Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Tratos crueles, inhumanos y degradantes en la cárcel de Soto del Real (Madrid V)

Como se puede ver en tokata.info, José Ruyman Armas Santana, lleva varios meses -en realidad, muchos años- en lucha contra los abusos de los carceleros. Desde que en diciembre de 2015 denunció a varios carceleros que le habían pegado una paliza, en al cárcel de Monterroso (Orense), viene sufriendo todo tipo de represalias: traslados continuos -que agravan el hecho de que le tienen en la península, cuando él es de Las Palmas de Gran Canaria y allí vive su familia-, aislamiento, malos tratos y torturas como tenerle varios días atado en una cama de “sujeción mecánica”, además de “venganzas pequeñas” como privarle de su televisor o otras pertenencias que, al parecer, se han ido “perdiendo” en los traslados. Ha intentado resistir denunciando al mismo tiempo su situación por medio de huelgas de hambre y de sed, que no han tenido apenas repercusión en la calle a causa de la dificultad en las comunicaciones, ya que su familia vive en Canarias y no puede afrontar a menudo los gastos de viaje y las cartas de dentro a fuera y de fuera a dentro no llegan casi nunca a su destino.

El 29 de septiembre, cuando Rafaela Santana Cruz, su madre,  Jesús Adonay Armas Santana, su hermano, y un amigo, Alexander Velásquez, acudieron a comunicar con él a la cárcel de Soto del Real, no querían dejarles pasar por haber llegado unos minutos tarde. Tuvieron que suplicarle al carcelero de turno que estaba en actitud despótica, haciéndole ver que habían viajado desde Canarias y, teniendo el billete de vuelta comprado, no podrían comunicar más que ese mismo día y el siguiente, después de años sin haber podido hacerlo. Cuando consiguieron ver, por fin, a Ruyman, lo encontraron tenso y asustado, rodeado de carceleros, varios de ellos con cascos, chalecos especiales, guantes y porras en las manos. El muchacho estaba todo amoratado, con hematomas en ojos, cuello, espalda y muslos, marcas de esposas o ataduras en las muñecas y tobillos y una herida reciente en una ceja, con varios puntos de sutura. Les contó a su madre y hermano que lo tenían encerrado en una celda, amarrado a la cama, sin radio ni televisión, que le estaban torturando y le habían amenazado con ahorcarle y hacer ver ante el juez que se había suicidado. Les pedía llorando que lo sacaran de allí. Pudo hacerles llegar dos partes médicos de lesiones, con fecha del mismo 29 de septiembre, donde se constatan diversas lesiones, y que “refiere” haber sido agredido por los funcionarios.

Lo mínimo que podemos hacer es escribirle al compañero para darle ánimos y que vean que no está solo. La dirección es la siguiente:

José Ruyman Armas Santana

Centro Penitenciario Madrid V

Carretera M-609, km. 3,5

28791 Soto del Real (Madrid)

También se puede llamar a los teléfonos de la cárcel interesándose por él:

91 844 77 00; 91 335 60 99; 91 844 77  58

O enviar fax:

91 844 78 0391 844 77 12

Y lo mismo al juzgado de vigilancia correspondiente:

Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 2 

Plaza de Castilla, 1

28037 Madrid

Teléfono: 91 493 36 84

Fax: 91 493 36 85

Descargar modelo de fax

Para enviar fax gratis vía e mail

tokata.info

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios (1)

  • Purificación Navarro Plaza

    Denunciar

    El día 24 de diciembre de 2016 se llevaron a mi hijo a la cárcel por no haber pagado una multa de 1.000 y algo euros, en primer lugar mi hijo es insolvente, un enfermo, consume estupefacientes, estaba a la espera de ingresar en el centro Proyecto Hombtre en guadalajara, lo que sucede es que, hay una larga cola de espera con lo cual, si un enfermo decide rehabilitarse tiene que pasar un largo periodo de tiempo y después de la desintoxicación cae otra vez y vuelve a consumir, es un círculo del cual, no se quedan en el camino la mayoría de este colectivo, no lo tienen fácil, no interesa deje de consumir, son los que llenan las arcas de muchos criminales, el negocio es muy rentable, ilegal, pero los poderosos Narcos, no pisan la cárcel para nada, tienen poder y dinero, eso los hace intocables, en otro orden de cosas, mi hijo no debe estar en la cárcel si no en el centro de rehabilitación, es lo que manda la Ley, por consiguiente la están obviando, y eso es un delito, el juez ha cometido pr

Añadir comentarios