera abierta y transparente" y llama a la Comisión Europea a "ignorar el falso resultado de la EFSA sobre el glifosato en su formulación de glifosato, salud y política ambiental para Europa y para pedir una revisión de la literatura científica transparente, abierta y creíble." La carta tiene tono de enfado y apunta varias razones para quejarse del proceso EFSA/BfR:
- "los argumentos promovidos por el BfR para negar las evidencias humana, animal y mecanística son falsos científicamente y en sus fundamentos, y deben ser rechazados”
- "Nos oponemos firmemente al casi inexistente peso dado a los estudios de la literatura por el BfR y la fuerte dependencia de datos no disponibles públicamente en un conjunto limitado de ensayos que definen los datos mínimos necesarios para la aprobación de un pesticida." [ACTUALIZACIÓN 30 de noviembre]

Una historia de dos procesos

Esperar una rápida resolución de esta controversia está pendiente, pero... ¿es en el fondo, realmente, acerca de la ciencia? Es sorprendente que el argumento gire tanto en torno a la interpretación de textos jurídicos (directrices de la OCDE, etc) para la inclusión o exclusión de datos y tan poco acerca de la dimensión real del problema y los experimentos reales. En cualquier caso, comparar la integridad de los dos procesos es aleccionadora. La IARC estrictamente adherida a la metodología científica convencional (con resultados reproducibles), mientras que nuestros funcionarios publicos anónimos europeos no lo hacen. Desde esa perspectiva, la exclamación del Jefe de Tecnología de Monsanto que “gana la ciencia" significa que la posición de la compañía efectivamente prevalece en esta batalla, pero realmente no dice mucho sobre la calidad de la ciencia en juego.

La conclusión obvia es que la el sistema de evaluación de riesgos de los pesticidas de la UE necesita urgentemente una reforma. Mientras que el glifosato es el herbicida más frecuentemente utilizado en Europa, "hay poca información disponible sobre accidentes de trabajo comunitario o la exposición a glifosato," según la IARC.

Preguntado sobre si la IARC ha tomado en cuenta un pequeño estudio encargado por la ONG Amigos de la Tierra-Europa sobre la presencia de glifosato en la orina de personas de toda Europa[40], Guyton comentó: "Este estudio fue la mitad de los datos que teníamos! No sabemos los niveles, no sabemos la frecuencia. ... Básicamente, no tenemos ninguna información". En definitiva, esto significa que la entidad económica más grande del planeta, la UE, no supervisa la exposición de su propia población al herbicida mas utilizado en su territorio.
El glifosato ha sido una superproducción comercial desde su entrada en el mercado. Esto es porque combina eficacia formidable con unos niveles de toxicidad que son, en la medida de lo conocido, comparativamente inferiores a los de otros herbicidas de amplio espectro. Sin embargo, el monocultivo modelo agronómico facilitado por el glifosato es desastroso para la conservación de la biodiversidad y de los suelos. También arraigada en países industrializados, este modelo a gran escala es la destrucción de las comunidades rurales[41]

En conclusión, ofrecemos un comentario y dos preguntas. La recomendación de Alemania de aumentar los niveles de exposición legal en un 66% -apoyado por la EFSA- apenas ha sido discutido (no en este artículo, sino en ningún lugar). Esto es sorprendente, y la EFSA ya ha anunciado que va a revisar los niveles de residuos aprobado en 2016[42]. En segundo lugar, la pregunta nunca hecha que se esconde en las sombras de este proceso: ¿es realmente capaz la UE de ejecutar su propia política en materia de pesticidas y prohibir el glifosato si la ley así lo exige? ¿o está el TTIP metiendo de nuevo palos entre las ruedas, ya que el glifosato es también de gran importancia estratégica para los intereses de EE.UU (por ejemplo, las exportaciones de cultivos GM)? Por último, si la UE no quiere aplicar una prohibición, ¿puede permitirse el lujo de reconocer que la IARC podría tener la razón?

En cualquier caso, habiendo científicos independientes cuya labor y antecedentes puede comprobarse en lugar de funcionarios anónimos y confidenciales, referencias a cargo de esta evaluación tendría una mayor confianza en los resultados de todo el ejercicio.

NOTAS Y BIBLIOGRAFIA
1.The Glyphosate Saga & “independent scientific advice” according to Germany, the UK & France, Corporate Europe Observatory. Disponible en: http://corporateeurope.org/food-and-agriculture/2015/04/glyphosate-saga-independent-scientific-advice-according-germany-uk
2. Conclusion on the peer review of the pesticide risk assessment of the active substance glyphosate, EFSA Journal 2015;13(11):4302. Disponible en: http://www.efsa.europa.eu/sites/default/files/scientific_output/files/main_documents/4302.pdf
3. Los productores habían solicitado los siguientes usos: "herbicida en las emergencias de malezas anuales, perennes y bienales en todos los cultivos [cultivos incluyendo pero no limitándose a raíces y tubérculos, bulbos, verduras de tallo, hortalizas (frutales, verduras brassica, foliaceas, hierbas frescas y leguminosas), legumbres, semillas oleaginosas, patatas, cereales y azúcar y la remolacha forrajera; cultivos de huerto y la vid, antes de plantar frutales, plantas ornamentales, árboles, plantas de vivero, etc.] y pulverización foliar por desecación en cereales y oleaginosas (pre-cosecha)".
4. Los genes de tolerancia al glifosato insertados en estas plantas se han extendido ahora a un gran número de malezas, haciendo el uso del glifosato menos y a veces nada eficaz. Para luchar contra esto, la industria de biotecnología ya está vendiendo (o planea vender) cultivos GM tolerantes a varios herbicidas al mismo tiempo. Sin embargo, estos herbicidas, que incluyen el glufosinato, 2,4-D y dicamba, son más tóxicos para los seres humanos que el glifosato.
5. La Ingesta Diaria Aceptable (Acceptable Daily Intake, ADI) se incrementó de 0,3 a 0,5 mg/kg de peso corporal.
6. Esto ha sido propuesto por el BfR, la agencia nacional alemana para la valoración del riesgo. Los plaguicidas de la UE (El Reglamento sobre Pesticidas en la UE prevé que los Estados Miembros hagan el primer examen de un pesticida y que la EFSA entonces realiza una revisión por pares de este dictamen junto con todos los demás Estados miembros).
7. https://twitter.com/RobbFraley/status/664861221808656384
8. Categoría (2A) en la clasificación de la IARC. http://monographs.iarc.fr/ENG/Classification/
9. Disponible en: http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol112/mono112-09.pdf
10. CEO está apoyando actualmente, a escala de la UE, una petición a la Comisión Europea exigen que el glifosato está prohibido, véase https://act.wemove.eu/campaigns/stop-glyphosate
11. Concretamente, el Reglamento dice: "La clasificación en la categoría 1A y 1B se basa en la solidez de la evidencia [...] [que] se deriva de los estudios humanos que establecen una relación causal entre la exposición del hombre a una sustancia y el desarrollo del cáncer (carcinógeno humano conocido); o los experimentos con animales en los que hay pruebas suficientes de carcinogenicidad animal (presunto carcinógeno humano). Además, individualmente, el juicio científico puede justificar una decisión de presunción de carcinogenicidad en seres humanos derivada de estudios que muestran evidencia limitada de carcinogenicidad en seres humanos junto con pruebas limitadas de carcinogenicidad en los animales de experimentación." Regulations (EC) No 1107/2009 on Pesticides and (EC) No 1272/2008 on Classification, Labelling and Packaging (CLP), p.104.
12. Monsanto seeks retraction for report linking herbicide to cancer, Carey Gillam, 24/03/2015, Reuters. Disponible en: http://mobile.reuters.com/article/idUSL2N0WP0UM20150324?irpc=932
13. Scientis defends WHO group report linking herbicide to cancer, Carey Gillam, 26/03/2015, Reuters. Disponible en: http://in.reuters.com/article/us-monsanto-herbicide-idINKBN0MM2JR20150326
14. Monsanto Says It’s ‘Outraged’ by WHO Cancer Risk Report, Jack Kaskey, 23/03/2015,Bloombergbussines. Disponible en: http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-03-23/monsanto-says-it-s-outraged-by-who-assessment
15. Main findings and recommendations of the WHO Core Assessment Group on Pesticides Expert task force on Diazinon, Glyphosate and Malathion. Disponible en: http://www.who.int/foodsafety/areas_work/chemical-risks/main_findings_and_recommendations.pdf?ua=1
16. Addendum 1 to the RAR Assessment of IARC Monographs, Final addendum to the Renewal Assessment Report (public version), Risk assessment provided by the rapporteur Member State Germany and co-rapporteur Member State Slovakia for the active substance GLYPHOSATE according to the procedure for the renewal of the inclusion of a second group of active substances in Annex I to Council Directive 91/414/EEC laid down in Commission Regulation (EU) No. 1141/2010, October 2015, p. 4156.
17. Ibíd., pág. 4244
18. Comentarios de Suecia sobre el apendice de septiembre de 2015 para el glifosato, EFSA, Informe de la revisión por pares sobre el glifosato, Octubre 2015, p.887
19. Informe de la revisión por pares, p.870
20. El país prohibió el glifosato en los centros de jardinería y podría haberse esperado que defendiera interpretaciones que apoyan esta decisión (http://phys.org/news/2015-06-france-sale-monsanto-herbicide-roundup.html)
21. Con adyuvantes (sustancias que cambian o aumentan el efecto de glifosato)
22. The BfR has finalised its draft report for the re-evaluation of glyphosate, Bundesinstitut für Risikobewertung. Disponible en: http://www.bfr.bund.de/en/the_bfr_has_finalised_its_draft_report_for_the_re_evaluation_of_glyphosate-188632.html
23. Glyphosate Addendum 1 to RAR Part Ecotoxicology, Final addendum to the Renewal Assessment Report (public version), Risk assessment provided by the rapporteur Member State Germany and co-rapporteur Member State Slovakia for the active substance GLYPHOSATE according to the procedure for the renewal of the inclusion of a second group of active substances in Annex I to Council Directive 91/414/EEC laid down in Commission Regulation (EU) No. 1141/2010, October 2015, p. 4316.
24. Request for the evaluation of the toxicological assessment of the co-formulant POE-tallowamine. EFSA Journal 2015;13(11):4303 [13 pp.].Disponible en: http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/4303
25. "(no conforme a GLP o a las directrices de la OCDE)"
26. Conclusion on the peer review of the pesticide risk assessment of the active substance glyphosate. EFSA Journal 2015;13(11):4302, 107 pp. doi:10.2903/j.efsa.2015.4302, p. 11.
27. Sin embargo,dos fueron incluidos en su evaluación porque las revisiones por pares finales y públicas de los datos por parte del gobierno de Estados Unidos y la OMS estaban disponibles.
28. Entrevista telefónica con Corporate Europe Observer el 19 de noviembre de 2015.
29. Informe dela revisión por pares, pág. 870
30. Este problema existe en todas las regiones del mundo, y el muy alto coste de entrada en el mercado creado por esta situación protege a las grandes empresas contra la competencia: el mercado se está concentrando rápidamente, con los diez mayores productores de plaguicidas controlando el 94,5% del mercado mundial.
31. La EFSA ha de incluir toda la información independiente disponible en su trabajo, pero a menudo falla en hacerlo.
32. Correspondencia por Email con Corporate Europe Observer el 17 de noviembre de 2015
33. En nuestro informe de 2013 “Unhappy Meal”, que documenta un gran número de conflictos de intereses entre los expertos de la EFSA, CEO recomendaba que la EFSA adoptara este enfoque para mejorar la independencia de la agencia sin amputarle el grado de pericia que es necesario. Para obtener más detalles sobre el estatus de “especialista invitado” de la IARC, consulte http://monographs.iarc.fr/ENG/Preamble/currenta5participants0706.php
34. Entre los observadores de las reuniones de la IARC estaban T. Sorahan, empleado de Monsanto, y C. Strupp, empleado del fabricante de pesticidas Adama representando al lobby de pesticidas de la UE, consulte http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lanonc/PIIS1470-2045(15)70134-8.pdf
35. PAN-Europe Legal Action. Disponible en: http://pan-europe.info/what-we-do/pan-europe-legal-action
36. Correspondencia entre el Corporate Europe Observer y C. Portier, 24 de noviembre de 2015
37. EU whitewash on cancer risk from world’s most used weedkiller. Overreliance on unpublished industry studies leads EU food agency to recommend glyphosate approval. Greenpeace Press Release,12/11/2015. Disponible en: http://www.greenpeace.org/eu-unit/en/News/2015/EU-whitewash-on-cancer-risk-from-worlds-most-used-weedkiller/
38. EFSA’s (un-)scientific opinion: glyphosate not a carcinogen, PAN-Europe Press Release, 12/11/2015. Disponible en: http://www.pan-europe.info/press-releases/2015/11/efsa%E2%80%99s-un-scientific-opinion-glyphosate-not-carcinogen
39. Open letter: Review of the Carcinogenicity of Glyphosate by EFSA and BfR. 27/11/2015. Disponible en: http://images.derstandard.at/2015/11/30/glyphosate.pdf
40. Weed killer found in human urine across Europe, Friends of the Earth – Europe, 13 June 2013. Disponible en: http://foeeurope.org/weed-killer-glyphosate-found-human-urine-across-Europe-130613
41. Esto está empezando a ser reconocido: en la sección sobre ecotoxicología de su revisión de los hallazgos de la IARC, BfR declaró que tales herbicidas de amplio espectro causan considerables perturbaciones en los ecosistemas completos: "Añadido a la evaluación de la información procedente de l as monografias de la IARC, [Alemania] reitera en este apéndice el conocimiento acerca de los efectos del glifosato y otros herbicidas de amplio espectro sobre las poblaciones de especies no-objetivo (especialmente insectos y aves de tierras agrícolas), causado por una alteración de la cadena alimenticia".
42. EFSA explains the carcinogenicity assessment of glyphosate, EFSA Pesticides Unit, 12/11/2015. Disponible en: http://www.efsa.europa.eu/sites/default/files/4302_glyphosate_complementary.pdf

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios