Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Argentina] Nicolás Morás: "El Tarifazo es consecuencia directa de una economía oligopólica"

En un contexto de elevada inflación (en torno al 36% anual), el gobierno de Mauricio Macri acelera la multiplicación de las tarifas de servicios públicos. Sí, multiplicación. 

La mayoría de los hogares argentinos está pagando la energía eléctrica en el orden de un 400% más cara que el bimestre anterior. A partir de Mayo aumentarán  las tarifas del gas natural (300% promedio), el servicio de agua potable y cloacas (hasta 375% dependiendo el lugar) y el transporte público (100%). 

Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda.

Los ajustes han sido anunciados y defendidos ante los medios de comunicación por el Ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay (Ex-JP Morgan), así como por los titulares de la cartera de Tranporte Guillermo Dietrich (empresario automotriz) y de Energía, Juan José Aranguren (Ex-Ceo de Shell Argentina). 

Macri lleva menos de 4 meses en la Casa Rosada, pero las especulaciones periodísticas sobre el ritmo de implementación de sus políticas conservadoras (Gradualismo vs. Shock) ya son parte del pasado. 

Según el oficialismo, las subas obedecen a la reducción de los subsidios a los consumidores. Medida necesaria, afirman, para reducir el imponente déficit fiscal del 6% heredado del gobierno anterior. 

Mientras tanto, la oposición parlamentaria no ofrece batalla. El debilitado bloque kirchnerista en el Congreso se encuentra paralizado por las pugna entre facciones internas y las deserciones encabezadas por el ex-director de la ANSES (Seguridad Social) Diego Bossio

Las únicas críticas resonantes provinieron de los diputados Elisa Carrió y Sergio Massa, aliados circunstanciales de la gestión macrista. Este último , líder del peronista Frente Renovador, declaró que "Macri entró al quirófano con una motosierra", dando a entender que el ajuste era necesario, pero su aplicación fué brutal. 

En síntesis, ante una clase trabajadora consternada por el ataque a su bolsillo, el debate público se resume entre la necesidad o el ritmo de la quita de subsidios.

Sólo una voz se ha levantado contra esta dicotomía, proponiendo llevar a tela de juicio el rol de las corporaciones que proveen estos servicios.

“Hoy se preguntan cómo llegamos a esta situación. Observo un interés repentino sobre aquella vez que un grupo de estudiantes secundarios tomaron la Municipalidad de Bariloche, cuatro años atrás exactamente, cuando no se conformaron con la limosna del boleto estudiantil, y exigieron el cese del duopolio que controla los ómnibus, el fin de la mafia de las licencias y los privilegios insultantes que regala el Estado en forma de contratos leoninos”

“Aquella vez exigimos competencia, igualdad, cooperativas, mercado contra oligarquía, ¿Y qué nos contestaron ustedes, que eran gobierno, subsidiadores compulsivos de los monopolios? Nos dijeron que éramos utópicos, qué todos los países del mundo subsidian, que todos los países del mundo mantienen corporaciones estatales o para-estatales.

Ahora lloran sobre la leche derramada. Y tildan a Macri de “Ceo-crata”, pero lo único que hicieron en 12 años fue allanarle el camino.Ustedes gobernaron para las corporaciones y las corporaciones se los fagocitaron. Los libertarios no apoyamos subsidios ni prebendas que nacen de la expoliación estatal al pueblo.

Los libertarios abogamos por la libertad y nos alzamos contra la estafa, y ni sueñen conseguir la más mínima colaboración de nuestra parte”.

Morás baja de un salto el atril ante abucheos de los miembros del sindicato kirchnerista CTA, a quiénes fue dirigido su discurso, y tibios aplausos de los suyos y de otros tantos participantes de la asamblea en cuestión.

Fundador  y ex dirigente de la federación estudiantil Izquierda Libertaria, sus columnas en la prensa fueron por años el azote de los caciques peronistas del interior del país, y hoy amenazan con serlo también de la debutante aristocracia política de Cambiemos.

  • Toca preguntar ¿Cómo llegamos a esta situación?

Por desidia. Los pueblos se hacen cómplices de sus depredadores cuando ignoran deliberadamente las cadenas que les impusieron. Sólo las recuerdan cuando los grilletes aprietan demasiado y para entonces ya es tarde.

Nicolás Morás posa ante graffiti libertario.

 

  • ¿Osea, no hay más salida que resignarse al tarifazo?

Al contrario, la salida es no resignarse al sistema que trajo el tarifazo. Durante una década los usuarios recibieron facturas accesibles al mismo tiempo que les subieron todo tipo de impuestos. Desde el ABL (Alumbrado, Barrido, Limpieza) que cobran las municipalidades hasta el distorsivo “Impuesto a las ganancias” que fagocita el salario de muchísimos trabajadores. Casi todas las boletas en cuestión dicen que los servicios están subsidiados ¿Y nadie lo leyó? ¡Por favor!. Estoy seguro de que poca gente se interesó en conocer la fuente de los subsidios. Si uno analiza incluso los presupuestos oficiales del Estado Nacional se da cuenta de que los subsidios a los consumidores son una mera transferencia de recursos a los trabajadores…quitados a los trabadores. Y la comisión más la medalla política se la queda por supuesto.

  • ¿Sería lógico reclamar que reduzcan los impuestos en la proporción que se reducen los subsidios?

Sí, sería lógico. Más lógico que pedir que mantengan ese esquema subsidiario. Sin embargo nos contestarían que así es imposible reducir el déficit, porque una ecuación de menor gasto y menor recaudación no les conviene.

Habría que preguntarse por qué existe el déficit, el desiquilibrio entre recaudación y gasto, y esos señores (refiriéndose a las agrupaciones kirchneristas) lo saben mejor que nadie. Los estatistas son máquinas de gastar descontroladamente, de gastar cada vez más. Esa irresponsabilidad es resultado del poder, de la disposición forzosa de los recursos de otro. Bueno, llegaron al punto donde trabajamos la mitad del año para costear su fiesta y aún así no les alcanza, y entonces aparecen la emisión monetaria y la deuda interna y externa, otras maneras de esquilmarnos, pero a plazos.

Más allá de eso, no me importa que aleguen, este país tiene una carga fiscal atroz y de por sí todo impuesto es una violencia injustificable para mantener a un aparato criminal. El meollo de la cuestión es que la gente se niega a ver la realidad del Estado, protector máximo de la élite, y decide ver a un potencial salvador que resuelva sus problemas.

  • Retratás una suerte de Síndrome de Estocolmo. Volviendo al punto de las tarifas, vos decías que los costos no guardan relación con los subsidios. ¿Cómo es eso?

El Estado subsidia parte de un precio total. Ese total está compuesto por un costo productivo, que el público desconoce y no discute, y una X ganancia, que el público también desconoce y tampoco discute. Sin subsidio al consumo, ese precio total recae, valga la redundancia, totalmente, sobre los hombros de los usuarios.

Si bien los detalles productivos varían, por ejemplo el gas, que es importado contra la extracción del agua que en nuestra geografía es sumamente económica, en todo los casos nos enfrentamos a un precio inamovible. ¿Cómo se llega a un precio inamovible, hermético? Sólo y exclusivamente gracias a la inexistencia de competencia, y por ende la imposibilidad de negociación entre oferentes y demandantes. El Tarifazo es una consecuencia directa de la economía oligopólica, cartelizada, con un mercado cautivo en un área tan sensible como la de los  servicios básicos, de primera necesidad.

  • ¿Qué gana el gobierno manteniendo la cartelización?

Durante la última década escuchamos a los propagandistas del régimen anterior llenarse la boca sobre el poder real. El kirchnerismo no sólo no enfrentó a las corporaciones, sino que sirvió para encumbrarlas luego del desprestigio que sufrieron en la Crisis del 2001. Mi punto es el siguiente: Si es público y notorio que detrás del discurso progre se multiplicó la riqueza concentrada de la burguesía industrial fordista, Barrick, Monsanto, los señores feudales que manejan el tranporte público, etc… ¿Qué esperás que suceda en un gobierno de ex gerentes que jamás oculto su servilismo a la peor parte del empresariado argentino?

  • ¿Aunque ese servilismo les cueste alto en términos de popularidad?

Para un político es mejor ganarse la antipatía popular, que es reversible, antes que perder a sus financistas de campaña o a sus socios en la corrupción. Además Macri está aprovechando ahora para no aproximarse a las legislativas de 2017. Sin embargo, buena parte de la clase media celebra que le suban las tarifas, como si fuese un acto de responsabilidad cívica dejarse extorsionar.

      En breve: ¿Qué sistema alternativo al actual y viable en el corto plazo proponen los libertarios?

Abreviando al máximo: La libre competencia, el máximo temor de Aysa, Edenor, Edesur, los distribuidores, etc…

El único impedimento para que diferentes empresas de ómnibus compitan por los mismos trayectos, ofreciendo mejores precios, mayor eficiencia o confort en los vehículos para ganarse al cliente, ¿Sabés cual es? La legislación. La legislación hecha a medida para obedecer a los intereses creados. El estatismo es, en efecto, sinónimo de “monopolismo”, siempre en busca de concentrar mayor poder y generar mayor dependencia de los ciudadanos. Y en el proceso se fraguan enormes ganancias para las corporaciones privadas que participan.

Este ejemplo aplica para la telefonía, la electricidad, el agua, el cable y lo que se te ocurra. Se trata de sectores hiper-regulados que se explotan a través de licencias.

  • ¿Y las Cooperativas de electricidad, por ejemplo?

Las que ya existen, por ejemplo en la Costa Atlántica o en la Patagonia, son Cooperativas testimoniales. Una vulgar estafa, son plataformas para carreras políticas, instituciones de nula participación de los socios que ocupan el lugar monopólico y lucrativo que en otras localidades les toca a las empresas.

Ahora, en un sistema de libertad formar cooperativas genuinas sería una excelente manera de garantizar la provisión de los servicios básicos “al costo” para los usuarios. Decime, ¿Quién no está de acuerdo en que debe existir el acceso universal al agua, y al menor precio?

  • ¿Da resultados concretos la lucha de los outsiders?

Debería repreguntarte dónde están los resultados tangibles de los partidos que se autoproclaman vectores de las causas populares. Sin embargo no me manejo con evasivas: Sí, da resultados concretos. A través de las marchas contra la minería contaminante forzamos a la gobernación de Río Negro a cancelar los acuerdos con Barrick y gracias a la lucha cívica los rionegrinos tienen una provincia libre de contaminación por cianuro. Así mismo en 2013 doblegamos a la gestión de la intendenta Martini en su intento de elevar drásticamente las tasas municipales a comercios y viviendas, y fue a gracias a la movilización de los damnificados, sin ningún apoyo partidario.

En más de una ocasión no llegamos a las metas, la toma de la municipalidad contra el monopolio es un buen ejemplo. Aún así no la considero un fracaso, por que fue otro hito de propaganda por el hecho, de lucha por una causa de la que ninguna otra organización quiere hacerse eco.

Nosotros entendemos que el anarquista debe involucrarse en toda causa afín a su profundo sentido ético, manteniendo la coherencia con los métodos, también. Docenas de veces colaboramos con asociaciones civiles, ONGs, asambleas, etc… no somos sectarios. Nuestro éxito depende de la capacidad para responder a las demandas puntuales de la gente, y a través de ellas canalizar un mensaje más amplio.

  • Para terminar. ¿Cuál es tu opinión sobre la sociedad off-shore de Macri descubierta a raíz del escándalo “Panama Pappers?

Muy simple: Los políticos se permiten conductas que pretenden restringirle a los ciudadanos, fieles al doble pensar orwelliano.

De todas formas me preocupa la globalización agresiva en materia de represión fiscal, que va de la mano con la ciber-vigilancia que tanto han denunciado Assange o Snowden.

Y por supuesto, no por Macri y sus amigos, sino por sus víctimas, cuyo margen de maniobra para escaparse del Leviatán es cada vez más acotado.

Alejandra Cáceres
Buenos Aires

 

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.92 (12 Votes)

Comentarios (2)

Añadir comentarios