Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

De militares de carrera a funcionarios civiles: Fascismo Real Ya!

ppEspaña se derrumba, el ejército es otra de las satrapías del estado/gobierno: parasitario, improductivo, privilegiado, despótico y nepótico. Es un vertedero con mil fugas al que el gobierno quiere ponerle parches. Al estado, a las oligarquías, les interesan las armas, mercancía que se compran y se vende sin supervisión ni medida, no los soldados. Los soldados temen por sus puestos. La sociedad se revuelve, y cada vez es más difícil contenerla por medio policiales.

La respuesta a un problema fundamental se resuelve con una solución sorprendente: militarizar las instituciones públicas.

Aseguraba esta semana Cristóbal Montoro que España no tardaría en asombrar de nuevo el mundo y puede que el Gobierno esté a punto de conseguirlo. A propuesta de Defensa, el Consejo de Ministros estudiará próximamente un proyecto para modificar la carrera militar que, en esencia, consiste en convertir a militares de carrera en funcionarios civiles y, ya de paso, ‘militarizar' la Administración del Estado.

Más allá de intentar recolocar a los altos mandos militares que sobran en el mastodóntico cuerpo de oficiales del Ejército.

La modificación de la ley 39/2007 de la Carrera Militar regulará una nueva situación administrativa a la que se denominará "servicio en otras Administraciones Públicas ajenas a la Administración Militar".

Los oficiales que se acojan a esta nueva situación administrativa mantendrá su condición de militares, si bien en suspenso. publico.es

LA MILITARIZACIÓN DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS!

El estado sabe que los militares sobran porque parasitan, y lo que chupan ellos no se lo llevan los políticos/caciques. Pero tienen una función fundamental que siempre ha estado en el ideario fascista clásico, defender a las oligarquías cuando falle la policía: jerarquía, orden y patria ¿Cómo defender a las oligarquías y eliminar soldados? Dejándolos latentes, con un cargo en algún despacho.

Están tan seguros de que el estado no caerá, que sus instituciones se mantendrán incólumes y que los que trabajen para él serán privilegiados, que se atreven a ofertar sus puestos a los militares primero.

A sabiendas de su dominio económico, empleando a soldados en vez de civiles se aseguran el dominio ideológico, sobre los órganos sociales de control, que a la postre les dará el dominio político. La verdad es que es un camino que no sabemos a donde conduce: catolicismo, jornadas de 14h, no vacaciones, salud privada, no pensiones,... es la involución de la sociedad al siglo XIX.

UNA MEDIDA ACORDE CON EL IDEARIO FASCIASTA, EL TIRO POR LA CULATA

En un manifiesto público firmado por los grupos más importantes de la extrema derecha española vemos entre otros puntos:

  • La regeneración del actual sistema de Administración de Justicia.

El nuevo proyecto va acorde con el ideario fascista, pero el tiro le puede salir por la culata a más de uno. El sistema capitalista es uno, y el fascista es otro, y por más que tengan similitudes tienen sus diferencias. En la lucha fratricida por el poder los fascistas no dudaran en cortar las cabezas necesarias, literal, para alcanzar el poder y sus objetivos, incluso la de los actuales dirigentes.

  • El reemplazo de la actual clase dirigente por una renovada que responda a los intereses de la nación y rinda cuentas ante ella.

  • La derogación de la Constitución Española de 1978

Los neocons en cambio creen que podrán corromper lo suficiente a las entidades militares y fascistas como para acallar sus reclamaciones, como hicieron con los partidos políticos o lo sindicatos en su tiempo. Solo podemos especular cuánto tiempo jugarán al palo y la zanahoria como hicieron con las izquierdas.

Por otra parte el previsible aumento de la corrupción, producto del corporativismo e ineficacia consiguiente,  aseguran un aumento del malestar social premeditado. Este malestar solo atiende a la voluntad, imaginaria necesidad, de aumentar la inestabilidad interna, retroalimentación positiva: más inestabilidad> más represión> más inestabilidad>... que conducirá al estado policial-militar tanto tiempo anhelado.

FASCISTAS EN EL GOBIERNO

Este impulso gubernamental no es una cortina de humo, demuestra que el ideario fascista está más presente que nunca en la "sinmente" política. No hace falta que lo digan, que lo expresen o que se filtre. Se ve en cada una de sus medidas. Esta la más evidente. Estamos en guerra, y la estamos perdiendo.

Los fascistas cada vez tienen más cerca el sueño de hacer de cada hezpañol un soldado o un traidor

Abajo el fascismo, muerte a los fascistas!

Fuente/ LA TARCOTECA Contrainfo: De militares de carrera a funcionarios civiles: Fascismo Real Ya!
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios