Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

53.000 milicos a la puta calle! Recortes trampa en el Ejército

El Estado Mayor de la Guerra presenta una reconversión sobre 53.000 soldados que se irán a la puta calle. En algo estamos de acuerdo, sobran milicos.

militaresEl jefe de Estado Mayor de la Defensa JEMAD, almirante general Fernando García Sánchez, ha presentado el denominado «Proceso de Transformación de la Fuerza» por el cual las Fuerzas Armadas mantendrán alistadas y con plena capacidad operativa a 67.000 efectivos, de los aproximados 120.000 de que dispone ahora.

Deja a 53.000 efectivos de apoyo a la fuerza y en los cuarteles generales como remanente sobre el cual podría aplicarse una reducción progresiva.

Así será el ejército que nos matará

Esos 67.000 efectivos del Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire nutrirán a la denominada Fuerza Conjunta. A su vez estas Fuerza Conjunta se dividirá en 12.000 efectivos para efectuar los cometidos permanentes de las Fuerzas Armadas en España (vigilancia y seguridad marítima contra la migración, defensa y operaciones aéreas de ámbito nacional, ciberdefensa o inteligencia contra activistas y empresas), 15.000 efectivos de los tres Ejércitos para planes de reacción rápida o de contingencia y efectuar así misiones en solitario o combinadas con los aliados en el exterior (por ejemplo, las misiones terroristas en el exterior como Afganistán, Líbano...; provocar catástrofes humanitarias; participación en misiones de subversión de la OTAN; deteción de civiles ...) y otros 40.000 efectivos que no estarán integradas en ese núcleo de 27.000 efectivos pero conformarán el «banquillo» rotatorio de los parásitos. Adaptación libre de ABC

El Estado está en plena fase de reconversión, recortando donde sea con tal de mantener la superestructura, los órganos de dirección; de mantener la situación de extorsión perpetua y repartirse entre ellos el botín llamado impuestos.

El Ejército no puede ser distinto. Le sobran chusqueros pero les faltan empresas en con las que poder negociar y desviar fondos. Esas empresas se crearán con subvenciones, aplicando modelos ya vistos en educación o sanidad.

¿Un intento de sanear las cuentas del Ministerio? Ni mucho menos. 
Las intenciones del Ministerio, Política de Estado, están encaminadas ni si quiera a la producción, sino a la comercialización de productos bélicos. En este campo todos los Ministerios  participan de una u otra manera en la orgía de comisiones y sobresueldos. La factura es pagada por todos los extorsionados en formas de rescate, ergo impuestos.

Tres beneficios obtendrán a medio plazo los Mandos Militares:

  • - Se aseguran que los descerebrados expulsados del ejército sean reclutados por las empresas de seguridad, organizando los círculos fascistas y asegurando el poder a medio plazo.
  • - La disminución de fuerzas represivas dejará muchos patrimonio sin un uso, listo para ser vendido por los generales sin dar muchas explicaciones.
  • - El dinero que sobre de pertrechar a los 53.000 parásitos servirá para armar hasta los dientes a los restantes, lo cuál implicará aún mayor presencia en el extranjero, sobre todo a las órdenes de la OTAN.

En un alarde de imaginación, al igual que eliminaron colegios y hospitales públicos, maestros y profesores,  y encarecer los servicios por medio de la contratación privada, el Ejército aplicará el mismo modelo. Se deshará de su carne de cañón para centrarse en el negocio verdaderamente lucrativo, la contratación de empresas de seguridad privadas vía comisión/sobre. Las famosas contratas americanas, ejércitos privados: mercenarios. Estos contratos están protegidos por todo tipo de leyes que aseguran el secretismo y oscurantismo, y hace las transaccioens intrazables. No hay nada que el Estado no pueda contratar.

¿Creíamos que la industria militar era una cloaca infecta? No hemos visto nada todavía. Les sobraban policías e introdujeron nuevos poderes a las empresas de seguridad para deshacerse de ellos. Esta reconvesión del ejército es solo el siguiente paso. En el horizonte la militarización de la policía, como ocurre en ciudades como Nueva York o Rio de Janeiro. Esta militarización pasa por el aumento de los prodistúrbios/provocadores.

Muerte al estado y viva la anarquía

Fuente - LA TARCOTECA Contrainfo: 53.000 milicos a la puta calle! Recortes trampa en el ejército
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios