Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Alemania] Sobre las acusaciones contra la banda Wolf Down // Traducciones de los comunicados y declaraciones de las compañeras agredidas

Fuente: La Rebelión de las Palabras (traduce)

Fuentes originales: Aquí y aquí

En los últimos días, tres mujeres decidieron hacer públicas sus experiencias dentro de relaciones sexo-afectivas con dos miembros de Wolf Down, una archiconocida banda de hardcore alemana, muy famosa dentro y fuera de la escena musical anarquista por sus letras y videoclips con fuerte contenido político, con temáticas como el antiespecismo, el anarquismo, la lucha contra las prisiones, la corrupción del Estado y la Iglesia o el rechazo de las drogas. Estas tres compañeras señalaron a dos de los miembros de este grupo musical, y especialmente a Tobi, uno de sus guitarristas (el otro es Sven, que toca la batería) acusándoles de ser agresores reincidentes, violadores y maltratadores. A raíz de estos hechos, otras mujeres se pusieron en contacto con ellas para compartir sus propias vivencias con esos mismos personajes, engrosando su historial de abusos.

La reacción del grupo fue hipócrita, oportunista y desesperada. Una vez entre la espada y la pared, y viendo que las mismas chicas de las que habían abusado reiteradamente durante años en diferentes relaciones estaban haciendo públicas sus vivencias y sabiendo que eso no tardaría en comprometer seriamente la imagen de la banda ante su principal público, sacaron un comunicado patético donde, de hecho, cometieron un nuevo error que no hizo sino confirmar las acusaciones contra ellos, y es que en vez de rectificar y ceder su espacio a las palabras de las compañeras, prefirieron difundir un comunicado de supuesta “disculpa” de uno de los agresores (como en esta sociedad, los agresores no tienen ya suficientes espacios donde su voz se escucha más que la de les demás por el mero hecho de ser hombres cisgénero y – a menudo – heterosexuales, ¡pues vamos a darle a este agresor otro espacio más para hacer oír sus excusas y sus justificaciones, venga!). Acto seguido, anunciaron su disolución como grupo.

A continuación, recojo y difundo, tras traducirlas a castellano, las palabras que las compañeras han estado haciendo públicas en las últimas 72 horas. Están ordenadas según el orden en el que fueron saliendo. El último comunicado es el último que ellas han dicho que sacarían, y que resume los anteriores. Igualmente, me ha parecido importante traducir y difundir todo, y no sólo ese último comunicado, para poder contextualizar mejor y para tener más detalle de los relatos de las compañeras.

La intención es sumar en la medida de mis posibilidades a la difusión de unos hechos que considero extremadamente graves, no sólo por el hecho en sí de las agresiones y violaciones a las compañeras (motivo más que suficiente para difundirlo), sino por tratarse en este caso, una vez más, de agresores que por desgracia cuentan con un importante estatus dentro de la escena política, por ser quiénes son y tocar donde tocan (o tocaban, mejor dicho). Esto debe llegar tan lejos como sea posible, y que ninguna persona que alguna vez se haya dejado seducir y engañar (como tantes hemos hecho) por la música de Wolf Down, confiando en que realmente creían y eran consecuentes con lo que cantaban, pueda enterarse de la clase de escoria embustera, misógina, manipuladora y cobarde que son en realidad sus ídolos…

A la mierda Wolf Down y a la mierda los machirulos y los autoritarios en la escena hardcore, en la escena punk y en todo el ambiente antiautoritario y revolucionario.
¡Total apoyo y solidaridad para las agredidas!

————————————–

Comunicados de las Víctimas:

A todas las compañeras, a tods les fans de Wolf Down y a todes aquelles a les que les pueda concernir: Alejaos de Tobias, uno de los guitarristas de la banda Wolf Down. Varias mujeres afirman acusaciones contra él por abusos sexuales. A continuación dos cortos reportes de experiencias de dos de las mujeres afectadas. Su intención es explicar el riesgo de estar en una relación con Tobias, denunciar su comportamiento y exponer a la banda Wolf Down como lo que son: una federación de hombres sexistas.

….

Mujer 1:

Yo estuve en una relación con Tobias durante más o menos un año. El tiempo es difícil de especificar, porque teníamos algo “indefinido”, que era de hecho algo parecido a una relación monógama, dejé de tener contacto por un tiempo, y estuve en una clara relación abierta declarada con él de nuevo durante algún tiempo. Juntes estuvimos durante aproximadamente un año o un poco más.

Tengo un pasado de mierda, crecí con abuso sexual a través de diferentes hombres en mi familia. Medio año antes de conocer a Tobias, fui violada inconsciente por un amigo que explotó la situación. Me desperté con la sensación de su pene en mí. La vida como una mujer es una mierda. Nada le ocurrió a ninguno de estos hombres de mi pasado. Ni mis intentos de hablar con ellos, ni buscar ayuda en mi entorno, tuvieron éxito en ninguno de estos casos. Al ser directamente confrontados con sus actos, estos hombres preguntaban “¿de qué estás hablando? Yo no hice nada, estás exagerando, sólo te acaricié” (claro, por eso no me moví ni hablé durante minutos). Quiero proteger a otras mujeres, que pudiesen venir después de mí, y necesito protegerme a mí misma.

Todo el tiempo que estuve con Tobias estuvo marcado por la violencia sexualizada y las acciones sexuales sin consentimiento. No quiero entrar demasiado en detalles, porque no pienso que tenga que hacer el papel de víctima para ser tomada en serio. Mucha gente que está leyendo este texto sabrá quién soy, y no quiero darle a esa gente la satisfacción de saber las formas en las cuales Tobias me humilló. Yo sólo digo esto: Tobias no preguntó, cuando lo hizo un “no” significó “convénceme”, no prestó atención cuando yo lloré, le dije que me dolíe y que no era divertido para mí, o (esto también pasó algunas veces), cuando vomité. Además él ni siquiera me daba la oportunidad de decirle que yo no quería algo porque él me penetraba sorpresivamente, incluso si le daba la espalda. No me atrevía a hacer un anuncio de este desagradable comportamiento porque crecí creyendo que el sexo era un mandato. Que no se te permite expresar tus deseos, que tienes que dejarles que te hagan esto.

Ya que Tobias tampoco me trató bien en otras ocasiones (también aquí tendría innumerables ejemplos, pero para asegurar mi privacidad no quiero entrar demasiado en detalles), detuve el contacto con él después de medio año. Me trasladé a otra ciudad, donde conocí a una chica, que contará el segundo informe de experiencia. Nos empoderamos mutuamente y reflejamos nuestro pasado sexual con Tobias juntas y llegamos a la conclusión: ambas nos sentimos muy mal con él. Sólo entonces, debido a la sensación de no estar sola, me atreví a hacerle un comunicado después de no tener ningún contacto con él durante un mes. Se justificó, se disculpó, pero más como si lamentara que fuera tan malo para mí por culpa de mi pasado como ser golpeado por él. El hecho de que es una mierda que cualquier persona sea víctima de violencia sexualizada no le vino a la mente. Sin embargo nos reunimos de nuevo. En este ‘segundo pasado’ estaba actuando más correcto, pero casi no tuvimos sexo porque simplemente no quería, ya que no le gustaba con mi consenso. Tres meses antes de terminar nuestra relación, hablé sobre este asunto de nuevo y lloró realmente mal. Se justificó.

Como finalmente terminé esta relación (en abril), hice esto con una declaración clara. Le dije por teléfono con claridad, que yo TENGO que romper con él porque mi salud emocional sería incompatible con estar en una relación con él y me sentía cada vez peor en estos tres meses. Contra el final de esta relación, tuve cada vez más flashbacks de cosas que me hizo y no pude procesar. Enlisté lo que él hizo por teléfono. Lloré y vomité después de la llamada.

Algunos días más tarde me encontré con él en Berlín, donde él vive, para hablar con él. Quería darle la oportunidad de aprender y esperaba poder seguir en contacto con él, para evitar que actuara así de nuevo. Además tenía miedo de ser expulsada de nuestro grupo mutuo de amigos/amigas (que realmente no habla por el entorno de Wolf Down). Le dije que podíamos quedar de amigos y hablamos varias horas sobre lo que pasó entre nosotres. Le dije claramente: lo que hiciste fue violación, incluso si esta palabra es difícil de decir, aún más en el contexto de una relación. Le dije que era como los otros tipos que me violaron. Era difícil de entender para él y mucho de lo que vino de él era el intento de moverse en una posición mejor. Lloré, nos abrazamos, en este día tenía que ser claro para él que él cometió un gran error e hirió gravemente a una persona..

Sin embargo nuestra amistad no funcionó correctamente. Tobias actuó bravucón ante mis intentos de hablar con él d este asunto otra vez tras algunos años. Él dijo que simplemente no podía hacer más que asegurarse de que cambió y que yo tenía que terminar con este asunto. Me sentí enferma durante este tiempo, tuve que combatir los flashbacks y los pensamientos suicidas. Además, hubo días en los que los pensamientos de él y las experiencias fueron tan malas que tuve que vomitar. Tuvimos contacto por chat de nuevo, él estaba molesto porque yo siguiese hablando sobre este asunto y me escribió, él no podía hacer nada por lo que pasó “como un chico bávaro de aldea, nadie me enseñó nada sobre el consenso”. Esta frase fue la brizna de paja que rompió la espalda del camello y le bloqueé en todas partes. Desde que se dio cuenta de que hice una captura de pantalla de su última declaración, trató de disculparse a medias, pero ya no me alcanzó más.

He terminado con este hombre y todos los hombres que son como él. Si hubiera apreciado mi confianza y participado en la reflexión y el trabajo conmigo, yo todavía seguiría siendo amiga de Tobias y este texto nunca resultaría. Pero como siempre tengo que explicarle qué comportamiento es respetuoso y que no siempre puede esquivar el peligro cuando viola a un ser humano, ya no podía soportarlo más. Él estaba actuando de manera tan increíblemente irrespetuosa, contactó a mi mejor amiga y la molestó para ponerse en contacto conmigo, a veces afirma que no era consciente de lo que sucedía (le dije varias veces en detalle lo que hizo, además, él estaba presente). Elijo esta última salida fuera de la desesperación y fuera de la rabia. Desesperación, porque no creo que cambiase, y no quiero que lastime y traumatize a más mujeres. Rabia porque protegí a Tobias durante mucho tiempo y es hora de aclarar lo que es: un violador y un enemigo de las mujeres.

….

Mujer 2:

Conocí a Tobías hace 3 años, cuando acababa de cumplir 18. Desde el principio, fue una persona clave en mi vida, porque fue mi primer contacto político y también uno de los primeros hombres con los que tuve sexo. Todo esto me empujó a una posición dependiente. Tobias no sólo disfrutaba “formándome” políticamente en lo que él creía que era lo correcto, sino que mi falta de experiencia sexual era especialmente importante para él, para que así él pudiese decir que todo lo que él me hacía era “normal” o “la norma”.

Esto ya empezó con nuestra primera vez teniendo sexo, cuando me dio una bofetada, sin preguntar. Yo no me atreví a cuestionar esto. Aproximadamente medio año más tarde hablé con una amiga, que también se acostó con él y lloramos por exactamente la mismas cosas. Y por más todavía, pero no quiero profundizar demasiado en los detalles.

Con todo, Tobias actuó más correctamente hacia mí que hacia Mujer 1, me preguntó si estaba de acuerdo con la mayoría de cosas. Yo decía que sí a todo, y la razón era que quería darle todo lo que me daba la sensación de que es normal. Es difícil expresar estos sentimientos en palabras y casi no me atrevo a hablar claramente de violencia sexualizada (definitivamente, excepto por la bofetada). Aún pienso en lo que pasó entre Tobias y yo, es un fenómeno muy extendido en las relaciones heterosexuales y lo critico por robarme muchas oportunidades de decir ‘No’ a través de la asimetría de poder creada por él. Su imagen distorsionada de las mujeres fue aclarada a pesar de nuestro tiempo juntes (el cual, con rupturas, duró varios años). A menudo simplemente me sentía utilizada como un juguete sexual y era tan bueno y tan sucio como lo era yo (también en comparación con otras mujeres, que no satisficieron lo suficiente sus necesidades). Él también puso a Mujer 1 bajo presión hablándole sobre mí: me gustaría todo, estaría bien para mí, y a Mujer 1 simplemente no le gustaba su fetiche de humillación porque ella estaba rota emocionalmente. Sólo para permitirme estar cerca de él por esta razón – que yo sería la chica que diría que sí a todo – tomó mis oportunidades para explicarle sus límites.

Espero que, a través de este desenmascaramiento, algunas mujeres se sientan alentadas a hablar sobre problemas similares que pudiesen combatir, o disolver las situaciones con hombres donde se sientan como yo.

Lo absurdo de mi relación con Tobias era que él jugaría al salvador, el que me educaría políticamente y me explicaría el sexismo y cómo yo tenía que emanciparme. Por otro lado, me enseñó a decir sí a todo lo que quería de mí y no me sentía como una persona fuerte a su lado. En esta relación con Tobias se trató especialmente de abuso emocional, que estaba estrictamente conectado a un aspecto sexual, por lo que quiero unirme a este desenmascaramiento. Quiero que mis compañeras sean advertidas de este ser humano.

Y también la federación de hombres Wolf Down debería ser advertida. También tuvimos contacto con su batería, Sven, durante varios meses. En este tiempo, él mismo demostró a través de sus acciones y palabras ser un duro sexista. No daré ningún detalle en este punto, con el fin de proteger a otras personas implicadas.

¡Combate a la policía, a los nazis y a Wolf Down!

JUNTAS queremos hacer a Wolf Down asumir las consecuencias por este desenmascaramiento, a pesar de lo que podrían parecer. Está claro para nosotras que evaluaremos cómo reaccionarán a este desenmascaramiento. Perdimos la paciencia con chauvinistas, sexistas y violadores. Si Wolf Down intenta justificar, descuidar o incluso ignorar las acciones de sus miembros, no quedarán intactos. Los tiempos de la federación de hombres felices han terminado. Más y más mujeres muestran solidaridad hacia nosotras, están decepcionadas por esta banda taaaaaaan “política” y no se guardarán su rabia para ellas. Contad con conciertos siendo interrumpidos, les contaremos esto a la gente con sudaderas de Wolf Down y esta banda no será celebrada sin preguntar. Contad con la resistencia contra vuestro estado normal sexista.

¡Contra la violencia machista, autodefensa feminista!

….

Comunicado de la ex-cantante de Wolf Down, Larissa

Dejé Wolf Down hace unos 3 años y la gente todavía me pregunta por qué. Siempre me referí a ello como que eran razones personales. Las experiencias que había rtenido poco antes de que lo dejara han sido insoportables y no quería nada más que escapar del ambiente tóxico que se había creado dentro de esta banda. He conocido a Tobias y Sven como gilipollas sexistas intolerantes con una mala percepción de las mujeres. Nunca lo convirtieron en un secreto y estaban cosificando abiertamente a las mujeres, compartiendo imágenes e historias entre ellos. Después de haber estado en una relación con Sven, el batería, durante más de 7 años fui agredida de más de una manera, continuó incluso después de que terminamos. Trató de volver a mi familia contra mí y llamó a amigues y amigues de amigues a altas horas de la noche para saber sobre mi paradero y así sucesivamente. Sven no es de ninguna manera el feminista que afirma ser, es un patriarca sociopático una y otra vez, y por lo que sé que no ha cambiado ni un poco a lo largo de los años. Basta es basta. Estoy con las víctimas.

….

Declaración final de las víctimas de Tobi

Después de todo lo que ha pasado durante las últimas 48 horas, el comunicado de Tobi y la ruptura de Wolf Down, nosotras, como las víctimas, queremos publicar un último comunicado. No queremos permitirle al agresor tener la última palabra. Esta vez, estamos publicando en inglés, porque tras nuestro primer comunicado hubo una gran demanda de traducciones y queremos que tanta gente como sea posible pueda leer lo que tenemos que decir.

Nos disculpamos por cualquier error, esta no es nuestra lengua nativa y ya que ambas venimos de un trasfondo de clase trabajadora, de baja educación, no tenemos práctica expresándonos en el refinado inglés de abogado que Tobi usa. De todas maneras, queremos escupir nuestra rabia otra vez, aunque nuestras palabras sean crudas y torpes.

Leer el comunicado de Tobi nos sentó como una jodida broma, el hecho de que se le permitiese tomar tanto espacio, explicarse y justificarse con tantas palabras huecas, nos deja impactadas. Es una buena decisión de la banda el separarse – y a nuestros ojos, la única decente, pero en vez de publicar nuestras palabras en su sitio de Facebook, seguidas de una simple explicación de que obviamente estas circunstancias hacen imposible continuar posando como un grupo musical de izquierda radical, intentaron salvar lo que quedaba de su imagen. Las palabras de Tobi van desde lo hipócrita hasta lo asqueroso. Él escribe: “Mi autorreflexión sexual acerca del enfoque correcto para el sexo consensuado no había sido aún llevada al mismo nivel que mis convicciones de izquierda radical”. No entendemos por qué él parece creer que entender cómo funciona el sexo consensuado es un desafío político/intelectual. Ser un ser humano decente no debería ser algo para lo que necesitas un proceso de varios años, como formarte una opinión sobre la correlación entre el Estado y el Capital o alguna otra mierda profunda.

Él todavía no ha entendido un montón de cosas a pesar de que ahora afirma estar mágicamente iluminado. “Le hice cosas a ella para las cuales no pregunté por su consentimiento, durante sexo por el contrario consensuado no verbalmente”. Hacer cosas para las que no tienes consentimiento hace que todo el sexo sea no consensuado, gilipollas. Tobi también afirma que al menos él mantuvo el principio de que “no significa no”, lo cual simplemente no es verdad: un “no” para él siempre significó “trata de convencerme”, lo que acumuló un montón de presión, especialmente con el desequilibrio de poder que él produjo con todo su comportamiento abusivo.

Tobi está tan asustado de perder su vida como el “tío antifa guay” pero ni siquiera tiene las agallas de escribir la palabra “violación”, y en su lugar usa “tipo de violación”. Él también miente cuando me escribió que se sentía “no culpable” de lo que había pasado porque él fue “criado en una aldea bávara” donde nadie le habría enseñado sobre consentimiento. Esto pasó el 20 de junio y no “hace dos semanas” como él afirmó. Además, él escribe: “Me siento surrealista, he estado llamándome a mí mismo feminista durante años, pero tomé parte en jodidos mecanismos patriarcales y en la cultura de la violación. Una cultura que enseña a los hombres a tomar ‘lo que es suyo’ sin preguntar y que culpa a las mujeres de las consecuencias. Una cultura que presiona a los hombres a tomar un rol activo y obliga a las mujeres a tomar el pasivo”. Para mujeres de izquierda radical como nosotras leer estas líneas nos sienta jodidamente horrible y asqueroso. Muchas de nosotras nos unimos al movimiento para escapar del cruel ambiente que el Patriarcado produce y para intentar combatir nuestro camino hacia un mundo con libertad y sin violencia sexual para nosotras y para nuestras hermanas. Saber que mantenemos esta lucha junto con “aliados” masculinos que no son de ninguna manera mejores que los patriarcas y agresores de los que queremos escapar nos debilita y desalienta, a nosotras y al propio movimiento. Últimamente, hemos estado pensando en todas las mujeres asombrosas y con talento que conocemos y en cuánto tiempo tenemos que gastar en recuperarnos del trauma y lidiar con el daño hecho a nosotras por hombres que afirman públicamente ser feministas. ESTO YA NO ES ACEPTABLE. Y queremos aclarar que nuestra mayor esperanza en este desenmascaramiento y en todo lo que publicamos no es ver a gente quemando sus camisetas de Wolf Down (aunque lo apreciemos como un acto de solidaridad), sino ver a todos los hombres leyendo nuestras líneas preguntándose a sí mismos si reconocen alguno de sus comportamientos en las acciones que describimos y denunciamos. Sabed que las mujeres son personas reales con sentimientos y mierda y que más y más de nosotras hablaremos. Vais a ser responsabilizados por vuestras acciones.

Podríamos continuar cogiendo pedazos de lo que Tobi llama una disculpa, pero hay otras cosas más importantes que quedan por decir y no queremos seguir dándole tanto espacio a su opinión sobre lo que pasó. Sólo unas pocas palabras sobre los otros miembros de Wolf Down: Dave y Pascal no son en ningún caso angelitos despistados. Sabían sobre el comportamiento de Tobi y Sven con respecto a las mujeres durante todos estos años y sabían sobre las acusaciones de violación contra ellos desde hace al menos dos semanas. Por supuesto no tenían maldita elección de continuar una banda con dos personas pero no podían saber que íbamos a hacer públicas nuestras historias con Tobi. Lo que ellos llaman “respeto a las víctimas” era realmente la esperanza de sacudirse su camino fuera de esto sin que nada suceda y continuar con la banda como si nada hubiera pasado. Ambos nos conocen, saben nuestros nombres, conocen nuestras caras, han compartido conversaciones y comidas con nosotras durante los tiempos en los que éramos novias de Tobi. Conocen maneras de contactar fácilmente con nosotras en redes sociales. Pero no nos ofrecieron ninguna ayuda o apoyo en absoluto desde que Tobi les confesó. Además, Pascal y Tommy vieron a Larissa ser maltratada hasta que dejó la banda y a su ex-novio batería Sven y a Tobi empezar a usar Wolf Down como una forma de liarse con chicas. Ayer, el día en el que el desenmascaramiento se hizo viral, Larissa publicó un comunicado en su Facebook. Para todes les que aun no lo hayan visto, esto es lo que ella sacó tras años de permanecer en silencio:

“Dejé Wolf Down hace unos 3 años y la gente todavía me pregunta por qué. Siempre me referí a ello como que eran razones personales. Las experiencias que había rtenido poco antes de que lo dejara han sido insoportables y no quería nada más que escapar del ambiente tóxico que se había creado dentro de esta banda. He conocido a Tobias y Sven como gilipollas sexistas intolerantes con una mala percepción de las mujeres. Nunca lo convirtieron en un secreto y estaban cosificando abiertamente a las mujeres, compartiendo imágenes e historias entre ellos. Después de haber estado en una relación con Sven, el batería, durante más de 7 años fui agredida de más de una manera, continuó incluso después de que terminamos. Trató de volver a mi familia contra mí y llamó a amigues y amigues de amigues a altas horas de la noche para saber sobre mi paradero y así sucesivamente. Sven no es de ninguna manera el feminista que afirma ser, es un patriarca sociopático una y otra vez, y por lo que sé que no ha cambiado ni un poco a lo largo de los años. Basta es basta. Estoy con las víctimas.”

Tenemos que decir que estamos impactadas de que otras mujeres nos contactasen desde que publicamos el desenmascaramiento, contándonos sobre malas experiencias con Tobi y Sven. Además, ambas hemos encontrado tantas situaciones más en las que su flagrante misoginia era insoportable. Algunos ejemplos ara ilustrar un poco de qué estamos hablando:

– En el otoño de 2015, Wolf Down estaba de gira y fueron a nadar antes de tocar un concierto en una ciudad alemana (creemos recordar que era en Trier). En la piscina, bromeaban y retaron a Tommy a nadar con una mujer de mediana edad y decirle que a Tobi le gustaba pero que él no se atrevía a hablar con ella por sí mismo. Él le dijo que eran una banda de música llamada Wolf Down y que ella podía ir al concierto gratis, que Tobi la pondría en su lista de invitades. Se rieron de que la mujer se excitase. Cuando regresaron al lugar encontraron que había contactado con ellos en su perfil oficial de Facebook. Ellos la engañaron y trataron de conseguir que tuviese sexo con ellos. Cuando pidió el contacto privado de Tobi (porque ella creía estar hablando con él todo el tiempo) la bloquearon y la eliminaron. Más tarde Tobi se jactó de esta historia con “mujer 2” y le mostró la conversación entera. Justificó burlarse de una mujer al azar diciendo que “por lo menos había tenido una aventura por una vez en su aburrida vida de ama de casa, escribiéndose con unos chicos calientes tatuados”.

– Sven así como Tobi son famosos por contactar con chicas que encuentran atractivas en Instagram. Sven una vez contactó con una amiga nuestra diciéndole que debía hacer un vídeo en directo para él cuando él vió una historia de Instagram de ella dándose un baño. Ella se sintió disgustada con esto y cuando Sven fue confrontado por ello, él juró que no lo había dicho “en un sentido sexual”, que sólo quería “burlarse de ella porque algunas chicas son demasiado ridículas publicando todo lo que hacen en Instagram”. Él estaba convencido de que esto mejoraría su comportamiento.

– Cuando Sven descubrió que yo (“mujer 1”) estaba haciendo amistad con su actual novia, él continuó preguntándole a ella qué estábamos haciendo juntas, si habíamos quedado sólo para hablar o para tener una relación sexual/ver porno lésbico juntas. Sólo porque ambas somos mujeres bisexuales. Él también le dijo a “mujer 2” que sentía repulsa por mí porque yo “hablaba demasiado alto”, me sentaba y caminaba “como un hombre” y porque estaba interesada en el fútbol.

– Tobi me mostró mensajes de una conocida suya preguntándole dónde podían reunirse (para un cierto propósito que olvidé pero que no tenía que ver con ningún interés en él), diciéndome lo “desesperada” que ella obviamente estaba por conseguir quedar con él, y que sentía pena por ella.

Podríamos seguir durante horas con esta lista, pero en vez de eso elegimos dejar hablar a otra ex-novia de Tobi, que se acercó a nosotras en solidaridad con su historia, cuyos paralelismos con lo que nosotras experimentamos con él nos hizo llorar. Aquí están citas directas de los mensajes que ella nos envió:

“Hola, no te conozco pero Larissa me dio tu número. Yo, desafortunadamente, soy una víctima de Tobias también. Fue en el año [año censurado por razones de privacidad]. Me rompe el corazón ver que él siguió abusando de mujeres. Estoy temblando mientras leo su comunicado en Facebook porque no puedo creerme ni una sola palabra de lo que está escribiendo. Creo que todes deberíamos tener una oportunidad de cambiar pero yo seriamente pienso que él no lo hará. Estoy aterrorizada por el hecho de que él podrá abusar de más mujeres en el futuro, y de que siga pudiendo pasar el rato en la escena del hardcore como si nada pasase. Desearía poder abrazar a las mujeres que escribieron sus historias porque por primera vez me he sentido comprendida y es terrible saber que otras han pasado por el mismo sufrimiento que pasé yo. Gracias”

“Es muy importante para mí saber que al menos alguien me cree. Hasta ahora tuve que luchar contra él completaente sola ya que la mayoría de mis anteriores “amigos” seguían pensando que él es un “buen chico a pesar de todo”. Me manipuló constantemente, me hizo sentirme como una persona loca sólo por enfadarme como él hacía. Tuvimos una larga relación a distancia durante un año. Después de que rompiésemos nunca me dejó sola. Estuvo literalmente acechándome durante todos estos años y cada 4-6 meses escribiéndome algunos mensajes estúpidos sobre ser amigues otra vez, que yo NUNCA respondí, aunque él nunca paró. Dos veces le encontré de pie delante de mi puerta preguntándome si podía quedarse en mi casa. Otra vez yo estaba en un concierto de otro grupo en [ciudad censurada por razones de privacidad] y él me escribió “estoy aquí”, y allí estaba con unas jodidas flores, a pesar de todo. Él sabía que yo no quería volver a ver su cara y que entonces yo incluso tenía novio. Tuve dos relaciones largas después de él y todo lo que él hizo fue hablar mierda sobre mis novios y hacerme sentir avergonzada por estar con ellos. Para él, el mayor poser de todos los tiempos, ellos no eran lo suficientemente guays. Supongo que no es necesario que diga que me engañó más de una vez. Aun así, mientras aun estábamos juntes, él ni siquiera quería que yo quedase con otros hombres o cosas así porque estaba celoso. Hace un mes me escribió otra vez intentando disculparse por todo lo que me había hecho, por manipularme y por hacerme irme a la cama con él cuando yo no quería y luego desaparecer durante meses, dejándome allí sola y abusada como un trozo de carne. Todo lo que él quería de mí siempre era sexo. Su razón para hacer esto es que él es sólo un pobre chico que viene de una familia alemana sexista y ahora ha aprendido lo que es el feminismo. Entonces las historias de las otras dos mujeres salieron a la luz y entendí qué estaba pasando realmente. No estaba sorprendida pero estaba sin duda aterrorizada y disgustada de que él siempre seguirá así. Conocí a muchas personas malas en esta vida pero Tobi es sin duda el peor ser humano que puedo imaginar, bajo cualquier aspecto. No hay ni una sola cosa en él que yo pudiese salvar porque él sólo es, literalmente, un montón de basura. Ojalá la gente me creyera entonces, cuando les decía que era un agresor y un mentiroso porque tal vez todo lo que pasó después no sería una realidad horrible. Sven intentó lo mismo conmigo hasta que me di cuenta de que era como Tobi. Los dos estaban literalmente sentados juntos pidiéndome desnudos (que afortunadamente nunca envié) y riéndose de mí por la espalda. Una antigua amiga de ellos me advirtió que estaban intercambiando fotos de otras chicas y burlándose de lo buenas que estaban pero de lo estúpidas que eran. Sven es tan malo como Tobi, quiero que la gente realmente vea eso también. Me quedé sola e impotente hasta ahora “

Ambas compartimos las preocupaciones de la tercera ex-novia de Tobi porque él nunca cambie. Esa es la razón definitiva por la que escribimos este ocmunicado final. Y porque no podíamos dejar que Tobi se saliese con la suya con sus falsas excusas. Y porque queremos cerrarnos ahora. Y porque queremos mostrar a todas las mujeres que fuesen alguna vez abusadas que si habláis de ello, no sólo os ayudáis a vosotras mismas, lo más probable es que ayudéis a muchas mujeres más a dejar de sentirse solas, “locas” y rotas.

Queremos agradecer a cada mujer en particular que se ha posicionado en solidaridad con nosotras, que nunca olvidemos que la hermandad es nuestra principal arma.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios